Banderas islamistas en la celebración de Macron tras su victoria en Francia

Banderas islamistas en la celebración de Macron tras su victoria en Francia

0
Compartir
loading...
Banderas islamistas en la celebración de Macron tras su victoria electoral en Francia
Banderas islamistas en la celebración de Macron tras su victoria electoral en Francia

Macron se acostó como nuevo presidente electo de Francia y ya ha iniciado la jornada como jefe del partido que tiene que rematar su victoria dentro de un mes. El nuevo presidente no tendrá mucho tiempo para festejar su éxito. Tiene prohibida la resaca, porque deberá tener la mente clara para afrontar lo que se le viene encima. Ha obtenido la jefatura del Estado, pero sin un apoyo legislativo fuerte, su poder estará disminuido y sus proyectos dependerán de las eventuales alianzas con sus rivales de izquierdas o de derechas. Sabe, además, que en su 66,06% de votos hay mucho apoyo prestado, mucho gesto contra su rival.

Pero después del resultado electoral de este pasado domingo 7 de mayo de 2017 los franceses siguen intranquilos y mucho más sin duda tras ver en la celebración del nuevo presidente electo banderas islamistas radicales de los rebeldes sirios junto a banderas francesas y de la Unión Europea.

Muchos franceses han señalado ante los medios de comunicación del sistema que tienen miedo de que tras la victoria de Emmanuel Macron pueden tener en los próximos meses atentados terroristas islamistas elemento que podría ser reducido en el caso de que Mariene Le Pen hubiera ganado las elecciones de este pasado domingo.

El candidato oficialista del sistema y de Ángela Merkel -Emmanuel Macron- hizo sonar anoche el “Himno de la alegría” a su llegada a la explanada del Louvre. Sonó como una afirmación de europeísmo, pero también como una petición de apoyo exterior para hacer frente a la tarea que le espera. Mientras las banderas islamistas de los rebeldes sirios seguían alzadas junto a la de Francia sin inmutarse.

Loading...
Loading...

bandera-siria-rebeldes

Emmanuel Macron ha vencido a su contendiente Marine Le Pen. El candidato europeísta, que tras el último ataque islamista en París reafirmó a Le Figaro la frase del presidente saliente François Hollande “los franceses deben acostumbrarse a convivir con ello”, es el nuevo presidente de Francia.

El presidente electo se limitó a culpar a los jóvenes franceses por los procesos de radicalización que muchos musulmanes sufren en Francia. Macron no dijo una palabra sobre el islam, ni acerca de las mezquitas wahabistas o los barrios periféricos donde la sharia se ha convertido en la verdadera ley. ¿Los culpables? Los jóvenes franceses que, curiosamente, se decantaron en su mayoría por las propuestas del Frente Nacional. Resulta extraño que a más de dos años de violencia islamista en suelo francés, el presidente electo no tenga ni un sólo plan contra la amenaza que se cierne sobre Francia.

El rector de la Gran Mezquita, Dalil Boubakeur, señaló en un comunicado que la victoria de Macron es “decisiva para el destino de Francia y sus minorías religiosas”. Esa es la razón, a su juicio, por la que “los franceses debían darle la espalda a Le Pen frente a la amenaza encarnada por sus ideas islamófobas y peligrosas para la cohesión nacional”. Boubakeur, señaló que “ante la amenaza de división y fragmentación de la sociedad francesa, la Gran Mezquita felicita a los musulmanes franceses que asumen su deber de votar por Macron”.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta