Multas de 45.000 euros a los psicólogos que traten a personas homosexuales

Multas de 45.000 euros a los psicólogos que traten a personas homosexuales

4
Compartir
La alcaldesa comunista de Madrid, Manuela Carmena
La alcaldesa comunista de Podemos en el ayuntamiento de Madrid, Manuela Carmena

La Asamblea de Madrid, presidida por el Partido Popular de la abortista Cristina Cifuentes y con el voto favorable del PSOE, los comunistas de Podemos y Ciudadanos, aprobó en su día una ley de ideología LGBT y de género que multa con más de 45.000 euros a los psicólogos y psiquiatras que ofrezcan ayuda a alguien que quiera abandonar sus sentimientos homosexuales. Psiquiatras y psicólogos españoles consideran negativo para los niños que sean adoptados por homosexuales

“…cualquier intervención médica, psiquiátrica, psicológica o religiosa que persiga modificar la identidad de género u orientación sexual de una persona…”

Por otro lado, esta ley de Ideología de Género implanta en las escuelas el adoctrinamiento obligatorio en ideología LGBT para todos los alumnos de forma obligatoria aunque los padres no estén de acuerdo de dicha ideología totalitaria por lo tanto antidemocrática:

Noticia relacionada —Madrid pintará los pasos de cebra con la bandera homosexual

“…Que la identidad de género y los distintos modelos de familia sean respetados en ámbitos educativos…”; “…se garantizará que a todos los alumnos madrileños se explique la realidad de las diferentes orientaciones sexuales e identidades de género”.

Con esta escusa intentan de forma totalitaria y desde la infancia adoctrinar a los niños españoles de los modelos de familia, cuando solo existe un modelo de familia; el compuesto por hombre y mujer abiertos a la vida. San Fernando de Cádiz instala semáforos homosexuales

La diputada de la formación comunista Podemos y veterana activista política del lobby LGBT, Beatriz Gimeno, no disimuló en su día en explicar de qué va dicha ley totalitaria y señaló directamente ante los medios de comunicación:

“…Las terapias para curar la homosexualidad serán prohibidas, nunca más habrá adolescentes empastillados y padres engañados, y nunca más se podrá decir que la homosexualidad se puede curar”. La ley, piensa ella, establece lo que en Madrid se puede y no se puede decir.


Más información relacionada —Cuando la izquierda no se enorgullecía de los gays y los consideraba enfermos


Esta ideología de género ya ha llegado por el momento a unas 10 Comunidades Autónomas en todo el territorio español y el adoctrinamiento de la dictadura de género ya esta en marcha por parte del sistema político y social.

Concretamente es el artículo 70 de esta ley de la dictadura de género que dice exactamente: “…La promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona. Para la comisión de esta infracción será irrelevante el consentimiento prestado por la persona sometida a tales terapias…”

Es decir, aunque el paciente solicite la curación de su patología y quiera cambiar de una tendencia homosexual a heterosexual de forma voluntaria ese profesional de la psicología o psiquiatría será multado con multas de más de 45.000 euros. Crítica del homosexualismo como ideología imperante

Los defensores de la Dictadura de Género defienden sus opiniones diciendo publicamente que practicamente todos los psicólogos y psiquiatras defienden que las tendencias sexuales LGTBI no son una enfermedad mental ni un trastorno de la personalidad.

Por otro lado, lo que no dicen estos defensores de la Dictadura de Género es que los profesionales del mundo de la psicología no pueden hablar libremente de las personas LGTBI y sus patologías por que pueden ser considerados de ser contrarios al pensamiento único de la Dictadura de Género y ser multados con más de 45.000 euros según indican las leyes totalitarias de la Ideología de Género que quieren imponer a los niños en los colegios e institutos de España.

4 Comentarios

  1. ¿Aunque lo pida el propio interesado, la persona homosexual? Entonces ¿adónde queda la libertad de elección y acción del ser humano? Esto ya no es sólo un disparate, es un grave atentado a la libertad, que es el mayor bien de los que dotó Dios al hombre.

Dejar una respuesta

quince − 3 =