UNA OPORTUNIDAD A LA VISTA

UNA OPORTUNIDAD A LA VISTA

1
Compartir
loading...

yugo-flechas-edificio

Por Eduardo López Pascual para elmunicipio.es

Loading...
Loading...

Nunca creo yo, me he dejado llevar por las especulaciones más o menos justificadas, o así lo he intentado siempre, pero ahora según lo que nos avisa este tiempo de la política nacional, en donde cualquiera puede decir la mayor tontería del mundo y no pasa nada, en esos años en que mentir, prometer el oro y el moro, no se paga con la reprobación inmediata del individuo-a, en estas horas en las que el político de turno puede venderse por una legislatura más, en un tiempo, digo, en el que se permite cuestionar valores tan sagrados como la conciencia, o la moral -si es cristiana-, la reivindicación de la familia y la vida misma, me parece a mí que nos dan una oportunidad de salir de nuestro armario particular, que es ser y sentirnos falangistas-, y ofrecernos al pueblo español como una alternativa seria y eficiente para desde las instituciones públicas cambiar esta sociedad y este país al que amamos porque no nos gusta.

En esto estaba, lo de la oportunidad que nos dejan los disputados diputadas, ante su enorme estulticia, cuando me viene a la memoria la bellísima obra -ensayo y documento-, del inolvidable maestro de las letras españolas, el navarro Rafael García Serrano-, “La gran esperanza”, premio Espejo de España de los años ochenta, en que personalmente y claro, idealmente, me veo dentro de esa aventura de reconquistar España desde el mensaje ético y rompedor de Falange.                                  

Pues que esa Gran esperanza se la que nos hablaba el genial autor de Diccionario de un macuto o La fiel infantería, sea el motor que nos lleve a creer que es precisamente ahora, en estos día de tribulación nacional, para movernos en torno a una oportunidad que entiendo hay que aprenderla, como si fuera ese tren al que hay que subir si no queremos quedar para siempre en tierra. Aprovechemos esta situación de incomodidad, de tantas injusticias manifiestas (salarios, desahucios, marginaciones, pobreza, prevaricación, robos, tarjetas Blaks, separatismos, etc.) y salgamos a la calle a decir con voz alta y clara que hay una respuesta distinta y diferente que ofrecemos los falangistas. Para eso, dejemos en la esquina, viejas diferencias y enarbolemos juntos desde el respeto y la actitud más ciudadana y democrática, la nueva España.

Loading...
loading...

1 Comentario

  1. Los Nacional-Sindicalistas Revolucionarios siempre hemos estado en la calle defendiendo la justicia social para todos los españoles. Pero sobre todo hemos estado para defender los intereses de los empleados pobres y desempleados. Entre tanto las falanges se han dedicado a elocubrar para agradar a los que nunca agradaran unas y otras para agradar a los que les dan una palmadita en la espalda en temas puntuales.

Dejar una respuesta