Gala Drag frente al bus de HazteOir

Gala Drag frente al bus de HazteOir

0
Compartir

gala-drag-bus-hazteoir

Por Josep Maria Francàs

Casi en simultáneo a la información sobre el bochornoso espectáculo del show del ganador en la Gala Drag Queen de las Palmas, Canarias, España, en el que una vez más el objeto de aplauso es burlarse de las creencias cristianas, la organización HazteOir pasea por España un autobús que se atreve a decir lo que está en todo libro de texto del mundo: Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Si naces hombre eres hombre. Si naces mujer, seguirás siéndolo. Estas cuatro frases que parecen tan de sentido común, amén de científicas, han sido descalificadas por muchos y a los responsables del autobús se les ha puesto de vuelta y media. La propia presidenta de la Comunidad de Madrid ha dicho que la campaña es “impresentable” y el ayuntamiento de la capital ha inmovilizado el autobús y habla de incitación al odio. Es curioso que para la blasfemia de Canarias, y para tantas otras, se pida respeto y se invoque la libertad de expresión por los mismos que quieren llevar a la fiscalía, por delito de odio, la verdad de HazteOir.

Sería triste que esta paradoja de aplaudir la mofa y condenar lo evidente, no fuera fruto del prejuicio ideológico, ni de algún complejo personal, ni un intento de justificar ciertos comportamientos o simplemente de llevar el ego al extremo de querer manipular la naturaleza, sino que se basara en la pura ignorancia de conocimientos científicos, tan claros como que el sexo viene marcado por unos cromosomas, que desarrollan una serie de características que afectan a todo el ser humano. Como todos los procesos vivos, no son máquinas, pueden verse modificados en cualquier momento ya desde la propia fecundación y, por tanto caben multitud de posibilidades, tan naturales como las demás pero no por ello menos excepcionales. El sexo es el que es, el género -como concepto cultural- quizás admita más opciones.

No entiendo nada. ¿Es tan difícil ungir la libertad de expresión usándola no para faltar a los demás sino solo para buscar la verdad y ser libres? ¿Alguien me lo explica?

Artículo de Josep Maria Francàs publicado en el diario La Gaceta

loading...

Dejar una respuesta

dos × 2 =