Memoria Falangista: Ataque socialista a la sede nacional de Marqués de Riscal

Memoria Falangista: Ataque socialista a la sede nacional de Marqués de Riscal

0
Compartir

Francisco-Triguero-FalangeEl sábado 23 de junio de 1934, sobre las 8:00 de la noche, cinco miembros de las Juventudes Socialistas al grito de “MUERA EL FASCIO”, procedieron desde un taxi que previamente habían secuestrado, a disparar a los camaradas que se encontraban prestando Servicio de Vigilancia en la puerta de la Sede Nacional de la Falange Española, que entonces se encontraba ubicada en el Palacete del Marqués de Riscal (sito en la esquina del Paseo de la Castellana con la C/ Marqués de Riscal de la ciudad de Madrid).

Como consecuencia del ametrallamiento, quedó gravemente herido el camarada Francisco Triguero Amado, de 25 años de edad, encuadernador, que sufrió un impacto de bala en el muslo de su pierna izquierda y otro impacto en el pie derecho, de pronóstico grave.

Igualmente resultó herido de bala con pronostico reservado, el camarada José Arranz Sebastián, estudiante del SEU de 21 años de edad y empleado del Ministerio de Estado.

Un tercer camarada que se encontraba con ellos, Jesús González Nandín, afortunadamente resultó ileso.

Los cinco socialistas habían tomado el taxi M-44172, en la Puerta del Sol, conducido por Eduardo Gamito, ordenandole que fuera al Paseo de la Castellana, y al llegar a la sede de Falange, le ordenaron aminorar la velocidad y apagar las luces, para poder disparar contra los camaradas que se encontraban en la puerta de la Sede, posteriormente encañonaron al taxista ordenándole que se dirigiera a la C/ Bravo Murillo, donde procedieron a abandonar el taxi.

La Policía encontró dentro del taxi varios casquillos de bala y una pistola del calibre 7,65.

Ese mismo día, horas antes, se habia realizado el entierro de la joven socialista “Juanita Rico” (víctima de la represalia de la Primera Linea de Falange, por su intervención en el asesinato del camarada Juan Cuellar en los montes del Pardo), por lo que claramente el ametrallamiento de la puerta de la sede falangista fue una clara acción de represalia de las Juventudes Socialistas.

Texto e imagen inédita del archivo personal de –Juan Manuel Cepeda– del camarada herido Francisco Triguero.

loading...

Dejar una respuesta