¿Es posible hoy la Falange?

¿Es posible hoy la Falange?

4
Compartir

Jose-Antonio-Primo-de-Rivera-Falange-Entrevista

Por Eduardo López Pascual para el municipio.es

Ahora que estamos en marzo, y que algunos recordamos el día en que las notas sindicalistas y el sentido político de Falange se unieron en un cuatro de marzo que nadie debería de olvidar, me viene a la memoria y lo traigo aquí para un debate, el mantra esgrimido por quienes solamente se denominan joseantonianos, que determinaban para el mensaje falangista, su imposibilidad en este mundo actual globalizado y capitalista. Para ellos, entre los que se encuentran destacados ex camaradas, viejos ex nacional-sindicalistas, su teoría es que es absolutamente inaplicable. Está fuera de juego en una sociedad como la que tenemos. No tiene adecuación. Recuerdo que, personalmente tuve más de una acalorada discusión –siempre con respeto, pero muy incisivo-, con alguno de esos representantes de la defunción de nuestra ideología, y me pongo a analizar la situación de hoy, en la que un partido sin nuevas propuestas, un movimiento popular casi sin nada propio u original, solo un populismo con una mochila cargada de obvias reivindicaciones, muchas de ellas pura repetición de nuestros clásicos puntos revolucionarios: Nacionalización de la Banca, Hogar y lumbre para todos (con lo que no existiría el desahucio), Servicios públicos gratuitos y universales, Industrias estratégicas estatales, Relaciones laborales basadas en la sindicalización y el cooperativismo, etc, acompañado siempre por el sentido católico de la vida, que no suponía intromisiones mutuas, y un profundo respeto a la libertad, e integridad de las personas. Pues bien no sé qué dirán aquellos profetas de ascendencia y currículos azules, que predicaban la total incompatibilidad del ideario falangista, al ver como un partido sin historia, avalado solo por el hartazgo de la nefasta y mala política neoliberal, capitalista, para entendernos, ha surgido con la fuerza de un mesías, arrastrando a millones de personas, de todas las clases sociales, y más aún de una decepcionada área de ciudadanos de buen proceder y mejor formación;. Catedráticos, profesores, médicos, abogados, licenciados en Políticas, sociales, ciencias, y otras especialidades, (que rompen otro mantra de la respuesta política pues una gran mayoría de sus votantes y militantes -inscritos-, no vienen de la lucha obrera sino de la indignación popular), han sabido captar la llamada de un pueblo explotado por la injusticia y el latrocinio, logrando en su primera salida elctoral nada menos que cinco millones de votos.

¿Cómo podrían asegurar nuestros Ex, que por desgracia son muchos, que el nacional sindicalismo no es viable hoy? Yo si estoy decepcionado de quienes nos incitaban a ser falangistas y luego se pasaron al campo de la evolución adecuada, por no decir el discurso correcto. Incluso hay libros escritos para certificar la muerte de las ideas falangistas. Pero claro, se habrán quedado de piedra cuando ven como un partido-movimiento sin apenas ideología, triunfa en toda España, llevando nuestros propios postulados. Lo digo en general, que claro está, habrá sus matices, pero en el fracaso de estos profetas y me duele decirlo porque en ellos tengo grandes amigos, me parece que no cabe disculpa alguna.

Hoy, Podemos o Ciudadanos en menor escala, han venido a demostrar que el cambio que la sociedad quiere desde tiempos, es de una vigencia contrastada. Solo requiere el convencimiento y la fuerza interior de querer transformar una sociedad que no nos gusta. Parafraseando a José Antonio, esta España no nos gusta y por eso, ahora más que nunca, el discurso auténtico de Falange resulta creíble y necesario. Ocurre, por desgracia, que los falangistas de estos tiempos, y me incluyo, no creemos en el ideario NS, no tenemos capacidad de entrega, de compromiso. Y así nos va.

4 Comentarios

  1. Hay quien dijo que Falange permanecería congelada hasta cuando fuera necesario volver a sacarla de su estado hibernación.En cuanto a los movimientos políticos actuales,muy inteligentemente claro que han tomado aspectos que son originalmente nuestros y esto es por el motivo de la propia sensatez y porque todas las ideologías politicas estan periclitadas de su uso,abuso,adaptación.Aún así es mejor conservar el mito de una falange en la que la esencia fundamental planea y sobrevuela el cielo de nuestros días eso sí con la pena de no haber sido algo para lo que parecía destinada,aunque mejor congelada que haberse convertido en un equivalente a los partidos socialistas occidentales,liberales o conservadores al uso,con sus vergonzantes connivencias y bien supervisados por la Cia.Que no falte.Pero como falange no es eso ,pues no estamos.Nos imaginamos que en los dias no tan lejanos del 15M,ese estallido de indignación popular hubiera existido una falange bien organizada,con sus miles de afiliados trabajando para el movimiento y además que falange hubiera tenido un espacio en los medios de comunicación,con programas enteros dandose publicidad,con periodistas manteniendo al partido permanentemente en el candelero?,de haber xistido en el momento gente preparada para ello con la unica y exclusiva función de servir a su país y sus ciudadanos estariamos hablando de una posibilidad real.Pra mi tiene menos mérito del que parece hablar de las miserias de los pobres pero bien protegidos por los popes internacionales de la banca o de grandes organizaciones internacionales.No se puede estar con el pobre y recibiendo dádivas del rico.Las malas artes y el maquiavelismo político tienen un éxito explosivo pero poco duradero.Si tenemos una idea cabal de España,un modelo social en defensa de los ciudadanos,si creemos en la libertad de una manera profunda,sin demagogias,tenemos básicamente lo que se necesita.Ahora mismo y después de muchos años el viento sopla “algo” más a favor que años o décadas atras,quiero decir va a haber futuros gobiernos a nivel europeo e internacional,que si bien no son lo mismo que falange seguramente sí pudiera haber algunos puntos más en común,sigo pensando que es necesario un partido español de corte y formas modernas pero con el profundo contenido de siempre y además somos el único movimiento declarado abiertamente enemigo del stablishment actual a nivel nacional e internacional,osea el verdadero referente antisistema,tanto en lo económico,como en lo social,lo cultural.Oferecemos otra visión del mundo,otra manera de ser.En fin es dificil hasta el milagro,pero todo es posible .
  2. Varias cosas:

    – El artículo requiere de una corrección ortográfica considerable.
    – La reflexión de López Pascual me deja “en tierra de nadie”. Afirma el autor que es el momento para la Falange (no para el nacionalsindicalismo, cosa a la cual me referiré seguidamente) al tiempo que reconoce no confiar en su ideario. Lo cierto, señores, es que los fundadores no tuvieron tiempo de desarrollar el proyecto revolucionario como era debido, y, aún hoy, tenemos constantes referencias a la Patria, la Justicia Social, etcétera, etcétera, y no caemos en la cuenta de que se ha de continuar construyendo la base (no se trata, si quiera, de trabajar sobre algo ya hecho, sino de hacer primero lo inacabado y perfeccionarlo después) forjada por aquéllos, con propuestas fundamentadas en torno a aspectos económicos, de relaciones internacionales, de defensa, de cultura, etc.
    – Eludimos, de nuevo, la realidad: EL NOMBRE DE LA FALANGE ESTÁ MANCHADO HASTA LOS RESTOS POR LA FIGURA DE CIERTAS PERSONALIDADES QUE NADA TUVIERON QUE VER CON EL IDEARIO. De los símbolos, ni hablamos. Aún no nos ha quedado claro ni a nosotros que queremos una REPÚBLICA asentada en el SINDICALISMO y en la AUTOGESTIÓN, y que la mejor vía para conseguirla pasa por una REVOLUCIÓN SOCIAL. Se dijo en alguna Tribuna Narciso Perales (del MFE): estamos hartos de oír y decir aquello de “la Falange no es ni de derechas ni de izquierdas”, pero, frecuentemente, escuchamos con reverberación la última de las tendencias: “ni de izquierdas, ni de izquierdas, ni de izquier…”. Y no nos entra en la cabeza que nuestro mayor enemigo o, acaso, figura a la que hacer frente, es la del derechón que, por cobardía o mera ilusión, sigue viendo con buenos ojos que reyes felones y sinvergüenzas enchaquetados muevan los hilos de este desastre.

    Como no nos atrevamos a dar el paso de enmarcar para siempre aquéllo que tanto queremos y ponernos manos a la obra para erigirnos en protagonistas de nuestros días (evitando convertirnos en simples idólatras o nostálgicos), España se hundirá… y nosotros con ella. Y, en ese instante, habremos traicionado a Dios, a nosotros y a los José Antonio, Ramiro, Julio y Onésimo.

    Sigamos haciendo del ‘Cara al Sol’ un ‘Paquito el Chocolatero’. Venga.

  3. No es posible el plagio de Nacional-Sindicalismo que fue la falange de Primo y su usurpación derechista de símbolos y doctrina de las JONS a partir del mitin de la Comedia cuando había caido el gobierno Azaña continuada con la triste confusión del 4-3-1934. En 2017 ya no se engaña a nadie con el jefe único y la falta de democracia interna directa y sindical.

Responder a Carlos Cancelar respuesta

13 − 3 =