“Luis Companys: El gran genocida de católicos”

“Luis Companys: El gran genocida de católicos”

0
Compartir

momias-profanadas-barcelona-marxistas

Los rebeldes de la Cataluña independentista han convertido en ídolo a Luis Companys. Un ídolo con pies de barro ciertamente, ensangrentados por los crueles asesinatos y torturas al clero, religiosas y seglares católicos. En total una monstruosa matanza de 8.500 catalanes sin sumar los que aún no están contabilizados en la Causa general. Bajo su gobierno además de crímenes y torturas se cometieron profanaciones y sacrilegios que claman al cielo y una ingente destrucción de patrimonio artístico, cultural etc. Ese estado de terror guarda una gran similitud con el mal llamado estado islámico que decapita y tortura cristianos impunemente y arrasa con todo, personas, ciudades, monumentos con tal de esparcir su odio.

Javier Barraycoa, sociólogo y politólogo, ha tenido la intrepidez de denunciar estos sangrantes hechos en un libro “LOS (DES) CONTROLADOS DE COMPANYS”. La obra muestra magistralmente, con objetividad y realismo, la cruel verdad de la Historia y el atroz genocidio de católicos en Cataluña durante la Cruzada Nacional.

Un libro en defensa de la Iglesia y de la patria española con mucha enjundia que puede ser un excelente regalo para estas Navidades. En esta Cataluña separatista y laicista donde se sustituyen los Belenes por esperpentos interestelares hay que seguir defendiendo la unidad de España y su esencia católica. El globo independentista se va desinflando, por su corrupción y luchas intestinas y sus yermos argumentos en todos los ámbitos. Si sigue con vida es por la debilidad de un Estado mari acomplejado y timorato que deja hacer y no corta con contundencia un golpe de Estado que se prolonga fofamente en el tiempo.

.-¿Qué valoración moral hace de una sociedad como Cataluña que institucionalmente venera como padre de la “patria” a un genocida de la Iglesia como Companys?

La ignorancia de una sociedad sobre ciertos hechos fundamentales tiene varias responsabilidades morales. Por un lado los propios ciudadanos que, en cuanto hombres, tenemos la obligación moral de buscar la verdad. En segundo lugar, tienen grave responsabilidad los que siendo conocedores de esas verdades y siendo su función social darlas a conocer, las ocultan. La moral no consiste en una estructura de compartimentos estancos donde cuando unos se corrompen no afectan al otros. Es más bien como un organismo en el que cuando fallan ciertos elementos se acabará colapsando todo. Esto pasa a las almas, a las sociedades. Querer convertir a Companys en un “santo laico” no puede menos que dinamitar el sentido común colectivo en Cataluña.

.-Las masacres bajo el gobierno de Companys ¿podrían ser calificadas jurídicamente como crímenes de guerra?

Se define genocidio como la “Aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos”. Y eso es exactamente lo que se perpetró durante la Guerra Civil en la Cataluña gobernada por Companys.

.-¿Nos podría citar datos estadísticos del exterminio de católicos en Cataluña (números de sacerdotes, religiosos, seglares)?

Los datos son estremecedores. Respecto al clero, por diócesis, tenemos los siguientes:

– Lérida: 270 clérigos asesinados, un 65% del total.

– Tortosa: 316 asesinados, un 62% del clero.

– Vic: 177 asesinados, 27% del clero.

– Barcelona: 279 asesinados, 22% del total.

– Gerona: 194 sacerdotes muertos, 20% de los que allí había.

– Urgel: 109 asesinados, 20% de sus sacerdotes

– Solsona: 60 muertos, 13% del clero de la diócesis.

Entre sacerdotes y seglares, murieron asesinados, muchas veces de forma crudelísima, casi 8.500 catalanes. Se sospecha que aún quedan unos centenares que no han quedado recogidos en las fuentes de la Causa general.

.-Las salvajes y aberrantes torturas a sacerdotes, religiosos y fieles dejan muy cortas a las de los psicópatas comunes, ¿Puede narrar algunas de las más impactantes?

Casi cada uno de los asesinatos era terrible en sí. Jordi Albertí, autor de “La Iglesia en llamas”, en una entrevista en la La Vanguardia, lo definía así: “Antes de matarlos, a muchos les amputaban brazos, les arrancaban los ojos, la lengua, los testículos…, y se los metían en la boca. ¡La muerte simbólica precedía a la literal! Hubo verdaderas cacerías del hombre por calles y campos, pero esto es ya materia de estudio para un antropólogo cultural…”

Otro caso es el de las tres hermanas Fradera, Carmen Rosa y Magdalena. Eran hermanas de sangre y de congregación religiosa. Al no poder violarlas, a base de golpes les saltaron los dientes. A una ya le habían roto el tobillo con la puerta del coche. Como no pudieron violarlas, cogieron troncos para destrozarles las vaginas. A la Madre Magdalena, la que más sufrió, le introdujeron astillas afiladas. También utilizaron los cañones de pistolas para similar la violación. Por último dispararon sobre sus órganos sexuales. Por si no fuera suficiente, las rociaron de gasolina de tal modo que se fueran quemando lentamente. Por último las acribillaron a balazos en todo el cuerpo y la cabeza. Cosas de la Providencia, tal como quedaron los cuerpos formaban una composición enigmáticamente bella, según cuentan testigos.

.-¿Cuantos templos se destruyeron y profanaron bajo su mandato y gravedad ante Dios de las profanaciones?

Podríamos seguir hasta el infinito. En el libro se exponen muchos casos. Durante ese periodo se profanaron tumbas de religiosos y religiosas, templos, imaginería sagrada. Parece que simplemente es un atentado contra el patrimonio artístico, peor es infinitamente más grave. La profanación es realidad un pecado grave contra el don sobrenatural de la fe. Más específicamente es una forma especial de blasfemia, pues esta consiste en la negación de que puedan existir realidad sagradas y, por tanto, también objetos sagrados.

.-¿Se puede hablar de la destrucción de un patrimonio artístico incalculable, incluyendo archivos históricos?

El gran arquitecto, Juan Bassegoda Nonell, que fuera antes de fallecer director de la Cátedra Gaudí, en un artículo decía: “Nunca en la dilatada historia de Cataluña se había producido un conjunto de daños tan sistemáticamente organizado [contra el patrimonio artístico]”. Sólo en la diócesis de Barcelona de 500 templos y conventos censados se salvaron a penas 10. En Manresa fueron derruidas literalmente las siete magníficas parroquias de la ciudad. Fueron quemados en Cataluña 464 retablos y 244 órganos de un valor artístico incalculable. Los archivos eclesiásticos tuvieron más suerte: “Sólo” se destruyó un 45 por ciento.

.-¿Por qué la Iglesia en Cataluña no ha reivindicado lo suficiente la memoria de los mártires?

Sólo se explica por varios motivos sonrojantes: complejo, un absurdo intento de que no se identificara Iglesia y franquismo, el progresismo que prefería congraciarse con comunistas y antifranquistas antes que reconocer a sus mártires. El catalanismo clerical ha tenido una culpa inmensa y todo ello por no querer reconocer el martirio del Obispo Irurita. Son vergonzosos los esfuerzos clericales que se han realizado para evitar que prospere su proceso de beatificación. Incluso han creado la teoría de que nunca murió asesinado. Y todo ello para salvar la imagen del cardenal catalanista Vidal y Barraquer. Este sí fue salvado por Companys y lo envió a Roma. Murieron mártires muchos sacerdotes que eran catalanistas y muchos jóvenes de la Federació de Joves Cristians, los cuales también algunos tenían más que simpatía al catalanismo. Pero han preferido acallarlos que reconocer que existió una cataluña martirial. Para mí todo ello es un pecado colectivo contra El espíritu Santo y la razón de la esterilidad de la mal llamada Iglesia catalana (en todo caso debería ser la Iglesia en Cataluña). Sé que es duro afirmar esto, pero es como lo veo.

.-¿Por qué se atrevió a escribir este libro que tanto puede molestar a algunos en Cataluña?

En Cataluña, sobre todo en los pueblos, la figura de Companys entre los más mayores despertaba aberración y repugnancia. Los recuerdos de la Guerra, los asesinatos, el terror, estaban demasiado recientes. Pero el separatismo, aprovechando la necedad y la desmemorización colectiva, ha querido crear un mártir laico. Todo proceso independentista necesita mitos fundacionales. El amor a la verdad me ha impedido estar callado. No entraba en mis planes escribir sobre Companys, pero al final ha sido un imperativo moral dar a conocer quién fue el personaje y que ocurrió durante su mandato.

.-Háblenos de la silenciada conversión final de Companys renegando de sus crímenes…

El nacionalismo actual, el mismo que quiere convertir a Companys en un mártir laico, acallan su conversión final. Los últimos días en este mundo, estuvo acompañado por sus hermanas que eran profundamente católicas y muy devotas de Santa Teresa de Jesús. Cuando Companys se había divorciado, habían dejado de hablarle. Sin embargo ante el trance del juicio y previsible muerte, le cuidaron. Companys, al ser entregado a España, ya inició una especie de conversión. Ello se ve claro en sus conversaciones y, sobre todo en sus escritos finales. En ellos pide oraciones y que la gente descubra a Dios. Al principio le propusieron confesión pero no se lo tomó en serio. Sin embargo finalmente accedió a confesarse. Su último día en este mundo, confesó, ayudó a Misa (de pequeño había sido monaguillo) y comulgó.

.-¿Por qué puede ser un excelente regalo para estas navidades un libro histórico en vez de regalar vanidades?

En una sociedad donde casi nadie lee y menos cosas sanas, uno de los mejores regalos que pueden hacerse en fiestas señaladas es regalar buenos libros. Como autor queda mal recomendar mi libro, pero creo que no decepcionará a quien se anime. Uno conocerá la Cataluña (no olvidemos que en el fondo es España) martirial que es ejemplo y motivo de esperanza para estos tiempos tan duros que nos ha tocado vivir. El libro se puede conseguir en las grandes áreas comerciales: Corte Inglés, Casa del Libro, Fnac, y sino en la página web ociohispano o bien en Amazón. También en cualquier librería de confianza lo pueden pedir y se lo servirán en pocos días.

ENTREVISTA DE JAVIER NAVASCUÉS a JAVIER BARRAYCOA, para ADELANTELAFE

loading...

Dejar una respuesta