¿Quién es Juan el Bautista?

¿Quién es Juan el Bautista?

0
Compartir
loading...

Evangelio de Juan 1:19-23

1:19 Este es el testimonio de Juan, cuando los   judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas a preguntarle:
–¿Quién eres tú?
1:20 Él confesó y no negó. Confesó:
–Yo no soy el Cristo.
1:21 Y le preguntaron:
–¿Qué, pues? ¿Eres tú Elías?
Dijo:
–No soy.
–¿Eres tú el Profeta?
Y respondió:
–No.
1:22 Entonces le dijeron:

–¿Quién eres? Tenemos que dar respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?
1:23 Dijo:

–Yo soy “la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor”, como dijo el profeta Isaías.

¿Quien es Juan el bautista? Interrogatorio de los líderes

San-Juan-BautistaJuan el bautista causaba, conmoción, no pasaba desapercibido de ninguna manera. En este versículo se menciona a “los judíos”, en realidad Juan el bautista también era judío, al igual que Jesús. No obstante, acá se hace mención de los Judíos de Jerusalén, es decir los líderes religiosos. Enviaron sacerdotes y levitas para preguntarle a Juan el bautista quien era el.  El momento en que esto ocurría, históricamente era bastante complicado, desconfiaban de Juan el bautista. Según relatos no bíblicos hubo personas que como falsos profetas guiaron a grupos y algunos terminaron muertos. Los Judíos estuvieron esperando durante años a su Mesías cuando viene no lo reciben y aun lo siguen esperando de Jn1:19 vemos algunos datos.

Un escritor historiador pese a que no comparto mucho de lo que dice comentó no obstante certeramente “Silencio en derredor. El Bautista aparece, y exclama: “Arrepentíos, porque el reino de los Cielos está cerca”. Poco después llega Jesús, y sabiendo que es el Hijo de hombre que viene, toma el timón del mundo para ponerlo en movimiento en esa última revolución que debería conducir a toda la historia corriente a su culminación. El timón se niega a girar, y El se arroja encima. Luego gira; y lo aplasta”… Albert Schweitzer,  The quest of the historical Jesús.

“El timón se rehúsa a girar” eso es cierto, ahora Jesús se dejo crucificar. A ese punto ya se llegará. Supongo que ocurría lo que generalmente ocurre se espera una respuesta de Dios distinta a la que Él da, los judíos esperaban un Dios-hombre que con el poder de los cielos los liberara del poderío de Roma, mostrando un poder inquebrantable, Juan el bautista y Jesús predican el arrepentimiento de los pecados, predican sobre el reino eterno de los cielos y la salvación del alma y Jesús no se eleva caminando entre los cielos y la tierra, con relámpagos y truenos y resplandor amenazando a los enemigos del pueblo escogido por Dios, no se muestra como Dios sino reclama fe. Y fe no para ser liberado de imperios terrenales sino para ser un hijo de Dios. “el timón se niega a girar”. “a los suyos vino y los suyos no lo recibieron”.

Había desconfianza de Juan el bautista por parte de los Judios.

Sacerdotes:  Los sacerdotes eran lideres religiosos muy influyentes entre el pueblo, aun mas que los gobernantes el diccionario CLIE comenta “(…) Los sacerdotes estaban constituidos por una jerarquía encabezada por el sumo sacerdote. Inmediatamente por debajo de él se hallaba un sacerdote (2 R. 25:18) que posiblemente pueda ser identificado como el “príncipe de la casa de Dios” (2 Cr. 31-13; Neh 11:11) y con el jefe de la guardia del templo (Hechos 4:1; 5:24). Los principales sacerdotes mencionados en el Nuevo Testamento eran el sumo sacerdote reinante, los sumos sacerdotes precedentes aun vivos, y los miembros de sus familias. La confusión política dominante y la dominación extranjera habían invalidado de facto las provisiones de la ley en cuanto a la sucesión del sumo sacerdote. Ya desde los tiempos de los seleucidas, y como también sucedía con los Romanos, el cargo del sumo sacerdocio estaba sometido a los avatares políticos. Los romanos designaban y destituían a su placer a los hombres investidos de este importantísimo cargo.

Levitas: Los levitas tenían que ocuparse del santuario y ayudaban a los sacerdotes. según el diccionario CLIE “(…) La mayor parte del año moraban en sus ciudades respectivas, y subían en fechas determinadas a Jerusalén para ejercer sus funciones. David repartió a los levitas en cuatro clases: (1) Los que asistían a los sacerdotes en el servicio del santuario. (2) Los jueces y los escribas. (3) Los guardas de las puertas. (4) Los músicos. Cada una de estas clases, a excepción quizás de la segunda, se subdividía en 24 secciones (familias) que se turnaban (…).”

Es muy probable que tuvieran celos y desconfianza de Juan el bautista ya que muchos iban al desierto por el.

1:20 Juan dice claramente que no es el Salvador, el Cristo. No se niega a declarar ante sus interrogadores. No tiene temor de que la gente se aparte de él, Juan el bautista dice en todo momento la verdad.

1:21 ¿Porque preguntan si Juan es Elías?  En primer lugar muy probablemente para encerrar a Juan el bautista, por desconfianza o por celos. En Malaquías 4:5 dice: “He aquí, yo os envío al profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible”. Juan dice “no soy”, eso dice Juan pero el ángel del Señor que le apareció a Zacarías, el padre de Juan le dijo “Y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al Señor Dios de ellos. E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y” (…) Lc. 1:16-17a; además en Mateo 11:14 Jesús dice: “él es  aquel Elías que había de venir”. Juan el bautista era el Elías que habla Malaquitas, que vendría antes que Jesús, lo dijo el ángel y lo dijo Jesús. No obstante el no era Elias era Juan el bautista con el poder y el espíritu de Elías, sabia que Malaquias hablaba de él pero dice no serlo. Posiblemente por esto contesta “no soy” para que no lo encarcelen, ¿o siempre en su humildad lo dudó? (Mateo 11:2-6). Mi punto de vista es que era Elías y Malaquias 4:5 se cumple en Juan el bautista parcial o totalmente. Muchos otros piensan que Elías es uno de los dos testigos mencionados en Apocalipsis  Malaquias 4:5. Personalmente lo que dice Jesús me resulta claro, lo escribo en tres traducciones distintas:

(BAD) Y si queréis aceptar mi palabra, Juan es el Elías que había de venir.

(DHH) y, si ustedes quieren aceptar esto, Juan es el profeta Elías que había de venir.

(RV95) Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir.

Loading...
Mal 4:5-6 Lucas 1:13-17 negrita mía para hacer una comparación   con la profecía de Malaquias
 “Yo os envío al profeta Elías
antes que venga el día de Jehová,
grande y terrible.
Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos,
y el corazón de los hijos hacia los padres,
no sea que yo venga y castigue la tierra con maldición”.
Pero el ángel le dijo:
–Zacarías, no temas, porque tu oración ha sido oída y tu mujer Elisabet dará   a luz un hijo, y le pondrás por   nombre Juan.
Tendrás gozo y alegría, y muchos se regocijarán por su nacimiento,
porque será grande delante de Dios. No beberá vino ni sidra, y será lleno del   Espíritu Santo aun desde el vientre de su madre.
Hará que muchos de los hijos de   Israel se conviertan al Señor, su Dios.
E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver   los corazones de los padres a los hijosy de los rebeldes a la prudencia de   los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.

¿Porque pregunta eres tu el profeta? Posiblemente preguntando en relación a Deuteronomio 18:15 que dice: “Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis” También Juan contesta que no, se habla de “el profeta” en relación a Jesús por ejemplo esto está en Jn.6:14; no obstante en Jn7:40 al 41 dice: “Entonces algunos de la multitud, oyendo estas palabras, decían: “Verdaderamente este es el Profeta”. Otros decían: “Este es el Cristo”. Pero algunos decían: “¿De Galilea ha de venir el Cristo?” Parece ser que “el profeta” y “Jesús” eran alusiones a distintas personas o una creencia popular judía en que vendría “el profeta” que era algo distinto al “Cristo” antes de este último. “el profeta” no estoy seguro a quien se refieren. Primero los dirigentes le preguntan si es el Cristo, Juan obviamente dice que no, luego si es Elías, dice que no es Elías, aunque sea de quien habla Mal 4:5; y después le preguntan si es “el profeta” posiblemente en alusión al que menciona Dt 18:15 pero Deuteronomio 18:15 habla de Jesús. ¿Entonces quien es el profeta? posiblemente tradición judía en relación a Dt 18:15 igualmente.

Los que fueron a interrogar a Juan el bautista eran grandes conocedores de la ley, y no fueron para felicitarlo, atraían demasiada gente, buscaban pretextos para encarcelar a Juan que cada ves atraía mas gente. Juan no era Elías en carne y hueso, Juan era Juan, una persona distinta que Elías pero era el Elías que vendría para preparar al Señor un pueblo dispuesto, poseía las mismas actitudes que Elías “el espíritu y el poder de Elías”. Para finalizar con estas preguntas que le realizaron a Juan transcribo el comentario Moody, en relación a “el profeta” no se esta seguro.

“19. Los Judíos. Como es costumbre en Juan, el término se aplica a los dirigentes de la nación. Estos sacerdotes eran de los fariseos (v24). Dos fueron los motivos para enviar a la delegación: La vigorosa predicación de Juan, que cautivaba a las multitudes (Mt. 3:5) y su rito bautismal (Jn. 1:26). De tal manera excitaba un hombre así la preocupación de ellos, que le preguntaron. ¿Tu, quien eres? 20. Juan adivinó los pensamientos de ellos. Lo mismo que las multitudes (Lc. 3:15), se preguntaba si acaso sería Juan el Cristo prometido. 21. la negativa de el motivó una segunda pregunta. Se esperaba que Elías viniera antes que el Mesías (Mal. 4:5). Es cierto que Juan no era Elías en persona, pero si en sus funciones (Mt. 17:10-13). Por el profeta hemos de entender probablemente el que se menciona en Dt:18:15,18. Algunos decían que este era una persona distinta del Mesías (jn.7:40)” Comentario Biblico Moody.

1:22 Tras las negativas de Juan le preguntan quien es. Para darle respuesta a los que enviaron este grupo de sacerdotes y levitas a interrogar a Juan.

1:23 Hace una alusión a Isaías 40:3, supongo que esta alusión no había sido pensada por el grupo que venia a interrogar a Juan el bautista, y además era cierta. No obstante, no deja conforme al grupo esta respuesta y continúan interrogando a Juan como ya se verá.

Isa 40:1 Consolad, consolad a mi pueblo–dice vuestro Dios.

Isa 40:2 Hablad al corazón de Jerusalén y decidle a voces que su lucha ha terminado, que su iniquidad ha sido quitada, que ha recibido de la mano del SEÑOR el doble por todos sus pecados.

Isa 40:3 Una voz clama: Preparad en el desierto camino al SEÑOR; allanad en la soledad calzada para nuestro Dios.

Isa 40:4 Todo valle sea elevado, y bajado todo monte y collado; vuélvase llano el terreno escabroso, y lo abrupto, ancho valle.

Isa 40:5 Entonces será revelada la gloria del SEÑOR, y toda carne a una la verá, pues la boca del SEÑOR ha hablado.

Isa 40:6 Una voz dijo: Clama. Entonces él respondió: ¿Qué he de clamar? Toda carne es hierba, y todo su esplendor es como flor del campo.

Isa 40:7 Sécase la hierba, marchítase la flor cuando el aliento del SEÑOR sopla sobre ella; en verdad el pueblo es hierba.

Isa 40:8 Sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

Isa 40:9 Súbete a un alto monte, oh Sion, portador de buenas nuevas; levanta con fuerza tu voz, oh Jerusalén, portadora de buenas nuevas; levántala, no temas. Di a las ciudades de Judá: Aquí está vuestro Dios.

Isa 40:10 He aquí, el Señor Dios vendrá con poder, y su brazo gobernará por El. He aquí, con El está su galardón, y delante de El su recompensa.

Isa 40:11 Como pastor apacentará su rebaño, en su brazo recogerá los corderos, y en su seno los llevará; guiará con cuidado a las recién paridas.

Saliendo un poco de la línea de este comentario cuando Juan responde “la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor”, veo también una respuesta humilde digna de todo un siervo de Dios. Juan no dijo “Yo soy el Elías que viene antes del Salvador del mundo, el profeta de Dios anunciado por el profeta Malaquias” muy lejos de esto comenta “Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor”, como dijo el profeta Isaías. como si dijera: “solo soy una voz en medio del desierto que grita “hagan un camino derecho para el Señor” como dice el profeta Isaías.

estudiargratis.com

Loading...
loading...

Dejar una respuesta