EL RELEVO DE MATIAS MONTERO

EL RELEVO DE MATIAS MONTERO

0
Compartir

Matias_Montero_falange

Cuando el día 9 de febrero de 1934 caía asesinado por las balas marxistas el joven estudiante falangista Matías Montero, se estaba muy lejos de pensar que una de las consecuencias que iba a tener dicha muerte sería, precisamente, el surgimiento de un nuevo camarada. Por voluntad del destino, la ausencia física de Matías pasó a cubrirse, como en un acto de relevo castrense, por un sobrino de su asesino. Insólita y sorprendente es esta pequeña historia, pero fue así.

LOS HECHOS

A última hora de la tarde del viernes 9 de febrero de 1934, Matías regresa a su casa después de haber participado, junto a otros camaradas del SEU, en la venta callejera del periódico FE . Matías tiene 20 años y está terminando la carrera de Medicina. Es huérfano. Vive en el mismo domicilio con sus hermanos y sus dos tías, Rafaela y Rosario, en la calle Marqués de Urquijo, 21, 3o, en el madrileño barrio de Argüelles. Le acompaña durante un rato su amigo Bonet, y al llegar a la calle Quintana, ya próximo a su hogar, se despiden. Él continúa su recorrido en solitario por la calle Mendizábal, ignorante de que le están esperando dos pistoleros marxistas. Los asesinos le siguen durante cierto tiempo y, sin mediar palabra, le disparan por la espalda. Los tiros son certeros, le alcanzan el corazón provocándole rápidamente la muerte. Incluso, para asegurarse de que, efectivamente, cumplen su propósito, uno de los asesinos aún se acerca para rematarle, estando Matías ya en el suelo, disparándole tres veces más en el vientre. Acto seguido los dos criminales huyen, pero uno de ellos puede ser detenido llevando la pistola homicida en su bolsillo. Se trata de Francisco Tello Tortajada; pertenece a la Juventud Socialista y trabaja como empleado en los Comedores de Asistencia Social de Madrid….

Pincha AQUÍ para seguir leyendo el artículo completo en formato PDF

loading...

Dejar una respuesta