¿Cómo influye la masonería en la sociedad española?

¿Cómo influye la masonería en la sociedad española?

0
Compartir
loading...

masones

 

Por su interés reproducimos el artículo de Manuel Guerra Gómez publicado originalmente en la revista “Altar Mayor”

Quiero comenzar con una pregunta: ¿Por qué estamos como estamos? ¿Por qué y cómo hemos llegado a la situación actual en el terreno religioso, ético-social, etc.?

Una observación preliminar: Hablo de la masonería y de los modos de su influjo en España directamente, también de manera indirecta, o sea, al trasluz de la influencia de la masonería en otros países, sobre todo de los más cercanos. Los masones españoles son bastante más reservados que en Francia, Italia, EE.UU., etc. Su opacidad seguramente se deba a su existencia clandestina en España, impuesta desde 1940 hasta su restauración legal en 1979.

 

I. El cambio de paradigma, modelo e ideal

En la contraportada de mi libro Masonería, religión y política[1] se lee: “Era de noche. Imprevistamente la luz se apagó. Un grito estalló en la oscuridad: `¡Están cambiando el agua de la pecera sin que los peces se enteren!´. Sin ser conscientes de ello los creyentes –al menos la mayoría y del todo-, el paradigma religioso, especialmente el cristiano tradicional  en los países occidentales, está siendo sustituido por otro relativista, sin crético y laicista, o sea, masónico y, por lo mismo, indigente de Jesucristo y de una `nueva evangelización´”.

¿Cómo se ha operado este cambio? Evidentemente la causa no es única ni instantánea. La principal ha sido la flojera, así como la ausencia de coherencia y audacia por parte de los cristianos. Pero, el factor “catalizador” se llama “masonería”.

En la historia bimilenaria de la Iglesia –desde la perspectiva de la libertad religiosa- pueden distinguirse varios periodos y modalidades: a) persecución legal y declarada (tres primeros siglos); b) laicidad o libertad religiosa (año 313, Constantino); c) cristiandad o confesionalidad cristiana con diferentes alternativas e intensidad (desde el año 485); d) progresiva implantación del laicismo o cambio del paradigma cristiano por el masónico (desde el siglo XVIII). Ahora vamos a reflexionar sobre esta última etapa.

 

El 1º, el introductor de la confesionalidad católica en el Imperio romano, fue un hispano, nacido en Coca (Segovia), el emperador Teodosio (año 385). El último en mantenerla en una nación, otro español Francisco Franco. Actualmente ningún Estado es confesional católico. En cambio, parece normal la realidad de los países mayoritariamente luteranos (los escandinavos) y anglicanos (Reino Unido). ¿Por qué no se discute ni se cuestiona con o sin animosidad –como en el caso español durante los últimos años del franquismo- la situación británica, es decir, la conjunción del supremo poder civil, religioso/anglicano y masónico en la persona de los reyes? El Príncipe de Gales -o su correspondiente- y el capellán eran los únicos miembros de la masonería operativa o profesional medievales, que no eran canteros cualificados. Posteriormente el rey o un miembro de la familia real (ahora el Duque de Kent) ha sido y es el Gran Maestro o Presidente de la Gran Logia Unida de Inglaterra (GLUI); un obispo o clérigo anglicano, su capellán.

Durante el Medioevo y siglos inmediatamente posteriores el hombre y su en torno sociocultural gravitaba alrededor de Dios, de Jesucristo. La Iglesia formaba e informaba la opinión pública. En la Modernidad, gravitan en torno del hombre y del yo. Forman e informan la opinión pública la masonería y sus principios: laicismo, relativismo, sincretismo, gnosis, silenciamiento de Cristo).

En el Siglo de Oro los españoles tenían sus limitaciones y dudas, y cometían pecados. Pero estaban y actuaban en América, Filipinas, Flandes,  Italia, etc., aunque –en tiempo de los Reyes Católicos- eran solo unos nueve millones en Castilla, dos millones y medio en Aragón. En cualquier parte se sentían orgullosos de ser españoles y cristianos católicos. La fe les infundía confianza y audacia. Más aún, durante la Reconquista coincidían en pertenecer a los “reinos cristianos”.

Ahora, en cambio, somos cuarenta y tantos millones, pero casi en estado de fragmentación, descomposición. A veces, parece como si se ocultara la condición católica, como si estuviera oficialmente condenada a arresto domiciliario. ¿Cuántas veces se ha pronunciado la palabra “Jesucristo” en el Congreso y en el Senado españoles. Acertó Menéndez y Pelayo en el prólogo a su Historia de los heterodoxos españoles (año 1882):

“España evangelizadora de la mitad del orbe (…). Esa es nuestra grandeza y nuestra unidad; no tenemos otra. El día en que acabe de perderse, España volverá al cantonalismo de los arévacos y de los vectones o de los reinos de Taifas. A este término vamos caminando, y ciego será quien no lo vea”.

 

ii. “la logia, el laboratorio de la sociedad”

La loge c´ est le laboratoire de la Société”, declaración de Pierre Simón (1925-2008), médico, Gran Maestro de la Gran Logia de Francia, en su obra De la vie avant toute autre chose[2]. En este libro describe el objetivo y la táctica de su “Grupo Littré”, que era una logia, una fraternelle, integrada por médicos franceses, también algunos belgas, suizos y holandeses.

Objetivo: a) “cambiar el concepto de vida y así transformar la sociedad” mediante la separación de sexualidad y procreación, la introducción de la anticoncepción, del aborto, los experimentos con embriones vivos, la supresión de la pena de muerte, etc[3].; b) “implantar una nueva definición del bien y del mal, la del hombre moderno”[4], originando una ”nueva moral”, que es “una ética superior”, “en sintonía con los principios masónicos y en abierta oposición a la Fe y a la Moral católicas” (Ibid. pp. 146, etc.).

Táctica: Su sede era un piso que les había cedido Romain Lavielle, presidente de la Mutuelle de l´ Education Nationale. Allí, a partir de 1953, celebraban reuniones clandestinas, elaboraban sus proyectos, sus colaboraciones en los medios de comunicación social, la divulgación de un número exagerado (300.000) de abortos clandestinos anuales practicados en Francia, la concesión de entrevistas a periodistas y a radiotelevisión, contactos con políticos (socialistas, comunistas, etc.), el plan de conferencias, debates públicos (también con católicos), etc. Allí experimentaban los anticonceptivos con prostitutas a las que abonaban 50 francos por hora. Con el tiempo y tras dos tentativas parlamentarias frustradas consiguieron la aprobación de la abrogación de la ley de 1920 (que prohibía los anticonceptivos y su propaganda) con el eslogan “contraconcepción, SÍ; aborto, NO”. Luego la introducción del aborto en diciembre. 1974, etc., cuando era Presidente de la República el masón Valéry Giscard d´ Estaing, Ministra de Sanidad Simone Veil y su asesor: el mismo Pierre Simón. ”Los diputados y senadores masones de derechas y de izquierdas votaron como un solo hombre!”, exclama el entonces masón y Venerable Maestro de una logia del GOF Maurice Caillet (o. c. 53).

¿En España han imitado a Pierre Simon y su logia profesional, médica?

Resulta lógica la valoración duramente crítica del libro de Pierre Simon por parte del entonces cardenal J. Ratzinger en la conferencia inaugural de IX Congreso Internacional del Pontificio Consejo de los Agentes Sanitarios (noviembre, 1994)[5].

“Las ideas cultivadas en la logia han cambiado la sociedad[6]”. La intención de influir eficazmente en la sociedad figura en la simbología y en los textos de los rituales de la masonería, por ejemplo cuando le atribuyen la misión de “portadora de la Luz y del progreso humano” (rituales de los grados superiores: 30-33º del REAA= Rito Escocés Antiguo y Aceptado). Piénsese también en los modos violentos de irrumpir e influir en la política (atentados, magnicidios, etc.)[7]. Uno de los documentos, remitidos por ”A. de S.” a F. Franco, está firmado por Martínez Barrio, expresidente del gobierno español, Gran Maestro del Gran Oriente Español (GOE), en julio de 1943 y destinado a ser leído en todas las logias españolas, tanto clandestinas (en España) como en el exilio, afirma: “Nosotros (los masones) somos los hombres del porvenir. Vosotros, los homúnculos del pasado… Guardad vuestras sociedades; defendedlas en tanto llegue la hora de su destrucción por la masonería universal[8]”.

Además, es lógico y coherente el deseo de transformar la sociedad de acuerdo con sus principios. Quien se cree en posesión de algo bueno o muy bueno sería un egoistón si se lo reservara para sí mismo. Más aún, si se tiene en cuenta que la propiedad de bienes materiales (dinero, casas, etc.) disminuye en la medida en que se comparten, al revés que la de los bienes intelectuales, espirituales.

 

iii. ¿cómo realiza la masonería su influjo en la sociedad, también en la española?

Al margen de algunas logias existentes durante el siglo XVIII, puede decirse que la masonería se estableció en España durante la invasión napoleónica. Se iniciara o no Napoleón durante su campaña en Egipto, ciertamente fueron masones sus cuatro hermanos. Uno de ellos, José (Pepe Botella) fue Gran Maestro del Gran Oriente de Francia (1804), del Gran Oriente Nacional de España, instituido el 27.11.1809 y rey de España. Napoleón llegó a imponer la iniciación de mujeres y que su esposa Josefina fuera Gran Maestra y como tal actuó en una logia de adopción. En su Memorial de Sta. Elena reconoce que había puesto la masonería a su servicio porque, por medio de ella, tenía garantizada la lucha contra el papado, el control de las Fuerzas Armadas Policiales, así como un canal de propaganda e infiltración en demás países.

El Gran Oriente Español (GOE) representa la tradición masónica más importante en España por el número de los miembros y por su influjo sociopolítico[9] hasta el final de la Guerra civil (1939). Se llama así desde que realizó la fusión del Gran Oriente de España y el Gran Oriente Nacional de España en 1889. Legalizado en julio de 1979 por una sentencia del Tribunal Supremo, tras diversas vicisitudes se “fusionó” -marzo del 2001- con la Gran Logia de España (GLE). ¿Cómo y por qué ha sido absorbido por la Obediencia masónica tradicionalmente adversaria suya y menos influyente?[10].

 

3.1. El influjo de sus miembros

El modus operandi de la masonería en la sociedad: “No propone oficialmente nada al mundo profano, sino que siembra las ideas y principios a través de sus miembros más idóneos para proyectarlos en el ámbito profano (no masónico). Al menos así debería ser”[11].

A la pregunta de María R. Boensch: “¿Cuál es hoy la fuerza y la función socio-política de la masonería en Italia?”, Umberto Genova, Gran Secretario del GOI (Gran Oriente de Italia) responde: “Hoy, hay masones en el Gobierno, en el Parlamento, en la Magistratura, en los Partidos (en todos los Partidos, desde la extrema izquierda a la extrema derecha) y en todas las categorías sociales del país. A estos nuestros hermanos compete condicionar –según los principios masónicos- la orientación de los sectores a los que pertenecen”[12]. Si, hoy (casi medio siglo más tarde), se formulara la misma pregunta al Gran Secretario de la GLE respecto de España, presumiblemente la repuesta sería la misma, aunque con un número menor de masones.

La laicidad, la libertad religiosa, concede a los individuos el derecho a profesar sus creencias religiosas o increencias también en público, con tal que no se opongan al bien común ni perturben la paz social. Por eso, es lógico que un masón hable y actúe como tal y que, si es político, vote de acuerdo con los principios masónicos. En cambio, no es lógico ni ético que los políticos masones o de cualquier ideología (liberal, socialista, etc.) puedan hablar y votar de acuerdo con sus opiniones mientras que los cristianos no puedan hacerlo conforme a sus creencias. Tampoco lo es que el laicismo prohíba a los miembros de cualquier religión concreta las manifestaciones públicas de sus creencias, la existencia de sus signos en calles, plazas, etc. El laicismo es uno de los principios de la masonería desde su nacimiento. Ya en las Constituciones de Anderson (Deber u obligación, I y VI, 2), promulgadas en 1723 y aceptadas prácticamente por todas las Obediencias masónicas se admite “la religión en la que todos los hombres están de acuerdo”, “la religión universal”, o sea, “lo común a todas las religiones”, recluyendo lo específico de cada religión en el foro de la conciencia y dentro de los templos.

La masonería influye por medio de los masones en activo, o sea, los equiparables a los “creyentes y practicantes” de las religiones. En 1995, la GLUI contaba con 750.000 miembros en unas 8.000 logias en todo el mundo. De ellos, en 2013 casi 10.000 en España –miembros de la GLE-, incluidos los masones extranjeros, especialmente británicos, con logias en su propio idioma, que residen más o menos tiempo en las costas españolas mediterráneas y canarias.

Debe valorarse también el influjo de los masones “en sueños” o “durmientes”, o sea, los “no practicantes”, los que han abandonado su logia pudiendo regresar a ella. Exceptuados los casos de auténtica conversión religiosa, generalmente conservan su mentalidad masónica (relativista, laicista, marginación y hasta animadversión hacia el cristianismo, silenciamiento de Jesucristo, etc.). Según los mismos masones, su número suele ser elevado, a veces similar al de masones en activo, por ejemplo 10.000 en Argentina[13]. Tras la muerte de Franco “en España se han iniciado unas 12.000 personas, quizás algo más, pero la gran mayoría ya no está activa[14]”.

Por fin, los ”irradiados” o expulsados, pero son pocos, por ejemplo el Gran Maestro de la GLE, Luis Salat, expulsó a cinco (mayo 1988), a seis (marzo 1995).

masones

3.2. Las fraternidades” profesionales o temáticas

Las llamadas en francés Fraternelles Maçonniques, “fraternidades masónicas” son logias de “hermanos” (frater en latín) o masones de la misma profesión, de cualquier Obediencia[15] y Rito[16], de la misma o diferente nación.

Las Fraternidades profesionales propiamente no son logias, aunque a veces se llamen así. Y no lo son – a) por su condición transversal. Sus miembros pertenecen a diversos talleres y logias; b) porque sus reuniones se diferencian de las “tenidas” o reuniones celebradas periódicamente en el templo de cada logia de acuerdo con su ritual. En las Fraternelles los “trabajos se desarrollan sin ajustarse a un ritual estatuido. Se hacen exposiciones de signo sociocultural y político, que son escuchadas sin guardar silencio riguroso[17].

3.2.1. Las fraternidades masónicas políticas

Las Fraternidades políticas integran a los masones funcionarios en general o en sus distintas secciones: los parlamentarios, etc. La Fraternidad Parlamentaria agrupa a los miembros del parlamento (diputados, senadores) masones de un país. Lo mismo sucede en planos superiores: el europeo (Unión Europea), el internacional (diferentes organizaciones americanas) y el global o mundial (ONU, etc.). La llamada “Logia de Estrasburgo” es una Fraternidad masónica, que engloba a los masones eurodiputados de los distintos partidos políticos y de las diferentes naciones de la Unión Europea. Según el valenciano Ramón Torres, Gran Comendador o presidente del Supremo Consejo del REAA del grado 33º para España, entre un 60 y un 70% de los eurodiputados del Parlamento Europeo de Estrasburgo son masones[18]. De ellos la mayoría, socialistas, pero –dada la proporción de los europarlamentarios- varios también del Partido PopularEuropeo, etc.

Maurice Caillet reconoce: ”En la Fraternal de Altos Funcionarios (a la que perteneció él) se negocian ciertas promociones; en la Fraternal de Reconstrucciones y Obras Públicas se reparten contratos con consecuencias financieras considerables[19]”. En la de Altos Funcionarios, “funcionarios de toda clase de administraciones, prefectos, jefes de gabinetes de ministros, intercambiaban informaciones, (incluso) decidían el ascenso de funcionarios”[20].

El Gran Maestro de la Gran Logia de España (2002-2006), Josep Corominas creó logias profesionales en el 2005, o sea, Fraternidades, por ejemplo, “Ágora” reservada a los políticos; “Mercurio”, a los del mundo empresarial y financiero; Hermes Trismegistos, llamada vulgarmente ”grupo de Monserrat” por haberse constituido en una reunión celebrada en el monasterio monserratino, para personas del ámbito universitario. Este grupo quedó “en sueños”, o sea, oficialmente inactivo, al no ser reelegido Corominas, pero últimamente da muestras de reactivación. Las anteriores logias profesionales no son propiamente encubiertas, aunque se les aproximan, pues dependen directamente del Gran Maestro, saltándose las instancias intermedias (provinciales, etc.). Pero, en mayo de 2006, un decreto de su sucesor, José Carretero (Gran Maestro de la GLE, 2006-2010), las vinculó a la Gran Logia Provincial de Cataluña, sembrando la inquietud entre sus miembros por el riesgo mayor de la filtración de sus nombres.

La Gran Logia Simbólica Española (GLSE), liberal y mixta, fundada en mayo de 1980, constituyó (octubre, 1988) la logia profesional Europa nº 19 para políticos. Bajo la dirección de su primer Venerable Maestro, el socialista Josep Brunet Sierra, estaba integrada por más de 50 políticos del Partido Socialista Catalán (PSC), también por nacionalistas de Convergencia y Unión (CIU). Luego se desvinculó de la GLSE y recibió su carta patente, testimonio de su incorporación a la Gran Logia de España, en 1989 con el nombre Europa nº 42

La masonería ha influido en el nivel político de la vida española a través de sus miembros. A veces la masonería en cuanto tal, por medio de sus directivos, interfiere directamente en la política (en las deliberaciones y decisiones o votaciones parlamentarias). A veces impone sus proyectos por encima de la determinación de los partidos políticos a los que pertenecen los masones parlamentarios. Los documentos incautados a las logias durante la Guerra civil y reunidos en el Archivo de Salamanca demuestran[21] que:

– a) ya en la apertura de las Cortes Constituyentes de la Republica (14.7.1931) se propuso la formación de una fraternidad masónica, con palabras de Diego Martínez Barrio, Gran Maestro del GOE, “la constitución de una minoría masónica, de cuya eficacia creemos inútil hacer elogio porque está en el ánimo de todos”[22].

– b) a propuesta de los masones más radicales, en la asamblea masónica de 1932 se impuso a los masones diputados la emisión de un juramento personal masónico por el cual se comprometían a seguir las consignas e indicaciones de los directivos. Todos los numerosos diputados masones, lo hicieron y todos fueron obedientes a las orientaciones recibidas en varias sesiones previas a la votación de la Ley de Confesiones y Congregaciones Religiosas y de las posteriores disposiciones legales anticatólicas (divorcio, cementerios civiles, supresión del presupuesto del clero, exclusión de los religiosos en la enseñanza), que implantaron en España el laicismo masónico.

Ya a mediados del siglo XIX, un documento de la masonería belga expone e impone el modo de proceder de las logias ante las elecciones políticas. “Primeramente la Logia propondrá un candidato masón, con cuyo móvil se hará la elección, bajo la adopción del Gran Oriente; siendo enseguida impuesto a los hermanos de la Obediencia. En las elecciones, ya sean nacionales, provinciales o municipales, será igualmente reservada la elección del Gran Oriente. Cada masón jurará valerse de todo su influjo para que salga triunfante el candidato adoptado. El elegido por la masonería está obligado a hacer ante la Logia su profesión de fe de lo cual se levantará acta. Se le invitará a recurrir a las luces de dicha Logia o del Gran Oriente en los sucesos graves que puedan presentarse mientras dure su mandato. La inobservancia de sus compromisos le expondrá a severas penas, y hasta a ser excluido de la Orden. Si cada logia juzga útil auxiliarse por medio de la publicidad, se procurarán medios de inserción en los periódicos, pero el Gran Oriente les recomienda que se valgan de los periódicos que les inspiren entera confianza[23]”. Evidentemente este proceder no cabe en el actual sistema electoral español en su primer estadio. Pues el jefe de filas de cada partido en los distintos niveles nacional, autonómico y provincial designa a los candidatos. Estos –si son elegidos- corren el riesgo de procurar agradar al jefe para asegurarse la designación en posteriores convocatorias electorales tanto o más que servir a los electores y sus intereses,

Una cosa es votar en conciencia o de acuerdo con las creencias religiosas e ideológicas, que en un masón son las masónicas, y otra que los directivos de la masonería o de cualquier ideología interfieran la onda de la conciencia individual, forzándola con consignas secretas y de obligado cumplimiento o que, por otra parte, se cierre la entrada a la objeción de conciencia. Claro que “la dictadura del relativismo” (cardenal J. Ratzinger) lleva inevitablemente a borrar la frontera entre lo esencial e inmutable y lo accesorio o cambiante en el terreno objetivo. El relativismo sociocultural e histórico, que es el específico de la masonería, supedita la importancia de los valores morales, etc., al grado de su vigencia en cada circunstancia sociocultural y, en el fondo, al dictamen de los representantes políticos del pueblo. Queda así justificada la interferencia de la masonería en cuanto institución en las deliberaciones y decisiones tanto administrativas como políticas.

Invito a los oyentes a experimentar un cierto vértigo asistiendo imaginariamente a una reunión de la Fraternidad Parlamentaria española, integrada por masones diputados y senadores –juntos o separados- del PSOE, PP, CIU, PNV, etc.. Lo tratado allí está sometido al secreto masónico, pero allí –al menos al presidente de esta logia fraternal- se informa de todo.

3.2.2. Las Fraternidades masónicas educativas

La masonería se ha preocupado siempre de la educación. “La escuela/educación pública y laica” es su lema. Suelen añadir “única”, también “obligatoria”[24]. La masonería defiende la ”libertad de enseñanza”. Pero la entiende no como libertad de los padres para enviar a sus hijos menores de edad a un centro escolar de un ideario concorde con sus creencias, sino como “libertad de cátedra[25]”, o sea, que cada profesor pueda impartir la enseñanza de acuerdo con sus propios deseos, al margen de ideario del centro y del deseo de los padres.

El interés de la masonería en que se imparta una educación masónica explica “el acuerdo de Cooperación Educativa” firmado por José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (O.E.A) y Rafael Aragón Guevara, Gran Maestro de la Gran Logia de la República de Guatemala y Presidente de la Confederación Masónica Interamericana (CMI) el 9 de mayo de 2008. El Secretario General destacó que el acuerdo “fortalecerá la búsqueda común para lograr un hemisferio en el que impere cada vez más la democracia, la libertad y la justicia, principios fundadores de esta Organización y principios capitales de la Orden masónica”. Asimismo aseguró que la firma del acuerdo “permitirá abrir espacios para que valiosos profesionales de las ciencias sociales y políticas que integran las distintas entidades masónicas, culturales y humanitarias a lo largo de nuestro Continente puedan participar en las iniciativas que lleva adelante la OEA”. Sería interesante desvelar en qué se ha concretado esta participación, aparte de la infiltración e influjo de masones en la OEA, en sus actividades y decisiones. Secretario para la Educación, Ciencia y Educación de la OEA era el masón Álvaro Marchesi, relacionado con la elaboración de la LOGSE española.

My beautiful picture

Ha habido y hay numerosas organizaciones de impronta masónica: Institución Libre de Enseñanza, Liga Española de la Educación y Cultura Popular (Madrid,1996), Acción Laica “Escuela Libre” de León, Asociación “Escuela Laica” de Albacete, Asociación “Pi y Margall por la Educación Pública y Laica”, Colectivo “Escuela de Granada”, y otras de padres y alumnos. Aunque impulsadas generalmente por Fraternidades masónicas, las Ligas y sindicatos de enseñanza o educación son más bien organizaciones-pantalla de la masonería.

3.2.3. Las Fraternidades masónicas sindicales

El discurso de Nicolás Sarkozy, presidente de la República francesa, en San Juan de Letrán (Roma) en defensa de la ”laicidad sana” o “positiva” provocó la reacción de la masonería francesa, alarmada porque ”lo religioso vuelve con vigor al espacio público”. El Gran Oriente de Francia con unos sesenta sindicatos (CGT,ESU, SGEN,CFDT, etc.)  y asociaciones educativas (Liga de la Enseñanza, UNSA Educación, etc.) han lanzado un llamamiento en Internet  “en defensa de la laicidad (laicismo)”[26].

Karl Marx, Mikhail Bakunin y otros representantes de la masonería europea fundaron en 1864 la Primera Internacional. Pronto se desgajaron originando la rama marxista (K. Marx) y la sindicalista anarquista (Bakunin, aristócrata ruso). Este introdujo el anarquismo sindicalista y revolucionario entre los obreros en Madrid y sobre todo en Barcelona por medio del italiano Giuseppe Fanelli. Su principal representante, durante su expansión (en torno a 1868) fue el masón Anselmo Lorenzo, fundador de la CNT (Confederación Nacional del Trabajo). Escisiones suyas han sido  la FAI (Federación Anarquista Ibérica, fundada en Valencia 1927) y la CGT (Confederación General del Trabajo).

No sorprende la tradicional hostilidad del sindicalismo, especialmente del anarquista, contra la Iglesia católica. Masón fue su fundador, masones muchos de sus directivos al menos en su primera etapa y masones el grupo de anarquistas intelectuales, encargados de la formación cultural de los obreros en y desde la CNT.

¿Por qué, en los pocos días de la “Semana Trágica” (26 julio-1 agosto de 1909),  en Barcelona fueron incendiados 90 (según Ramón Corts) edificios religiosos (el seminario conciliar, 18 iglesias, 29 conventos, etc.), pero ningún banco ni fábrica? El coordinador fue Ferrer y Guardia, anarquista y destacado masón, que, frente a la masónica Universidad Libre de Bruselas, tiene una estatua que representa al portador de la antorcha, símbolo de la Razón. El socialismo español, en 1987, dio su nombre a una escuela de pensamiento, la Fundación Ferrer i Guardia, promotora del laicismo y del establecimiento de un “Observatorio de la Laicidad (laicismo) en España.

La Gran Logia de España fundó una logia en Madrid con el nombre Primero de Mayo y otra en Barcelona, llamada Karl Marx. Ambas fueron promovidas por Rafael Vidiella, cofundador del partido de los comunistas catalanes (PSUC). La mayoría de las logias celebran el Día Socialista del Trabajo (uno de mayor) con tenidas o reuniones extraordinarias.

Desconozco el grado de infiltración de la masonería en los sindicatos españoles. Algunas organizaciones sindicales en cualquiera de sus planos (provincial, autonómico, nacional) pueden estar conectadas con fraternidades masónicas y sobre todo ser organizaciones-pantalla, empeñadas en parecer y actuar como organizaciones tanto o más políticas que sindicales, defensoras de una ideología que de los trabajadores y de sus derechos.

3.2.4. Las Fraternidades masónicas militares

Ha habido siempre logias de militares. Piénsese en el famoso Affaire des fiches de hace un siglo[27]. En España ha habido también masones y fraternidades masónicas[28]. Ahora hay militares masones, presumiblemente también “fraternidades”. No me consta que hayan elaborado un fichero de militares masones como en el caso de las “fichas” en Francia y como determinó una de las asambleas extraordinarias del GOE (el 20.2.1932), si bien afectaba no solo a los militares, sino también a lo restantes masones, especialmente a los políticos, incluidos los activos y los durmientes o en sueños. En la ficha debía consignarse “su ocupación actual, los empleos que ejercen o han ejercido en el Estado o en empresas privadas, así como su hoja de servicios con sus méritos y sus trabajos masónicos… Se vigilará para que esta fraternidad masónica esté por encima de todas las divergencias que pudieran distanciarlos en las luchas políticas”[29].

3.2.5. L Fraternidades masónicas policiales

Alain Bauer, Gran Maestro del GOF, afirma que el 10-15% de los comisarios de la policía francesa son masones (sin contar los de otras Obediencias: Gran Logia de Francia, Gran Logia Nacional de Francia, etc.)[30]. Eric Vanlerberghe, presidente de la Mutuelle del Ministerio del Interior francés e iniciado en el GOF, eleva a 3.000 los oficiales de la Policía -masones de todas las Obediencias-, en torno al 20% de todos los oficiales (Ibidem, 114). A mediados de la década de los´90 hubo enfrentamientos entre masones de distintas Obediencias (GOF y GLNF) aunque pertenecían a la misma “fraternelle” de la policía. Dado el mayor número de sus miembros, los policías del GOF se llevaron la mejor y mayor parte de los cargos más elevados[31].

Seguramente Gran Bretaña es el país europeo, donde la masonería ejerce un influjo más eficaz  y transversal en la vida sociopolítica, también en la policía. Martin Short dedica la 3ª parte (pp. 195-365) de su libro[32] a la vinculación de la policía inglesa con la masonería. “Mas del 60% de los jefes de la policía británica son miembros de la masonería”[33].

Una vez más, la opacidad se adensa, también respecto a la infiltración masónica en el ámbito policial española. A juzgar por todos los indicios está presente y más activa en la Policía Nacional que en la Guardia Civil. Se ha demostrado la conexión entre los masones, miembros de los servicios secretos franceses y españoles, así como de ambos Ministerios del Interior, en el entramado de la lucha antiterrorista (ETA). Más aún, hay también documentación sobre la información secreta respecto del atentado del 11M. Lo reconoce Jacinto Ángel Guerrero Lucas, exiliado en Francia desde 1963, agente muy activo del anarquismo, escogido por la CNT para atentar contra Francisco Franco, espía doble desde 1983. En cuanto al 11M, afirma tener “datos que considero de máxima importancia para la seguridad (…) y que no he querido poner en manos del poder saliente” (gobierno de Azar). La documentación acumulada sobre ETA, el GAL, contactos con jueces y policías franceses, así como con miembros de la Seguridad y del gobierno español, incluso con su presidente, Felipe González, llenan varias cajas, guardadas desde 2009 en Andorra, donde Guerrero Lucas cuenta con la protección de la masónica Federación Ibérica[34].

3.2.6. ¿Fraternidades masónicas financieras?

El periodista Ferrucio Pinotti pregunta a Giuliano di Bernardo (Gran Maestro del GOI -1990/1993 y fundador y Gran Maestro de la Gran Logia Regular de Italia -1993 y años siguientes-): “¿Hay grandes `canales europeos´ masónicos de finanzas, profesionales y competentes, que actúan en sintonía con la común pertenencia a la masonería?”. Di Bernardo responde: “Ciertamente existen y han existido siempre…La masonería ha sido un canal importante. Es claro que masones italianos competentes en finanzas establecen relaciones con sus colegas extranjeros y que la común pertenencia a la masonería hace de catalizador, mejora las relaciones ya fluidas. La masonería desarrolla estas conexiones, las refuerza”[35]. Aquí parece radicar el motivo de la iniciación de Mario Conde en la masonería. Así lo cree su socio Juan Abelló. Este rechazó su iniciación en la masonería por motivos de su conciencia católica, pero le parecía normal que lo hiciera Mario para triunfar en el ámbito financiero internacional[36]. Téngase, además, en cuenta que precisamente Di Bernardo asistió invitado a la investidura de Mario Conde en el doctorado Honoris Causa de la Universidad Complutense[37].

3.3. Las logias encubiertas

Se llaman así las logias cuya existencia es conocida solamente por los masones pertenecientes a las mismas y a los grados superiores (30º-33º). Son masones de pleno derecho, pero sin obligación de asistir a la sesiones de trabajo masónico en las logias. Suelen ser personalidades del ámbito político, literario, militar, judicial, empresarial, medios de comunicación social, etc., que de esa forma infiltran la concepción masónica más fácil y eficazmente en su entorno socio-cultural. Se diferencian de las Fraternidades en que, en estas, todos sus miembros tienen la misma profesión; en las logias encubiertas, no.

Puede erigirse la Logia Propaganda Due (P2)[38], la de Licio Gelli[39], masón grado 33º del GOI desde 1959, en prototipo de las logias encubiertas y de su infiltración en la clase dirigente del Estado y de una sociedad, la italiana. Gelli había estado ligado al fascismo, tras la IIª Guerra Mundial, a los Servicios secretos comunistas del Pacto de Varsovia, así como a la CIA y a personalidades de la masonería estadounidense. Cuando la P2 fue descubierta por la policía italiana, entre los afiliados a la P2 había 3 miembros del Gobierno italiano, 43 del Parlamento, 54 altos funcionarios, 183 altos oficiales del Ejército, de la Marina y de las Fuerzas Aéreas, 19 jueces, 58 profesores universitarios, varios propietarios de periódicos, casi todos los directivos de los Servicios de Seguridad italianos, etc. El mismo Gelli[40]. reconoce que, además de los 962, cuyos nombres se han publicado[41], había bastantes más que no figuraban en esa lista por motivos especiales de reserva, por ejemplo Sadat (presidente, Egipto)[42]. El islam, especialmente el fundamentalista, es radicalmente incompatible con el laicismo y su fundamentalismo. Si este se ha impuesto en un país, ha sido por la fuerza y con derramamiento de sangre de los fieles al islam (caso de Turquía). Los directores del Gran Oriente de Italia comunicaron a Gelli la clausura de la P2, él se resistió hasta que, el 17 de marzo de 1981, los oficiales de la Guardia de Finanzas  de Milán se presentaron en sus residencias, avalados con la orden de registro y confiscación de documentos. Cuando Sandro Neri le pregunta: “¿Cuál era el verdadero objetivo de la P2?”, Gelli contesta: Governare senza esse al governo, “Gobernar  sin estar en el gobierno”[43].

Generalmente las Obediencias masónicas tienen logias encubiertas. En España, los políticos masones afiliados al PSOE, al PSC, al PP, etc., suelen pertenecer –en su mayoría- a logias encubiertas de Obediencias masónicas diferentes. Una logia encubierta se llama Rosa de Fuego (Rosa de Foc en catalán), compuesta por masones de distintas Obediencias (Gran Logia de España, Gran Logia Femenina de España, Gran Oriente Ibérico, Gran Priorato de Híspania, etc.). “Dirige”, en gran medida, el laicismo español en varias de sus manifestaciones y el ataque contra la Iglesia católica. Se relaciona más con los socialistas y están más a favor de los palestinos que del Estado de Israel. Se conocen los nombres de pila de unos diez de sus miembros; de otros, solo los nombres simbólicos o de uso exclusivamente interno; de algunos, ni eso siquiera.

3.4. Las organizaciones-pantalla de la masonería

A diferencia de las Fraternidades y de las logias encubiertas, no todos los miembros de las organizaciones pantalla son masones. Sus directivos son o masones generalmente no conocidos como tales o no masones, pero de docilidad probada al ideario masónico, al talante y proyectos masónicos. La táctica y el secreto masónicos impiden o al menos dificultan conocer con certeza cuáles son estas organizaciones, sobre todo mientras están en funcionamiento e influjo vivo. Son un medio eficaz para influir en la sociedad.

Loading...

Organizaciones pantalla en España: la Institución Libre de Enseñanza, la “Fundación Cives” (Madrid, 1996), “Europa Laica” y tantas otras organizaciones apellidadas “laicas”, sinónimo de “laicistas”. Desde el 2004, Europa Laica es miembro formal de la Federación Humanista Europea, comprometida en promover una política laicista común en la Unión Europea.

3.5. Ocupando los puestos-clave…

Pregunta la periodista María R. Boensch: “¿Cómo pretenden realizar la revolución masónica y adueñarse del poder en la sociedad italiana?”. Responde el masón grado 33º (REAA) Augusto Castaldo: “Gradualmente, ocupando los puestos clave, que en parte ya hemos ocupado”[44].

En la IVª Conferencia Interamericana de la Masonería (Santiago de Chile, 1958): ”La Orden acuerda ayudar a todos los miembros para que puedan conseguir puestos importantes en la vida pública de las naciones”, ”defender e instaurar el laicismo en todos los terrenos mediante los diferentes partidos políticos influenciados”  por la masonería  y “procurar calmar la alarma, de la Iglesia católica contra la masonería evitando la acción masónica directa”[45].

6. En secreto[46]

La Franc-maçonnerie, puissance occulte, libro de Léon Poncins, lo demuestra con una documentación internacional, serie de documentos originales masónicos. Es “poder oculto o desde la sombra” especialmente por el secreto. La obligación de guardar secreto es una táctica eficaz. Permite infiltrarse de modo inadvertido y, por lo mismo, sin provocar reacciones en las clases sociales, en las religiones, en las Iglesias, también en la católica, en la medida de lo posible, o sea, en proporción inversa a la fidelidad de sus miembros. Además, el secreto facilita que los masones no sean tachados de incoherencia con sus principios y normas de conducta (tolerancia, filantropía) y que tengan absoluta libertad de movimientos sin comprometer a la masonería. Más aún, si no se sabe quiénes son masones, menos se sabrá quiénes y cuántos han dejado de serlo, ni quiénes y cuántos se han vuelto a incorporar. En fin, así quedan encubiertas las rivalidades, a veces verdaderas hostilidades, entre los miembros de las diferentes Obediencias masónicas y dentro de la misma Obediencia.

¿Pero, en una sociedad democrática y pluralista es lógica, coherente y lícita la existencia de sociedades secretas? ¿Por qué, cuando se pregunta, aunque pueden decirlo, no se declaran masones los que, además de serlo, son hombres y mujeres “públicos” en puestos de responsabilidad gubernativa, política, judicial, militar, administrativa, periodística?

El secreto explica que, para los ”profanos“ o no masones, resulte dificultoso conocer las formas operativas de los masones, tanto dentro como fuera de las logias.

 

iv. El Nuevo Orden Mundial “masónico” y la perspectiva cristiana

Estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo periodo de la historia. Es el “Nuevo Orden Mundial (NOM), gestado especialmente en el seno de la masonería y llamado así ya en 1737 (20 años después de su fundación oficial, año 1717) en el discurso que Andrew M. Ramsay iba a pronunciar en una reunión de las primeras logias francesas. El NOM supone la existencia de un solo gobierno, tribunal supremo, ejército, moneda, una sola religión, ética, etc., en la ”aldea global” que es o será la Tierra. El laicismo, el relativismo, el sincretismo y el ”método[47]” masónicos predominan ahora en el NOM y lo caracterizan al mismo tiempo que van impregnando los sectores inferiores (nacional, regional), al menos en el plano oficial[48].

4.1. Uno de los signos de nuestro tiempo, un reto y un “kairos”

Desde la perspectiva cristiana tenemos que preguntarnos. La globalización, la gestación del NOM, es uno de los signos de nuestro tiempo. ¿Qué nos está diciendo Dios por medio de este signo? Además, de un signo, es un reto. ¿Qué debemos hacer? Además de un signo y de un reto, es un kairós, una oportunidad. Nuestra respuesta se llama “nueva evangelización” consigna y tarea señalada por Juan Pablo II y acentuada por Benedicto XVI. Algunos rechazan el NOM en bloque como si fuera malo en sí mismo. Por eso, en marzo de 1995, Timothy McVeigt hizo explotar una mini-bomba nuclear en Oklahoma (casi 200 muertos, 853 heridos, 324 edificios destruidos). La Iglesia “católica”, o sea “mundial”, considera el NOM no malo en sí mismo, sino en la medida en que sea relativista, laicista y sincrética –masónica- y, por ello, necesitado de una nueva evangelización, de un encuentro con Jesucristo.

4.2. No dejarse engañar por las apariencias

El mundo occidental y el NOM, al menos aparente y oficialmente, son relativistas, laicistas y sincréticos, o sea, masónicos. Pero, cómo es posible que Juan Pablo II hablara de “una floración primaveral en la Iglesia”, de un “nuevo Pentecostés”. Cuando lo leí por vez primera, pensé: cada uno descubre fuera de sí aquello que llena su interior. Y, como Juan Pablo II es tan bueno, tan santo, no ve sino bondad, como el avaro tiende a no ver sino dinero y el lujurioso, placer sexual.

No obstante, con ocasión del Año 2000, la Real Academia de Doctores publicó un libro titulado “El estado de España. En él se expone el estado de España en el plano político, económico, médico, literario, etc. A mí me tocó describir “Los Movimientos Eclesiales”[49]. Quedé asombrado al comprobar el número y la calidad de los miembros de los Neocatecumenales (Kikos), Obra de María o Focolares, Comunión y Liberación, Franciscanos de María, Renovación Carismática Católica, etc., también el Opus Dei aunque no es un nuevo movimiento eclesial, sino una Prelatura Personal. Si desaparecieran todos los Movimientos Eclesiales y los grupos de oración y apostolado activos en casi todas las parroquias, ¿cómo quedarían la Iglesia y el mundo, dejando una especie de gigantesco “agujero negro” en la galaxia eclesial y en la socio-cultural? Su actividad, ordinariamente silenciosa, a veces emerge. Entonces se contempla el espectáculo maravilloso de la Jornada Mundial de la Juventud (Madrid 2011).

No obstante, puede estarse operando una apostasía general, más sensible en los países tradicionalmente católicos. Que se realice o no y su grado dependerá más de los cristianos mismos, de su santidad y dinamismo apostólico, que de causas externas. ¿Si la estatua soñada por Nabucodonosor no hubiera tenido los pies de arcilla seca, sino de oro, plata, bronce o hierro como el resto del cuerpo, se habría derrumbado y roto por el impulso de la piedrecita (Daniel 2, 28ss.)?

4.3. Conocer la historia

“Solo quien  no comprenda que la Iglesia no es nuestra, sino de Cristo, puede preocuparse por ella”, por su porvenir (Benedicto XVIII, en despedida, Miércoles de Ceniza, 2013). Para enjuiciar con serenidad y objetividad se requiere fe sobrenatural, gracia de Dios. Pero puede bastar con conocer la historia de la Iglesia.

Las avalanchas de los Bárbaros (siglo V), que eran paganos o arrianos, fragmentaron el Imperio romano y demostraron que la ”Roma eterna”, en cuanto imperial, cantada por los poetas paganos, era solo una ficción literaria. No podemos ni imaginar qué experimentaron los cristianos. Pero conocemos su pregunta esencial cuando el visigodo Alarico ocupó y saqueó Roma en el 410, precisamente solo 30 años después del triunfo oficial del cristianismo. ¿Por qué Dios lo ha permitido, nosotros somos responsables?, se preguntan desconcertados. Para contestarla, san Agustín escribe su tratado de teología de la historia: Civitas De, o sea, “La sociedad/ciudad de Dios”. Entonces la Iglesia quedó como sepultada bajo los estratos de los Bárbaros vencedores, pero solamente en la mitad occidental del Imperio, que unos siglos más tarde será cristiana. Ahora, en cambio, lo masónico es global, mundial.

A mi juicio el periodo peor para la Iglesia fue el de los siglos II-III, tiempo de persecución. Los cristianos estaban expuestos a la muerte violenta, martirial, y a la confiscación de sus bienes. Además, el gnosticismo se impuso en los niveles culturalmente superiores o intelectuales, también de los cristianos. Curiosamente, rebrotes de la gnosis en nuestros días son la masonería y New Age o Nueva Era[50]. En fin, los cristianos corrientes se contagiaron de montanismo con su irracionalismo o sentimentalismo carismático y su feminismo (sacerdocio femenino: sacerdotisas y mujeres obispo) hasta tal extremo que la Gran Iglesia, la católica, fue sustituida por la montanista en ciudades como Tiatira (en la actual Turquía).

La “Nueva Evangelización”, que aspira a recristianizar el mundo neopagano de nuestros días, puede y debe inspirarse  en la ”evangelización” tan “nueva” que fue la primera, la de los primeros cristianos, que lograron cristianizar el mundo de su tiempo.

4.4. O laicidad o laicismo

Al comienzo del siglo XXI se nos presenta una vez más el dilema acuñado por el filósofo francés Maurice Blondel: “El hombre aspira a ser Dios. El dilema es este: ser dios sin Dios y contra Dios o ser Dios por Dios y con Dios”[51]. Con otras palabras, o laicidad (compatible con la libertad religiosa) o laicismo (con lo específico de cada religión, condenado al arresto domiciliario, o sea, recluido en el foro de la conciencia individual y dentro de los templos).

Quiero terminar con las palabras de Chesterton: ”El cristianismo ha muerto muchas veces y otras tantas se ha alzado de nuevo, pues contaba con un Dios que sabía cómo salir del sepulcro”[52], Como Jesucristo, su fundador, la Iglesia católica –crucificada casi siempre- resucita siempre.



[1]  Editorial Sekotia, Madrid septiembre 2012 (1ª edición, 5ª enero 2013) 462 pp.

[2] Ed. Mazarine, París 1979, p.103, libro que, según Maurice Caillet (Yo fui masón, LibrosLibres, Madrid 2008, p. 178) “fue retirado de las librerías a instancias de las autoridades masónicas de la época, por desvelar con excesiva claridad las intenciones de la masonería”.

[3] Ya antes había sido presentada la ley del divorcio en Francia (el 27.7.1884) por Albert Noguet, masón del Gran Oriente de Francia (GOF) (P. Lambicchi, o. c. 85).

[4] De la vie…  146. Cf. Paolo M. Siano, Un manuale per conoscere la masonería, Casa Mariana Editrice, Frigento 2012, 522-532.

[5]  Cf, texto en Masonería, religión y política, 349.

[6] Pierre Lambicchi (cardiólogo marsellés, masón, Gran Maestro del GOF del 2008 al 2010), Les loges de la République, Editions du Moment, Paris 2009, 29-30. Considera el adelanto de la mayoría de edad a los 18 años como un logro de la masonería liberal, especialmente del GOF (Ibidem, 88).

[7]  Cf.  cap. XIX de Masonería, religión  y …(pp. 293-327).

[8] Xavi Casinos-Josep Brunet, Franco contra los masones, Martínez Roca, Madrid 2007, 46. Los autores son masones.”Los masones contra Franco” reflejaría mejor el contenido del libro. A. de S. es el pseudónimo de la esposa de uno de los directivos de la Asociación Masónica Internacional (AMI). A través de otra mujer enviaba a Franco copia de los documentos (actas de sus reuniones, etc.) de la AMI entonces con sede en Cascais (Portugal).

[9]  De los 476 diputados de las Cortes Constituyentes (año 1931), eran masones entre 151 y 160 (según los diferentes cómputos); de ellos 135 del GOE, casi un tercio de la cámara.

[10] Véase la respuesta en Masonería, religión  y… 82-83.

[11] Angelo Tramontano, grado 33º (GOI), La Massoneria quale io la vidi, Publisicula Editions, Palermo 1993, 52. Acentúa que el masón, sobre todo el del REAA (practicado por él), no debe revelar su pertenencia a la masonería (pp.52-53).

[12]  Entrevista Quanto è forte la Massoneria?-II- Accogliamo anche i comunisti, (entrevista en el semanario) ”Il Borghese”nº 42 (21.10.1965) 376.

[13] “Hiram Abif” 132 (julio 2001) 27, confesión de su director Ricardo Edgar Polo, grado 33º. Hiram Abif es una revista internacional “interna” de la masonería, publicada en Buenos Aires, que reciben más de 15.000 logias y masones, también algunos no masones. Su Gerente Internacional  es el catalán Joan Palmarola i Nogué, masón grado 33º, autor de los libros Masonería de Perfección. Guía práctica para masones en activo, grados 4º  al 13º (Idea, Santa Cruz de Tenerife 2011); Gaudí, una aproximación a la masonería (Akrón, Astorga 2012).

[14] Un miembro de la masonería regular en una entrevista (25.3.2006) en Pepe Rodríguez, La masonería al descubierto. Del mito a la realidad (1100-2006). Temas Hoy, Madrid 2006, 303..

[15] En el léxico masónico “Obediencia” o “Potencia” es el conjunto de logias de los tres primeros grados, federadas bajo la misma autoridad suprema, por ejemplo el GOF, la Gran Logia Unida de Inglaterra (GLUI), llamada así desde 1813 (antes Gran Logia de Londres,etc.), origen y cuna de la masonería moderna. Las logias de los restantes grados (del 4º al 33º en el REAA, etc.) forman la “masonería filosófica” gestionada por el Supremo Consejo del Grado 33º bajo la dirección del Soberano Gran Comendador.

[16] Es el sistema de textos y normas (= “ritos” con minúscula inicial) conforme a los cuales se realizan las creencias de los distintos grados. Aunque hay muchos Ritos, muy pocos (Rito Escocés Antiguo y Aceptado, Rito Emulación, Rito York) están extendidos por todo el mundo. En la masonería hay solo la formación “litúrgica” o por medio de los Ritos, sin escuelas teológicas. Varias Obediencias puede practicar el mismo Rito; las logias de la misma Obediencia pueden seguir distinto Ritos.

[17] Cf. Maurice Caillet, Yo fui Masón, LibrosLibres, Madrid 2008, 71.

[18] En su entrevista en Levante 12.12.2004.

[19] Entrevista en ”Paraula (Suplemento literario)”,Valencia, 14.12.1008, pp. 99 y 11.

[20] M. Caillet, Yo fui masón, 71-72.

[21] Cf. Mª. Dolores Gómez Molleda, La masonería  en la crisis española del siglo XX, Universitas, Madrid 1998,

[22] Cf. Gómez Molleda, 313ss.

[23]  Cf. texto en mons. Dupanloup, obispo de Orleáns, Estudio sobre la masonería, Librerías Paris-Valencia, Valencia 1910, 85 (reproducción de la edición de 1876).

[24] Cf. Masonería, religión y … 364ss.

[25] Cf. Francisco Espinar Lafuente, Esquema filosófico de la masonería, Istmo, Madrid 1981, 235-247.

[26] “Hiram Abif” 98 (2008) 36.

[27] Cf. Masonería, religión y…52-53.

[28] Cf. un diccionario con 646 biografías y libros sobre los militares españoles masones en Masonería, religión y … 224 nota 359.

[29] Cf. “Boletín oficial del Gran Oriente Español”, año VIº, nº. 64,10 de septiembre,1932.

[30] François Koch, Le vrai pouvoir des franc-maçons, L´ Express Roularta Editions, Paris 2009, 114.

[31] Sophie Cagnard, Un État dans l´ État. Le contre-pouvoir maçonnique, Editions Albin Michel, Paris 2009, 129-139.

[32] Inside the Brotherhood. Explosive Secrets of the Freemasons, Harper Collins Publisher, London 1989 (1ª edición).

[33] Stephen Knight, The Brotherhood. The Secret World of the Freemasons, London 1984, 76.

[34] Cf. M. Guerra, Masonería, religión  y…, 232-234.

[35] G. di Bernardo a F. Pinotti, Fratelli d´ Italia, Biblioteca Universale Rizzoli, Milano 2007, 399.

[36]  Luis Herrero, Conde, el ángel caído, Temas Hoy, Madrid 1994.

[37] Cf. ¿Mario Conde, masón durmiente o todavía activo? en M. Guerra, Masonería, religión y…, 208-211.

[38]La P2, en cuanto logia encubierta, existía desde 1875, puesta en marcha por Adriano Lemmi (grado 33º y Gran Maestro del GOI). Se reactivó cuando, en mayo de 1975, el Gran Maestro del GOI: Lino Salvini puso al frente como Venerable Maestro a Licio Gelli. Sus miembros pertenecían sobre todo a la masonería irregular o liberal, pero también a la regular.  Se le añadió ”Due/Dos” para distinguirla de otra homónima que funcionaba en Turín.

[39]  Casi todos los datos sobre Gelli y la P2, consignados aquí, pueden  verse en la larga entrevista entre el mismo Gelli y el periodista Sandro Neri, Licio Gelli, Parola di Venerabile, Aliberti editore, Reggio Emilia 2006.

[40] En Licio Gelli. Parola di Venerabile, Aliberti, 2006, 221, libro en el que es entrevistado por Sandro Neri.

[41] Cf. R. de la Cierva, La masonería invisible…, 204-268. Entre ellos, Silvio Berlusconi (exjefe del gobierno italiano), Roberto Calvi (presidente del Banco Ambrosiano), el banquero Michele Sindona, el editor Angelo Rizzoli, etc.

[42] Gelli en Sandro Neri l. c. 221. Según el demócrata cristiano Tina Anselmo (La P2, nei diari segreti di Tina Anselmi, edit. Chiarelettere, Roma 2011, por Anna Vinci) presidente de la Comisión bicameral encargada de realizar la ”inchiesta” o investigación (diciembre 1981-julio 1984) sobre la P2, además de la lista de 962 nombres (secuestrada en 1981 en Villa Wanda di Castiglion –Arezzo-), había otros 1600 nombres.

[43] En Sandro Neri, l. c. 241.

[44]  En el semanario Il Borghese nº 44 (4.11. 1965) 498.

[45] A esto alude la declaración sobre la masonería de la asamblea plenaria del episcopado argentino (20, febrero, 1959), también al intento del comunismo para trastornar el orden social mediante la subversión violenta mientras que la masonería trata de lograrlo implantando el laicismo mediante una subversión secreta, democrática.

[46] Cf. M. Guerra, Masonería, religión y…, 45-65.

[47] “Método” es el modo de hacer algo. El masónico es mucho más. Consiste en la posibilidad y hasta necesidad u obligación de someter cualquier tema o cuestión a la libre discusión por parte de los miembros de la logia de modo  que la solución (la verdad, etc.) dependa del parecer de la mayoría. Varios directivos masónicos afirman que “la masonería no es una filosofía, ni una doctrina, ni una institución didáctica, sino simplemente un método” (Javier Otaola Bajeneta, Gran Maestro de la GLSE -1997/ 2000-, presidente de la Internacional Masónica CLIPSAS, etc.). Por eso, según el Gran Maestro del GOF, “demócratas auténticos son los laicos”, o sea, los laicistas, los masones (entrevista en el periódico “La Voz de de España” durante su visita a Gijón en enero 2007/2008).

[48] Cf. M. Guerra, Masonería, religión y…327-408.

[49] Real Academia de Doctores de España, El estado de España, Barcelona 2005, 80-93.

[50] M. Guerra, La gnosis y sus rebrotes en nuestro tiempo, ”Burgense” 47/1 (2006)71-130.

[51] La acción, BAC, Madrid 1996, 404.

[52] El hombre eterno, Cristiandad, Madrid 20118, 323.

infovaticana.com

Loading...

loading...

Dejar una respuesta