Miguel Argaya Roca entrevistado por elmunicipio.es (I parte)

Miguel Argaya Roca entrevistado por elmunicipio.es (I parte)

7
Compartir

Miguel-Argaya-Roca

“Si al hablar de “estética falangista” se refiere a la camisa azul, el brazo en alto y los actos públicos paramilitares, me parece que hoy son más un obstáculo que un medio de ganar adeptos y simpatías. Pero si, como debe ser, hablamos de “estética falangista” como un “estilo”, es decir, como la expresión exterior de una previa ética interna falangista, entonces no me cabe duda de que no supondría obstáculo alguno, sino al contrario, un poderoso y atractivo acicate para el acercamiento de la juventud actual a la figura de José Antonio” Miguel Argaya Roca.

Miguel Argaya Roca: valenciano (1960), historiador, ensayista, poeta, crítico literario, profesor, Maestro, caballero legionario; joseantoniano, de quién ha escrito “Entre lo espontáneo y lo difícil” (Apuntes para una revisión de lo ético en el pensamiento de José Antonio Primo de Rivera) Ediciones Tarfe, 1996. Oviedo-Asturias-España. Trabajo del que Stanley Payne ha dicho: “Creo que es lo mejor que se ha escrito sobre el tema”. Destacamos también obras suyas como:

“Los viejos postulados de la Nueva Derecha”. El fascismo en la era posmoderna. Círculo Nuevo Criterio, La Coruña, 1998. “Los fundamentos de la Falange”. Falange Española de las JONS. 2000. “Historia de los falangistas en el franquismo”. Plataforma 2003, Madrid 2003. “La España por venir: una interpretación histórica de España”. Visión Libros, Madrid 2006.

Ha realizado más de cincuenta entradas en el Diccionario Biográfico de la Real Academia de la Historia.

Su obra poética es extensa; funda y dirige la revista de literatura “Omarambo” (1989-1992) en Talavera de la Reina (Toledo). En 1998 funda y codirige la revista “Norma” de poesía y pensamiento, reivindicando la recuperación de una poesía humanizada. Títulos como “Luces de Gálibo” (1990). “Geometría de las cosas irregulares” (1992). “Carta triste a Jorge” (1993). “Curso, caudal y fuentes del Omarambo” (1997). “Laberinto de derrotas y derivas” (1999). “Pregón de trascendencias” (2000). La Ciudad El Deshielo La Palabra (2007). Merecen ser leídas y sobre todo sentidas.

Miguel Argaya ha respondido a nuestras preguntas, como él sabe hacerlo, con rigor, precisión y gran generosidad en concedernos su tiempo y su saber. Estas son las respuestas a nuestras preguntas:

1.-elmunicipio.es– Se dice que José Antonio Primo de Rivera fue, entre otras cosas, un señorito fascista totalitario, un antidemócrata ultraderechista, un violento golpista amigo de Franco, un político conservador fundamentalista, un nacionalista racista e imperialista, un antimarxista amigo de los capitalistas,…¿Ud. qué dice de todo esto? ¿Quién es para Ud. José Antonio Primo de Rivera?

Miguel Argaya.- Creo que existe un desconocimiento total sobre la figura de José Antonio debido sobre todo a la desinformación de muchas décadas. Está claro que interesaba e interesa a los grupos de presión dominantes, sean de derecha o de izquierda, desvirtuar la imagen de un hombre que se planteó su vida política desde la coherencia personal más absoluta y desde el deseo de romper el torticero juego dialéctico que sostiene al Sistema. Pero creo que la responsabilidad de la falsificación también se debe a la desidia de los propios seguidores joseantonianos, envueltos siempre en refriegas y conspiraciones internas e incapaces por tanto de romper ese cerco.

2.-elmunicipio.es – ¿La estética falangista de los tiempos fundacionales, de la que tanto se abusó superficialmente en el Régimen franquista, en qué medida es hoy un obstáculo para la comprensión de la Falange fundada por José Antonio y de la transmisión de sus verdaderos postulados doctrinales?

Miguel Argaya. – Si al hablar de “estética falangista” se refiere a la camisa azul, el brazo en alto y los actos públicos paramilitares, me parece que hoy son más un obstáculo que un medio de ganar adeptos y simpatías. Pero si, como debe ser, hablamos de “estética falangista” como un “estilo”, es decir, como la expresión exterior de una previa ética interna falangista, entonces no me cabe duda de que no supondría obstáculo alguno, sino al contrario, un poderoso y atractivo acicate para el acercamiento de la juventud actual a la figura de José Antonio. La pena es que ese “estilo” de vida no se deja ver en demasía. Los falangistas somos todos -yo incluido- muy miméticos de la estética del Sistema. Queremos hacernos visibles, y a la vez camuflarnos. Nos quejamos continuamente de los valores del Sistema pero nos envolvemos pasivamente en ellos. Nos gusta jugar a ser “antisistema”, pero nos gusta que el Sistema nos quiera… y que nos lo diga. Lo cierto es que, para ser “antisistema” hay que recibir el desprecio del Sistema… y asumirlo.

3.-elmunicipio.es – ¿Son compatibles, en sus rasgos esenciales, la doctrina expuesta por José Antonio Primo de Rivera con la de sus contemporáneos Mussolini y Hitler? ¿Cuáles son las diferencias fundamentales con ellos?

Miguel Argaya. – Ya he hablado de ese tema alguna vez. Rotundamente, no cabe compatibilizar la teoría política de José Antonio con la del fascismo italiano, y mucho menos aún con la del nacional-socialismo alemán. Las diferencias son de base filosófica. Por ejemplo, la idea de la dignidad del hombre como persona, que para José Antonio es esencial, mientras los fascismos renuncian no ya a la persona, sino al mismo individuo. “El individuo ha muerto”, dice un conocido texto de Mussolini. Otra diferencia es en cuanto a la manera de entender el Estado, puramente instrumental para José Antonio y totalitario para los fascismos. “Nada sobre el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado”, es otro famoso lema mussoliniano. La tercera diferencia estriba en el modo de acercarse al catolicismo. Para el fascismo, la Iglesia es una institución meramente tolerada en cuanto que sirva a los intereses del Estado; en José Antonio, todo su programa revolucionario está cimentado en la catolicidad, y esta -como todo el mundo sabe- no es solo un depósito de dogmas, ritos y valores, sino la adscripción a la Iglesia en la persona del obispo de Roma.

4.- elmunicipio.es – ¿Fue el Régimen franquista el que llevó a cabo la revolución que preconizaba la Falange de José Antonio Primo de Rivera?

Miguel Argaya. – El Régimen franquista no pudo llevar a cabo la revolución joseantoniana ni la llevó a cabo porque era un conglomerado diverso de grupos unidos solamente en su rechazo al caos frentepopulista. Franco, que no era falangista ni lo había sido nunca, supo sacar partido a la ingenuidad y al ardor combativo de los seguidores joseantonianos para hacer una España tradicional y conservadora, pero económicamente liberal. No se le puede echar en cara. Más bien hay que reprochárselo a los albaceas ideológicos de José Antonio, incapaces de ponerse de acuerdo ni en lo más pequeño.

José_Antonio_Primo_de_Rivera

5.-elmunicipio.es – ¿Podemos afirmar, entonces, que la sociedad, el Estado que proponía José Antonio Primo de Rivera está todavía inédito, que nunca ha sido una realidad?

Miguel Argaya. – Lo que está claro es que el Régimen anterior no representa en modo alguno ese modelo de Estado y de sociedad. Ceo que no ha habido otra ocasión para llevarlo a efecto. Las posturas de algunos falangistas actuales que miran con afecto y esperanza algunas revoluciones nacionales del cono sur de América me parecen temerarias y poco realistas. La izquierda, aun la extrema izquierda, es tan parte del Sistema vigente como la derecha más reaccionaria. Precisamente el motor del Sistema es la dialéctica, la alternancia constante entre esas dos posiciones. 

6.-elmunicipio.es – El ser falangista joseantoniano conlleva un estilo y una ética ¿Cuáles son los rasgos esenciales más definitorios según el pensamiento y el ejemplo de José Antonio?

Miguel Argaya. – Ya escribí algo sobre eso, y como todavía no he cambiado de opinión, me veo obligado a repetirme: hay una visión del ser humano como ser trascendente, es decir, compuesto de alma y cuerpo, portador de valores eternos; hay también un claro programa personalista con un sentido integrador del individuo; y la propuesta de una ética que está fundamentada en la católica pero incidiendo sobre todo en cuanto hay en ella de abnegación, servicio y sacrificio.

7.-elmunicipio.es ¿La idea del “hombre como portador de valores eternos” y la definición de Patria como “Unidad de destino en lo Universal” son conceptos originales de José Antonio o se encuentran en otros autores anteriores o contemporáneos de este?

Miguel Argaya. – Casi ningún concepto de casi ningún pensador es original al cien por cien. Sabemos que la idea joseantoniana de España como unidad de destino en lo universal tiene un claro precedente en la idea orteguiana de nación como “proyecto sugestivo de vida en común”. Sin embargo, la formulación joseantoniana es mucho más densa y más trascendente que la de Ortega porque incluye en la definición dos conceptos no siempre bien entendidos: la palabra “destino”, que supone que la idea original que impulsó el proyecto nacional español -la catolicidad reconquistadora y misional, evidentemente- no puede reinventarse ya que es el soporte constitutivo de España, y el término “en lo universal”, que hay que relacionar con la tesis también joseantoniana de nación como la ubicación histórica más adecuada para un pueblo que no quiera perderse entre las querencias físicas del terruño o en la evanescencia inasequible de la Humanidad. Respecto de lo de “el hombre, portador de valores eternos”, está claro que hay una influencia clara del Scheler católico, antes de perder la fe a mediados de los años veinte.

8.-elmunicipio.es – La “ley de amor” el “entendimiento de amor” el servicio como acto de generosidad y amor permanente que aparece en la base del pensamiento de José Antonio ¿Es solo una forma poética de expresarse o tiene una profunda etiología religiosa o ambas, qué opina Ud.?

Miguel Argaya. – Siempre me ha gustado esa referencia de José Antonio a la “ley de amor”, y me ha parecido entenderla en el sentido agustiniano más que en el de Pascal; es decir, más como cedazo de la pura acción cuando las urgencia de las circunstancias hace imposible la reflexión que como sustituto irracional de esta.  De ahí aquella frase tan intensa que corrige afectuosamente a Pascal: “El corazón tiene razones que la razón no entiende, sí, pero también la inteligencia tiene su manera de amar como acaso no sabe el corazón”.

9.-elmunicipio.es ¿Cree Ud. que los falangistas han entendido a José Antonio cuando hablaba de la “poesía que promete” frente a la “poesía que destruye”? ¿Por qué el falangismo es un movimiento poético? ¿Qué es la poesía para José Antonio Primo de Rivera?

Miguel Argaya. – El sentido que José Antonio da a la palabra “poesía” es un tanto ambiguo. Yo diría que con ella quiere representar metafóricamente el empuje y la alegría juveniles ante la acción revolucionaria. Por eso distingue entre “poesía que promete” y “poesía que destruye”, como queriendo decirnos que el mero fervor revolucionario no es necesariamente un valor, que puede ser incluso un antivalor cuando se ejerce con ánimo destructivo y sin acompañarlo de alternativas. También me gustaría decir que la composición de poesía, como género literario de creación, es algo intrínseco al estilo del falangista, pero temo que la realidad desmentiría esa afirmación. Llevo escribiendo poesía desde hace más de treinta años y solo he conocido a media docena de poetas falangistas vivos. Temo que al falangista le interesen en última instancia las mismas cosas que al que no lo es. Y vuelvo otra vez al principio de esta entrevista, cuando hablaba de la necesidad del falangista actual de “envolverse” pasiva y cómodamente en los valores y costumbres del Sistema.

10.-elmunicipio.es – Justicia y Patria, dos términos que pueden resumir el pensamiento joseantoniano ¿Qué peculiaridades, qué matices originales tienen estos conceptos en José Antonio que le diferencian del resto de pensadores?

Miguel Argaya. – La originalidad de José Antonio está precisamente en que no es capaz de separar ambos conceptos. Para José Antonio, no puede haber verdadera Justicia si se priva al ser humano de las condiciones de su arraigo, entre las que están inevitablemente la familia y la Patria; y no puede haber verdadera Patria sin Justicia, porque entonces la Patria se les aparecería a quienes viven en su seno como una madrastra maltratadora. Como dije una vez, una Nación puede no ser una Patria, igual que una familia puede no ser un hogar.

Miguel-Argaya-Roca-Libro

elmunicipio.es agradece a Dn. Miguel Argaya Roca su valiosísima colaboración y anuncia que en pocos días publicaremos la II parte tan interesante o más que esta primera. 

elmunicipio

loading...

7 Comentarios

  1. MAGNÍFICA la entrevista de elmunicpio.es al maestro Miguel Argaya. la estaba esperando con toda la emoción del mundo y todo el interés que desde siempre me ha sugerido el historiador, y poeta valenciano de Talavera. Miguel ARGAYA, una de las personalidades MÁS EXTRAORDINARIAS del "mundo azul", que he conocido nunca. Muy buenas las preguntas hechas por los responsables de esta página, y magistrales las respuestas que nos da Miguel. Para mi, que lo conozco personalmente, que lo admiro desde hace muchos años es guía y mentor, esta entrevista es un completo acierto, y supone para mí un chorro de luz, de esperanza y de poesía, en ese sentido casi metafísico, que yo entiendo en el verso. Deseando leer la segunda parte. Con hombres así, me justifico como persona y como falangista.

  2. Sin llegar al entusiasmo del anterior comentarista, a mi me parece la entrevista muy buena. Salvo pequeños matices estoy totalmente de acuerdo con las respuestas de Argaya. Así, pues, mis felicitaciones al entrevistado y al entrevistador. Ahora a esperar la segunda parte que seguro será tan buena con esta primera.

  3. Bien, biien, He leido la entrevista…Clara, Honda, al Corazón y a la Mente. Y esa así pues como bardo se ha sumergido no en la letra ni la grafía, ni el verso ni la prosa. Ha ido al nudo gordiano a desatar las ataduras que impiden volar a las flechas. Bien lo dices…el ardor del joven es guerra y amores…pero siin una buena razón destruyen los corazones… Hablas de poesía… quien la siente hoy en día, si las brumas del mercado enturbían todas la mentes y las hacen zopencas, y gritan dame pan y llámeme para besar tu mano…

    Pues claro que no era posible hacer una revolución, si los princiipes de la falange murieron sin apenas ver salir el Sol… Y ahora, es posible…es posible sembrar las cinco rosas para que se expanda por toda España, y en un Destino sin igual, acoger a Lusitania y la Hispanidad entera en el ideal, y no sueño, de Unir en la Diversidad lo que es la Meta de la Nación y la Patria, La Hispanidad entera.

    Un saludo, Sr. Argaya

  4. Profundizar intelectualmente sobre el pensamiento, las ideas, las frases, etc., de José Antonio es una tarea que se suele echar de menos en el variopinto, y muchos caso superficial, mundo azul. Miguel Argaya lo hace con hondura y sabiduría. Es muy de agradecer porque el Fundador de la Falange no fue un político al uso sino un revolucionario intelectual de los grandes conceptos de la política, colocando a su protagonista, el hombre como ciudadano, en el centro de ese universo.

  5. COMENTARIO A MIGUEL ARGAYA ROCA SOBRE EL TEMA LA

    CAMISA AZUL

    “Si al hablar de “estética falangista” se refiere a la camisa azul, el brazo en alto y los actos públicos paramilitares, me parece que hoy son más un obstáculo que un medio de ganar adeptos y simpatías. Pero si, como debe ser, hablamos de “estética falangista” como un “estilo”, es decir, como la expresión exterior de una previa ética interna falangista, entonces no me cabe duda de que no supondría obstáculo alguno, sino al contrario, un poderoso y atractivo acicate para el acercamiento de la juventud actual a la figura de José Antonio” Miguel Argaya Roca.”

    <>

    Hay dos cosas que diferencia a los falangistas de otras agrupaciones políticas y son: la manera de ser (clase) y el estilo y desde el principio José Antonio marco muy claramente NUESTRA MANERA DE SER:

    “Pero nuestro movimiento no estaría del todo entendido si se creyera que es una manera de pensar tan sólo; no es una manera de pensar: es una manera de ser. No debemos proponemos sólo la construcción, la arquitectura política. Tenemos que adoptar, ante la vida entera, en cada uno de nuestros actos, una actitud humana, profunda y completa. Esta actitud es el espíritu de servicio y de sacrificio, el sentido ascético y militar de la vida. Así…”

    29/10/1933

    Y el estilo muchos escritos de José Antonio nos hablan del estilo, pero hoy sólo nos interesa uno, el que hace referencia a la CAMISA AZUL y vemos que esa prenda, para mi sagrada es parte indiscutible de nuestro estilo, y no me refiero a llevarla cada día que también sería un honor, pero si usarla reglamentariamente en todos aquellos actos políticos de índole nacional y patriótico que se desarrollen con nuestra presencia, pues con ello no sólo marcamos nuestra manera de ser, sino también nuestro estilo.

    Y sí se usa en actos paramilitares y estos actos son exclusivamente nuestros, ¿Por qué razón? No se puede usar, acaso entre nosotros también la hemos de esconder, ¿Qué es un obstáculo? ¿Para quién? Como decía antes no es para llevarla cada día para ir al trabajo para pasear etc. ¡¡Que también sería motivo de orgullo!! Pero no, su uso debe estar reglamentado únicamente a todos los acto oficiales en que intervenga Falange.

    Y cómo recordatorio pongo una vez más lo que pensaba José Antonio sobre nuestra CAMISA AZUL.

    CAMISA AZUL

    No es una selección exhaustiva, ni ningún artículo que debería ser más trabajado, con anotaciones de otros fundadores o historias hasta el año 1937, es sólo un pequeño recordatorio para que se vea que en la mente de José Antonio, estaba presente siempre y en todas las circunstancias la CAMISA AZUL:

    Estad seguros de que este ímpetu nuestro triunfara al cabo. Entonces veremos cuántos alegan que nos acompañaron desde el principio. Veremos cuántos se apresuran a ponerse camisas azules, Pero las primeras, las de las horas difíciles, no se confundirán con estas camisas retrasadas. Aquellas tendrán olor a pólvora y rozadura de plomo; pero tendrán también la virtud de que les broten de los hombros alas de imperio.”

    “Arriba” número 9, 16 de mayo de 1935

    “Pues bien: si os engañamos, alguna soga hallaréis en vuestros desvanes y algún árbol quedara en vuestra llanura; ahorcarnos sin misericordia, la última orden que yo daré a mis camisas azules será que nos tiren de los pies, para justicia y escarmiento”

    “Arriba” número 12, 6 de junio de 1935

    ¿Cuál habrá sido la impresión de cada uno de vosotros, camaradas estudiantes, al regresar a vuestras casas, acabado el curso? Durante muchos meses habéis vivido a diario la tensa existencia de la Falange; habéis llegado a entender la vida al través de una actitud completa, de un sentido total, aplicable a lo grande y a lo menudo; vuestra apostura se ha hecho al garbo de la camisa azul…”

    “Haz” número 7, 19 de julio de 1935

    “…seguiremos en nuestro sitio. Irá caducando todo lo demás por su propia virtualidad de fracaso y nosotros seguiremos nutriendo bajo esta tierra esta semilla de las horas futuras; y las camisas que hoy escondemos bajo la chaqueta a la vigilancia de la autoridad gubernativa saldrán un día luciendo al sol…

    “Arriba” número 25, 26 de diciembre de 1935

    “Este es nuestro lenguaje. No vamos por ahí especulando con menudos chismes, sino llamando a lo más profundo de una España profunda y eterna. Sabemos que en esta tierra entrañable de Extremadura, labradora, conquistadora y doliente, fértil en vanguardias de camisas azules, entenderá nuestra voz y estará con nosotros.”

    “Arriba” número 29, 23 de enero de 1936

    “…nosotros no ofrecemos abriguitos de punto y algunas meriendas, no; nosotros ofrecemos estas camisas azules, estas camisas que pueden vestir los obreros sin renunciar a sus ímpetus revolucionarios…

    “Arriba” Número 30, 30 de enero de 1936

    “Mientras los semiseñoritos viciosos de las milicias socialistas remedan desfiles marciales con sus camisas rojas, nuestras camisas azules, bordadas con las flechas y el yugo de los grandes días, son secuestradas por los esbirros de Casares…”

    Hoja clandestina escrita en la cárcel Modelo el 4 de mayo de 1936

    ¡¡Arriba España!!

    Ricardo Fernández Coll “Richi”

    PD. CAMISA AZUL

    Esta cita no consta en las Obras hechas hasta el año 196, sólo se encuentra en las “Obras 2003”.

    Libro de Actas II Consejo Nacional 15 de noviembre de 1935

    “José Antonio habla en la primera reunión de nuestra camisa azul y dice:
    Esta camisa azul hubo quién temió que pudiera ser objeto de burla, pero he aquí que se ha paseado por España, recibiendo insultos, agresiones, aclamaciones, pero ni una sola sonrisa. No ha habido nadie que la haya tomado a broma. Esta camisa con nuestro yugo y flechas, nos ha unificado por fuera y por dentro, porque ya es mucho ir vestidos iguales para ir siendo unos en todas las demás cosas”
    Publicado en “Arriba” 2 de julio de 1939

  6. Qué alegría leer a Miguel en este portal joseantoniano.
    Miguel Argaya es, sin duda, uno de los ideólogos falangistas más profundos y reveladores del pesnamiento joseantoniano. Personalmente, el que más me ha influido. Para mí, un maestro.

  7. Sr Argaya:
    Su culto a la personalidad de Primo es una actitud tan fascista como el culto a la personalidad Benito M. cuya obra fundamental publicada en España fue prólogada por su adorado Primo. Dediquese a la poesía y a recibir Premios del jefe de estado actual. La revolución Nacional-Sindicalista no necesita de sus encomiendas.

Dejar una respuesta