Un marroquí mata a puñaladas a su mujer española de 45 años...

Un marroquí mata a puñaladas a su mujer española de 45 años y al hijo de 11

0
Compartir
loading...

markel-malik-raquel-lopez-airas-hijo

Se llamaba Raquel López Airas, tenía 45 años de edad, era camarera y natural de Guipúzcoa. Vivía en Alcobendas (Madrid) con su marido marroquí, Markel Malik Jdid, y su hijo de 11 años de edad. Residían en el 12 de la calle 2 de mayo.

Y precisamente este 2 de mayo de 2017, el marroquí Markel Malik los ha matado a los dos. A ella y al pequeño de la familia.

Los ha apuñalado después de una discusión. Luego ha avisado por teléfono a un familiar de lo que había hecho y ha huido.

Raquel López Airas era camarera en un bar de San Sebastián de los Reyes. Markel Malik era marroquí. Él residía en Francia temporalmente por cuestiones laborales.

Era carpintero y periódicamente le llamaban para trabajar en el país vecino. Había vuelto a la ciudad de Madrid hacía poco más de una semana, según cuentan conocidos de la víctima.

Llevaban juntos casi 12 años. Antes vivían en San Sebastián de los Reyes, pero hace 4 decidieron mudarse a Alcobendas. El piso estaba alquilado a nombre de ella, que era la que tenía una situación laboral más estable de los dos. Cuentan los que la conocieron que era una mujer que vivía por y para trabajar con el único objetivo de mantener a su familia.

Loading...
Loading...

Fruto de esa relación había nacido, hace 11 años, el único hijo en común de la pareja. El niño se quedaba viviendo con su madre en Alcobendas cuando su padre partía hacia Francia. Pasaban por una familia perfecta.

No había denuncias ni órdenes de alejamiento interpuestas. En las principales redes sociales hacían gala de su buena relación y en casi todas las fotos que ambos colgaban aparecían los 3 miembros de la familia.

Los hechos del asesinato

La alarma saltó a las 10:30 de este 2 de Mayo de 2017.

El asesino no había sido denunciado previamente por maltrato por su pareja ni se había decretado contra él una orden de alejamiento.

Concepción Dancausa, delegada del Gobierno de Madrid, quien también confirmó ante los medios de comunicación que el agresor tiene «antecedentes violentos graves».

Los pocos vecinos que se asomaron a sus ventanas subrayaban que es muy fácil marcharse en cualquier dirección. El metro está a menos de medio kilómetro; en coche, el cercano paseo de La Chopera conecta en apenas cinco minutos con la A-1.

La mujer era originaria de la localidad guipuzcoana de Éibar y había residido en la ciudad de Bilbao antes de recalar en la localidad madrileña.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta