Una youtuber feminista pide “asesinar a todos los hombres”

Una youtuber feminista pide “asesinar a todos los hombres”

0
Compartir

youtuber-Jenny-McDermott

La youtuber Jenny McDermott, conocida por su largo historial de videos polémicos y eliminados de su canal oficial de la red social YouTube, ha llevado su “feminismo” demasiado lejos y ha pedido en una grabación “matar a todos los hombres”.

“Estoy harta de ser una fábrica de bebés que produce más hombres, así que la única respuesta a eso es matar a los bebés y matar a cualquier hombre que veas en la calle. Queremos que la especie continúe, pero sólo con mujeres en ella. Así que eso es lo que tenemos que hacer”, ha señalado desde dicho canal de Youtube.

El vídeo, que ha sido visto por más de 200.000 personas, ha generado multitud de críticas en las principales redes sociales por el odio que desprende hacia los hombres. La mayoría de los internautas han recordado que “defender el asesinato es un delito y que sin los hombres el ser humano se extinguiría”.

Esta no es la primera vez que el feminismo pide “matar a todos los hombres” a través de las redes sociales. En Twitter ya hubo una eclosión de mensajes con el ‘hashtag’ #killallmen en el que se pedía matar a los hombres porque “arruinan las noches de fiesta” y se especulaba sobre cómo se deberían llevar a cabo este tipo de ejecuciones, descartando un apuñalamiento por ser “demasiado desaliñado” y optando por “un tiro con arco”. “No apoyo que ‘matemos a todos los hombres’ -algunos son mis mejores amigos- pero la reducción de los hombres a uno de cada cuatro resolvería muchos de los problemas de la sociedad”, comentaba una internauta, tal y como ha informado desde el diario La Gaceta.

Por otro lado, las feministas radicales han popularizado el lema “ante la duda, tú la viuda”. Además, aseguran que la expresión “mata a tu marido” no promueve el odio o el asesinato de hombres, sino “la autodefensa ante el patriarcado” concepto con el que denominan a la organización social basada en la familia tradicional.

loading...

Dejar una respuesta