Josele Sánchez entrevistado por elmunicipio.es (I parte)

Josele Sánchez entrevistado por elmunicipio.es (I parte)

2
Compartir
loading...

Josele-sanchez

Josele Sánchez es Licenciado en Periodismo, Licenciado en Ciencias Empresariales, Máster en Dirección de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid y Máster en Marketing Farmacéutico por EADA Business School.  Autor de la novela “La Consagración de la Primavera” ha publicado poesía “Llanto de Juventud”, “Hijo de la luna”, “Desde tu lucero”, “72 horas sin tí” y “Copa, café y puro” También es autor de un cuento infantil “El País donde no existía el cielo” y del libro de ensayo “Marketing de Tercera Vía”. Fue ganador del concurso literario Fuerzas Armadas por su obra “Viva la muerte”. Ha publicado cerca de trescientos artículos, siendo colaborador habitual de medios de comunicación de España y Iberoamérica. Articulista políticamente “incorrecto”, defensor de una alternativa “altermundista” y de ruptura con el neoliberalismo. Es colaborador del Periódico Digital elmunicipio.es. Próximamente aparecerá su última novela “Con la piel de cordero” en donde se desenmascara a Santiago Carrillo Solares y al comunismo.

“España va a la deriva en todo y a nivel internacional ¡qué lástima! No pinta un carajo. Coño, si ni si quiera se ha movido para impedir que la FIFA acepte a Gibraltar como selección nacional de fútbol” Josele Sánchez

1.-elmunicipio.es  Por favor, preséntese Ud. mismo ¿quién es Josele Sánchez?

Josele Sánchez.- Hay dos Josele Sánchez, uno, el profesional y el otro el personal. El Josele Sánchez profesional es un tipo que a sus cincuenta años está de vuelta de casi todo, que consiguió eso que socialmente denominan “el éxito” y que también se dio de bruces con el fracaso, que vivió en muchos lugares y con muchas prisas y que hace un par de años se plantó y dijo: “¡Hasta aquí he llegado!”, se lió la manta a la cabeza y decidió que a partir de ese momento haría lo que le apetecía y no lo que otros le mandaban hacer. Dejó una vida nómada, extraordinariamente retribuida, repleta de estrés, compromisos y responsabilidades directivas, puso fin a una carrera ejecutiva, siempre en compañías multinacionales y decidió dedicarse exclusivamente a lo que quería hacer: escribir. A nivel personal también se produjo un cambio drástico. Josele Sánchez dejó de ser un hombre que vivía “hacia afuera” y se volvió un tipo mucho más “hacia dentro”, que intenta vivir para los suyos, que intenta anteponer lo importante a lo urgente, que intenta disfrutar cada momento de su vida como si fuera el último. Un payo que calla poco, que siempre dice lo que piensa (lo que le causa no pocos problemas), que duda de todas sus conclusiones y permanentemente las revisa, que pese a todo lo que ha visto y vivido sigue soñando con transformar el mundo y que lleva muchos años buscando a  un dios al que, hasta el momento, no ha habido manera de encontrar.

2.-elmunicipio.es ¿Sabe Ud. quién fue José Antonio Primo de Rivera? ¿Resáltenos lo que le parece más interesante de él y lo que menos?

Josele Sánchez.- José Antonio Primo de Rivera es, a nivel político/intelectual, uno de los personajes más importantes del siglo XX. Probablemente sea, junto a Carlos Marx, el pensador que mejor supo diseccionar intelectualmente el sistema para plantear, después, respuestas a todas sus miserias. Pero a diferencia de Marx, José Antonio no fue consciente de lo que hacía. Marx, que procedía de la izquierda hegueliana, siguió un método de análisis y confrontación de la realidad; por el contrario, Primo de Rivera no escribió nada, no se propuso parir un nuevo cuerpo doctrinal: su obra es la recopilación de sus escritos y discursos en el breve espacio de tiempo en que se dedicó a la actividad pública. Yo creo que no llegó a ser consciente de la importancia de lo que realmente estaba “pariendo”. Era un político y no un intelectual, militaba en primera fila en un tiempo en que eso significaba todo tipo de urgencias y acabaron con su vida cuando recién estrenaba su madurez. ¿Qué hubiera sido de un José Antonio que hubiese vivido ochenta años, dónde le hubiera llevado su pensamiento…? Desgraciadamente no lo podemos saber pero estoy convencido de que no hubiese dejado de evolucionar porque José Antonio era todo lo contrario al estancamiento intelectual. De hecho, si revisamos sus obras completas, hay contradicciones incluso entre planteamientos que hacía en 1.933 y otros que planteaba tres años después. Yo creo que José Antonio Primo de Rivera era un pensador que se vio obligado por las circunstancias a tirarse a la arena, que no pudo dedicarse al estudio y que tuvo que batirse en primera fila. Creo que ya le he dicho bastante a cerca de qué pienso sobre José Antonio Primo de Rivera.

¿Qué me parece más interesante?, sin duda su concepción filosófica del hombre como eje del sistema y a partir de ahí todo el planteamiento destinado a conseguir una vida más justa: su concepto de la propiedad privada, la clarividencia en la diferenciación entre la propiedad lícita y moral y la propiedad ilícita e inmoral, los aspectos económicos de su doctrina política, la nacionalización de la banca y los servicios públicos, el derecho del trabajador a acceder a la propiedad de los medios de producción, la reforma agraria. También me seduce de manera extraordinaria su concepto de España y su patriotismo, desgraciadamente tan mal entendido.

Y si he de decirle algo que no me gusta de José Antonio Primo de Rivera, a pesar de comprender la época en que se produjo, es sus coqueteos con el fascismo que por otra parte también tuvieron la gran mayoría de los políticos mundiales de la época de todas las tendencias, reconociendo que José Antonio pronto se alejo definitivamente de la contaminación fascista.

3.-elmunicipio.es ¿Cuál ha sido su relación con el falangismo? ¿Ha sido o es falangista?

Josele Sánchez.- Lo fui de joven, incluso con veintidós años llegué a ser cabeza de lista de Falange al Congreso de los Diputados por la provincia de Albacete. Pero me fui distanciando del pensamiento oficial del Partido: yo cada vez estaba más a la izquierda y Falange cada vez estaba más a la derecha. Y llegó el momento en que por coherencia personal tuve que irme. Nunca más milité en ningún partido pese a que he colaborado como independiente, en diversas ocasiones, con Izquierda Unida, pero también con esa Organización mantengo diferencias ideológicas de calado: en todo ese tiempo no cesé en buscar mi sitio político y debo confesarle que, casi treinta años después, aún no lo he encontrado

A su segunda pregunta le respondo también: ser falangista significa militar en una organización que se denomine como tal y creer que Falange es un medio válido para transformar la realidad. Así las cosas, yo no soy falangista. 

4.-elmunicipio.es ¿Sé está rompiendo España? ¿Quiénes son los culpables? ¿Qué opina de los nacionalismos regionales? ¿Existe solución?

Josele Sánchez.- Es obvio que sí, el desafío soberanista catalán es una buena prueba de ello y el proceso de descomposición de España no ha hecho más que comenzar. Dos millones de catalanes que no se sienten españoles, que quieren dejar de ser españoles debería hacer reflexionar a los dirigentes políticos. El final de ETA supone que se acabe la acción terrorista pero los sentimientos antiespañoles no han desaparecido y Las Vascongadas pronto plantearán, también, un pulso secesionista al Estado. ¿Qué se ha hecho mal? Todo, absolutamente todo desde 1.978. Llevamos treinta y cinco años sin una idea de España. La Constitución no fue capaz de dar un sentido de pertenencia a la patria a los españoles. Treinta y cinco años sin que en las escuelas se enseñe a amar a la patria como ocurre en cualquier país del mundo. El nacionalismo, en un sentido u otro, se adquiere por leche materna; amar a tu patria es algo que se hereda, que debe verse en casa desde pequeñito. Cuando no se tiene una idea de España, un proyecto de país pasa lo que pasa. ¿Qué historia se enseña en las escuelas de todas las Comunidades Autónomas? ¿Qué hechos épicos, gloriosos, se muestran a los niños para que se sientan orgullosos de su patria? Esto es lo normal en cualquier nación del mundo y aquí, que tenemos una historia que ya quisiera cualquier otro país, parece que nos avergonzamos incluso de nuestro pasado. No se tiene una idea de España y ese es un mal endémico en los políticos. José Antonio Primo de Rivera tenía una idea de España. Como la tenía Indalecio Prieto. Como la tuvo Joaquín Costa. Acertada o errónea pero tenían una idea de España. Eso ahora no existe. Sólo nos sentimos orgullosos, solamente sacamos nuestra españolidad a las calles cuando se producen éxitos deportivos. Nada más. Es muy triste y no veo una solución en el horizonte. Cuando políticos indocumentados hablan alegremente de hacer un estado federal no saben qué coño están diciendo; un estado federal significa que estados independientes aceptan libremente unirse a esa federación. Tenemos una panda de gastapanes jugando todos los días con la historia, con el presente y con el futuro de una nación que fue la más poderosa del mundo y que hoy no sabe quién es ni hacia dónde se dirige.

5.-elmunicipio.es ¿Cómo valora el Reinado de Juan Carlos I? ¿Es Ud. Monárquico o Republicano? ¿Cuál sería la  mejor forma de Estado para España?

Josele Sánchez.- Juan Carlos I ha sido un perfecto representante de la familia Borbón y ha hecho, durante su reinado, lo mismo que hicieron sus antepasados: enriquecerse ilícitamente hasta poseer una auténtica fortuna oculta, deslizarse entre las sábanas de hermosas cortesanas y anteponer los intereses dinásticos a los nacionales. A los borbones España les interesa tanto en cuanto puedan chupar la sangre de los españoles. Nada más.

Soy republicano y creo que la república es la mejor forma de Estado no sólo para España sino para cualquier país del mundo. Ahora bien, ¿de qué república estamos hablando? Hay tantos modelos de república como republicanos, la república no es buena en sí misma sino en función de su concepción nacional y de su desarrollo constitucional.

La respuesta a esta pregunta sería tan extensa que aburriría a sus lectores: simplificando al máximo, pero intentando responderle, le diré que a mi juicio la monarquía tiene súbditos mientras que los estados democráticos tienen ciudadanos.

A mi me gustaría ser ciudadano de un estado democrático en una república española convencida de su destino, heredera de una historia de siglos que hizo de España la nación más poderosa del mundo, una república de españoles que quieran serlo y que estén orgullosos de su patria, una patria que cuide de sus hijos, que persiga toda conducta antisocial, donde la justicia esté al servicio de los ciudadanos,  que implante un sistema justo de distribución de la riqueza, donde no haya ningún español sin casa y sin pan, una república española que recobre su soberanía nacional, que sea respetada por todas las naciones del mundo, con una economía al servicio del pueblo, donde la banca, las hidroeléctricas, el agua y el gas estén nacionalizadas, donde la educación y la sanidad sean gratuitas y de calidad. Yo sueño con esa república española en el horizonte, aunque nadie me acompañe en mi sueño. Soñar es de las pocas cosas gratis que aún existen.

6.-elmunicipio.es ¿Hacia dónde se mueve la política internacional? ¿Quién manda hoy en el Mundo?

Josele Sánchez.- Me hace usted dos preguntas consecutivas y cada una de ellas merecería todo un tratado así que me complica extraordinariamente las respuestas. Soy periodista y sé que una entrevista debe ser amena para el lector. No va a ser éste el caso porque usted no me da opción. Me pregunta sobre temas de tal importancia que no podemos pasar por ellos de puntillas.

Loading...
Loading...

Para hablar de quién gobierna hay que tener en cuenta que la asimetría del poder preside el mundo actual. Entre Estados Unidos, Canadá, Japón y la Unión Europea se concentran el 75% de la riqueza mundial. Nicholas Murray Butler, premio Nobel de la Paz en 1931, decía que “el mundo se divide en tres categorías de personas: un pequeño número que hace que los acontecimientos se produzcan, un grupo un poco más numeroso que vigila su ejecución y que observa para que se cumplan y, finalmente, una amplia mayoría que no sabe jamás lo que ha sucedido en realidad”.

Existen infinidad de grupos privados que promueven la expansión de la globalización capitalista neoliberal y cuya capacidad de influencia, tanto política como económica y social en todos los países es decisiva. Las instituciones de divulgación de pensamiento neoliberal y neocón son financiadas por las fundaciones neoconservadoras más importantes, sin las que no podrían alcanzar tales niveles de influencia y difusión. Por ejemplo, la Fundación Olin, financiada con en el dinero de las industrias química y de armamento, las fundaciones Smith-Richardson Scaife-Mellon (conocidas como las Cuatro Hermanas), la fundación Charles Koch para la promoción de la ideología neoliberal, la Eli Lilly, la JM Foundation, la Earhart, la Castle Rock y David Koch… Le estoy hablando de organizaciones de las que el ciudadano de cualquier país no ha oído hablar en su vida y que, sin embargo, controlan absolutamente sus vidas y sus destinos.

A mediados de los 90 surgió la Escuela de Chicago, compuesta por economistas ultraconservadores defensores del libre mercado, un movimiento que ha enrolado toda la potencia del ejército y de la maquinaria militar al servicio de los propósitos del conglomerado empresarial. De esta escuela surgen los conocidos como Chicago Boys. Entre ellos están los llamadosPeregrinos de la Libertad impulsados por Friedrich Von Hayek y Milton Friedman, defensores del liberalismo radical, como base de ideológica de la actual globalización neoliberal. 

The Guardian“, afirma que el verdadero poder del mundo se decide, tres veces al año, en la reunión que mantienen en los Estados Unidos la reina Isabel de Inglaterra, un representante del Vaticano, los Gettys, los Rothschild y, hasta su muerte, el coronel Sanders (multimillonario de Kentucky).

El Bohemian Grove congrega, entre otros personajes situados en puestos de influencia política, a cincuenta de los directivos de las empresas más importantes del mundo. El Council of Foreign Relations está considerado como el verdadero gobierno de EEUU y en él sus más de tres mil quinientos miembros hacen públicas sus ideas a través de la revista Foreign Affairs.

La tristemente famosa Trilateral, fundada en 1973 por David Rockefeller y que se autodefine como un grupo no gubernamental de debate político que pretende promover el entendimiento y la cooperación entre Norteamérica, Europa y Japón. En sus encuentros participan propietarios y ejecutivos de los grupos empresariales más influyentes, altos cargos políticos y de la Administración, periodistas e intelectuales y dirigentes de los grandes sindicatos. Se trata, en realidad, del gobierno del mundo en la sombra y el«brazo polític» de Bilderberg». Sus 350 asociados se reúne una vez al año, de forma rotatoria, en Europa, EEUU y Japón. Los miembros de la Trilateral se distribuyen entre 150 europeos, 110 norteamericanos (15 canadienses, 10 mexicanos y 85 estadounidenses) y 118 de Australasia (75 de Japón, 11 de Corea, 7 de Australia y Nueva Zelanda y 15 de Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia, este nuevo grupo asiático cuenta con miembros de China, Hong Kong y Taiwán).

Luego está el Club Bilderberg que reúne anualmente a un selecto grupo de personalidades, entre las que se encuentran Henry Kissinger o el Sr. Rockefeller y que toman decisiones que afectan el devenir de la banca y los medios de comunicación; quiere un ejemplo claro de su poder: Barack Obama, Bill Clinton o Tony Blair fueron invitados al Club poco antes de ser elegidos presidentes de sus respectivos países. Se trata de un club cerrado, no elegido por el pueblo, ni mucho menos representativo de éste», sus miembros son empresarios multimillonarios, influyentes hombres de negocios, de la política, de la banca, del mundo editorial y militar. Su misión es la de elaborar la agenda geopolítica mundial y sus conclusiones son trasmitidas a otros organismos donde tiene miembros, como el G-8, la OMC, el FMI, el Banco Mundial o la OTAN. Pero sus deliberaciones y decisiones son totalmente secretas y es la CIA la encargada de velar por su seguridad y la de sus miembros.

Debería hablarle también de la Fundación Heritage que preparó las propuestas legislativas de Reagan, de la Sociedad Federalista, que tiene al menos 25.000 profesionales del Derecho y 182 escuelas de Derecho en los EEUU y cuyo objetivo es cuestionar a las ONGs, limitar su influencia e impedir que atenten contra los intereses neoliberales.

La Sociedad Mont Pelerin, fundada por Friedman y Hayek en 1947, una comunidad hermética de economistas neoliberales puros con más de 500 miembros de 40 países diferentes entre los que se encuentran tres premios Nobel: George Stigler, James Buchanan y Gary Becker y cuyo fin es el de incidir y regular las políticas económicas de los gobiernos europeos… y así un larguísimo etcétera.

Todo esto para responder a la pregunta ¿quién manda hoy en el mundo?. Desgraciadamente el poder no está en los valores morales y éticos de la ciudadanía de los diferentes países, ni en sus votos, ni si quiera en los gobiernos que pseudodemocráticamente eligen. El verdadero poder es aquel que controla la fuerza militar, la economía, la demografía, las fuentes energéticas, la tecnología y a los estados/naciones, a las organizaciones internacionales, a las mismísimas ONGs, y a las empresas multinacionales.

7.-elmunicipio.es ¿Cómo ve la posición de España en  la geopolítica de hoy? Según Ud. ¿Dónde y con quienes debería estar España?

Josele Sánchez.- España va a la deriva en todo y a nivel internacional ¡qué lástima! No pinta un carajo. Coño, si ni si quiera se ha movido para impedir que la FIFA acepte a Gibraltar como selección nacional de fútbol. A lo mejor a usted le parece una tontería pero es un ejemplo ilustrativo del poder de España fuera de nuestras fronteras. Sin soberanía nacional alguna (entregados por completo a los mandatos germanos de la Unión Europea), ofreciendo una imagen internacional como para fiarse de España (secesionismo catalán, corrupción política, políticos encarcelados, ex presidentes empresariales en prisión, infanta real y yerno del Rey procesados por la justicia, descrédito empresarial y financiero…), sin rumbo, con unos gobernantes que agachan la cabeza y dicen sí a todo. España pinta en Europa lo mismo que “chafachorras en la feria”, se ríen (no sin motivos) de nosotros y nuestra influencia internacional es nula. España, además, se acompleja ante Europa y los Estados Unidos y se hincha cuando se enfrenta a un país iberoamericano. Precisamente con la comunidad hispana, con los países de Iberoamérica es con quienes España debería formar una fuerza capaz de enfrentarse a todos los desafíos políticos, económicos y sociales. Un bloque de igual a igual y no creyéndonos guías de nadie. Un grupo de países con una comunidad de ciudadanos que hablan el mismo idioma y que deberían representar una de las mayores potencias a nivel mundial.

josele-sanchez-escritor

8.-elmunicipio.es Josele, Ud. conoce bien Cuba ¿Existe allí justicia social y libertad para los cubanos? ¿Hay más justicia social y libertad que en Uruguay, por ejemplo?

Josele Sánchez.- Justicia Social en Cuba sí la hay, por supuesto. Libertad no, ya lo sabe usted, estamos hablando de un país comunista. ¿Hay más justicia en Cuba que en Uruguay? Mire usted, a Cuba no se le debe comparar sino con los países de su entorno. Cuba es una dictadura sí, pero al lado tiene a la República Dominicana o a Haití donde los ciudadanos votan a sus dirigentes. Pero en la República Dominicana y en Haití, democracias las dos, hay mucha gente que pasa hambre, sólo estudian los hijos de los ricos y si enfermas y no tienes dinero para pagar la sanidad te mueres. En Cuba no pasa eso. A pesar del bloqueo norteamericano todos comen tres veces al día y todos estudian. Pese a ser un país del Tercer Mundo, en Cuba la asistencia médica es gratuita (incluye ese país tercermundista hasta la fecundación in vitro gratis que no tenemos gratis en España). Cuba, un país del Tercer Mundo está a la cabeza mundial en número de licenciados universitarios… ¡qué quiere que le diga!, ya sé que esta respuesta creará polémica y me pegarán no pocas bofetadas pero uno ya está de vuelta de casi todo e intenta decir siempre lo que piensa. No estoy defendiendo la dictadura comunista pero sí le estoy hablando de los logros de la Revolución. Me pregunta usted por Uruguay y yo le contesto pero sin comparación con Cuba porque no es posible esa comparación. Uruguay ha sufrido dictaduras y con la democracia ha tardado en llegar un gobierno de izquierdas porque la oligarquía y los terratenientes siguen dominando el país. El primer  gobierno de izquierdas, el de Pepe Múgica, que ahora termina su mandato, un tipo extraordinario como ser humano que ha hecho cuanto ha podido para resolver las desigualdades sociales. Pero desigualdades sociales en Uruguay siguen habiendo. Y los logros de Uruguay, por muy bien que me caiga Pepe Múgica, han sido modestos. Se ha avanzado mucho pero ha quedado mucho más por hacer…

9.-elmunicipio.es Ud. es periodista ¿Existe la libertad de expresión? ¿Existe prensa libre e independiente?

Josele Sánchez.- En Cuba no existe la libertad de expresión, lo repito: es una dictadura comunista. El Granma y el Juventud Rebelde son órganos de expresión del Partido Comunista Cubano así que ya me dirá usted qué libertad de expresión va a existir. Dejando Cuba a parte, como periodista y hablando de mi país ahora soy yo quién le pregunta a usted. ¿En España existe libertad de expresión, la prensa es libre e independiente? Vea usted quién maneja los grupos de comunicación, la supraconcentración de medios que se ha producido y compruebe el capital social de esas empresas. Verá que España, que no es una dictadura comunista sino en Estado de Derecho, no tiene una prensa mucho más libre e independiente que la que existe en Cuba.

10.-elmunicipio.es – Podemos, Vox, UPyD, Ciudadanos… ¿Son alternativas al bipartidismo PP-PSOE?

Josele Sánchez.- Es que el bipartidismo no es malo en sí mismo sino porque tanto PP como PSOE representan el sostenimiento de un mismo régimen y el mantenimiento de idénticas fórmulas económicas. Mire usted, a mi Albert Rivera me cae muy bien por su españolismo en Cataluña pero… ¡punto pelota!. Lo mismo que Rosa Díez, O que Ortega Lara y Vidal Cuadras. Al final me está hablando de VoxUPyDCiudadanos que son partidos políticos que defienden un modelo de sociedad y una economía idéntica a la del PP y la del PSOE. Entonces me trae sin cuidado que sean dos partidos o cinco los que se reparten el pastel. Yo quiero algo diferente para mi patria, yo quiero un cambio de sistema, que venga una formación política que diga: “no vamos a sacar al capitalismo de su crisis. Vamos a sacar a España del capitalismo”. Y además de decirlo que lo haga. ¿Podemos? Pues no lo sé, la verdad. A mi, como usted sabe, a estas alturas de mi vida no me asusta el riesgo de bolivarización ni ninguna otra etiqueta que se le ponga a Podemos. Sé lo formada que está su gente y creo que han sabido captar muy bien el hartazgo de España. Pero yo quiero una transformación profunda y radical de las estructuras políticas, económicas y sociales. Yo no quiero cambiar monarquía por república y ya está. Yo quiero que en mi patria el hambriento de siglos se sienta, por fin, orgulloso español. Si Podemos tiene la capacidad y el coraje de hacer esto pues me tendrá incondicionalmente a su lado. Si no lo hace habrá desperdiciado una oportunidad histórica y Pablo Iglesias y su gente serán, como el resto de los políticos, unos malnacidos.

Si creyera en él diría aquello de “Dios proveerá”.

elmunicipio.es Muchas gracias Josele, por tu buena disposición en contestar a nuestras preguntas con tu frescura, rebeldía y la provocación que nos tienes acostumbrados, acompañados como siempre por tu honestidad con lo que crees, siendo fiel a ti mismo. Nosotros, que si creemos en Dios, vemos en ti a un ser humano comprometido en la busqueda de la Verdad, de la Justicia y del Bien. Gracias de nuevo y anunciamos que muy pronto publicaremos la segunda parte de esta entrevista que no dejará indiferente a nadie.

elmunicipio

Loading...
loading...

2 Comentarios

  1. Chirría estrepitosamente oir hablar de una justicia sin libertad, como de una libertad sin justicia. ¿No se trata en verdad de una sola y misma cosa? Me refiero a la Justicia y la Libertad auténticas, no a ninguna de sus escenificaciones fraudulentas.

Dejar una respuesta