Las diez frases que nunca se tienen que decir a las abuelas

Las diez frases que nunca se tienen que decir a las abuelas

0
Compartir
loading...

A las abuelas hay que cuidarlas, quererlas y mimarlas. Es un hecho. Hayan sido malvadas o entrañables las abuelas siempre obtendrán un puesto especial en nuestras escalas de amor interna. Son esos seres mayores que casi no reconoces en las fotos de los años 20 pero que no se pueden (ni te gustaría) sustituir por nadie. Mujeres a las que si les das un ‘achuchón’ vuelves de golpe y porrazo a los 10 años. Porque te han mimado mucho, porque cada vez que te ven dicen ‘qué pena, qué mayor estás’ y porque en realidad están pensando ‘pero qué vieja estoy yo’. Es el momento de devolverles todos esos mimos, cucherías por el regazo y pagas ‘extra’ en la comida de los domingos. 

Abuela-y-Nieto
1. ‘Abuela, voy a emigrar’. A las abuelas no les gusta tener a sus nietos lejos, tampoco les gusta la idea de que te vayas y después no vuelvas. Es más, como son personas que viven percibiendo el ‘terrible final’ no quieren que esta sea la última vez que te vean. Tampoco quieren que te roben por la calle o que conozcas a esa ‘chilena tan graciosa’ (puedes cambiar chilena por gentilicio de tu destino). El caso es que a tu abuela le tienes que pintar lo que vas a hacer. No te vas a ‘buscar la vida’, vas a ‘aprovechar una oportunidad única, aprender otro idioma y conocer gente increíble y buena’.

2. ‘Abuela, yo soy ateo’. En general las abuelas de este, nuestro, país son religiosas. Rezan en tus exámenes, reuniones importantes, en el nacimiento de tu hijo… y en incontables ocasiones más. El caso es que si le dices exactamente lo que piensas, por ejemplo ‘que eres ateo’, a) no te van a entender, b) se van a escandalizar, c) van a murmurar repetidas veces ‘este chico ha perdido la cabeza’. No te van adejar de querer ni te van a juzgar por ello pero ya no vas a ser ‘Quique el ingeniero’ en su cabeza, vas a ser ‘Quique el ateo’. Mejor que no contarlo o adornarlo de la siguiente manera ‘abuela, mi concepción sobre la religión es un poco distinto del tuyo, yo no he tenido la oportunidad de interiorizar tanto estos sentimientos. ¡El siglo XXI no me deja!’.

3. ‘Abuela, ¿cuál es la contraseña de tu Router? Los megas se me han acabado y no puedo compartir directamente Internet desde mi iPhone’. No es que no le guste escucharlo, es que no sabe de lo que le estás hablando y, si lo sabe, tu abuela está muy puesta.

4. ‘Por la noche todos los gatos son pardos’. Llegas a esa comida familiar arrastrado por los pelos de tus padres, con una resaca inigualabe, dos extraños moratones en tu cuello y apestando a ginebra (sin tónica, que la noche fue larga y esas chicas estaban casi taradas). Tu abuela te pregunta que qué te ha pasado, tu madre te pregunta con la mente que por qué no te has puesto ese foulard que si eres tonto y tu contestas ‘por la noche todos los gatos son pardos’. Aquí si que puede que un poco de su cariño se esfume. Pero es que te lo has ganado.

5. ‘Abuela, que no te enteras’. Mal. Muy mal. Las abuelas son radio-patio y se tienen que enterar de todo. Si te estás burlando de su poca capacidad auditiva nuestra pregunta es: ¿por qué?, en este caso cambia esta frase por ‘te lo repito de nuevo, que me he expresado mal’. Les harás sentir mejor.

Loading...

6. ‘…’. Efectivamente lo que a una abuela más le puede doler es no escuchar nada. Nada de sus nietos. Ni una llamada inesperada, ni un ‘ay, dale un beso de mi parte’ o una visita para comer. Venga, que una llamada no cuesta nada y escuchar tus experiencias en primera persona les hará una ilusión que te caes.

7. ‘Abuela, ahora que estamos en petit comité ¿quién es tu nieto favorito?’. Probablemente no seas tú. El primo Quique llama una vez por semana, es ingeniero, tiene una novia ‘gordilla’ y no le ha contado lo de su ateísmo. Además siempre llega un poco antes a las comidas familiares para ayudar. No se puede luchar contra eso así que ahorrate un mal trago para los dos.
Aunque tu abuela también puede ser de las que les dice a todos los nietos que son sus favoritos. Hacedle un regalito conjunto inesperado firmado ‘de tus nietos favoritos’.

8. ‘Mi novia / otra abuela cocina mejor que tú’. Nunca lo hagas. Si tu abuela tiene un fuerte es la cocina y si tu novia también tiene dotes culinarias, pues te lo ahorras. Además tu ‘otra abuela’ no cocina mejor (y viceversa), a ‘tu otra abuela’ el solomillo se le pasó la última vez- Así todos contentos.

9. ‘Yo lo que quiero es ser (cualquier profesión artística extravagante sin definición que no reporte un beneficio material-monetario directo y que puede salir mal con mucha facilidad)’. Y es que aunque tengas un talento inesperado para crear arte de la nada, tipo Marina Abraimovich, tu abuela quiere lo mejor para ti. Quiere que seas abogado en la ciudad, ingeniero en el despacho o economista en las reuniones. Nada de artistas, escritores de poesía o reporteros de guerra. Su angustia sobre tu futuro será más grande que su orgullo por ti el día que consigas algo.

10.’Abuela, empiezas a cojear, ¿no?’. La crueldad te define y no te mereces ni esa abuela ni todas las pagas domingueras que has recibido. Ella te mirará de manera extraña y ‘ya no serás su nieto’, aunque saldrá educadamente del paso comentando ‘¿existen bastontes bonitos?’ sin sonrisa.

esquire.es

Loading...
loading...

Dejar una respuesta