Desmontando el mito de Miguel Hernández: ni autodidacta, ni pobre

Desmontando el mito de Miguel Hernández: ni autodidacta, ni pobre

0
Compartir

Miguel-Hernandez

“Miguel Hernández es un ejemplo ético”, exclama José Luis Ferris, autor de ‘Miguel Hernández: pasiones, cárcel y muerte de un poeta’ (Fundación José Manuel Lara, 2016), una edición ampliada de la biografía que escribiera hace ya 12 años. “En esta nueva edición, quería matizar y repasar tópicos que se han aplicado a la figura de Hernández”, continúa Ferris, que, tras haber firmado en 2004 la biografía de Maruja Mallo, indaga ahora en la relación personal e intelectual que mantuvo Hernández con la pintora de la Escuela de Vallecas. “Al conocer a Mallo, Hernández se encuentra con la reivindicación de aquello de lo que él quería desprenderse: lo rural. El universo de Mallo en su muralismo, aquellas espigas y aquel mundo marítimo, es el mismo universo de Hernández y es que un cuadro de Mallo es un soneto de Hernández”.

En su biografía, Ferris disuade los vacíos y las dudas que todavía rodeaban la vida y trayectoria de Hernández: la indagación sobre la relación, no solo con Maruja Mallo y Josefina Manresa, futura mujer del poeta, sino también con la poeta murciana María Cegarra, y la influencia que estas mujeres tuvieron en la escritura de ‘El rayo que no cesa’. La lectura atenta de la correspondencia, recientemente publicada, entre Vicente Aleixandre y Hernández, el testimonio de compañeros de celda y el descubrimiento de algunos inéditos —Ferris comenta que hace apenas unos días han aparecido nuevos versos de Hernández— han permitido al autor completar los vacíos que presentaba la anterior biografía.

Ante la celebración, en este año 2017, del Año Miguel Hernández, con ocasión del 75 aniversario de su muerte, que se cumple este martes, Ferris no titubea: “Espero que los derechos de autor no impidan la realización de proyectos interesantes”.

loading...

Dejar una respuesta