LECTURA CRÍTICA DEL DISCURSO DE LA COMEDIA

LECTURA CRÍTICA DEL DISCURSO DE LA COMEDIA

0
Compartir
loading...

Miguel-HedillaPOR MIGUEL HEDILLA

Todo análisis crítico del discurso de la Comedia ha de llevar de forma inseparable a la figura de José Antonio del 29 de octubre de 1933, a sus posiciones, a sus antecedentes, a su “status”.

José Antonio, aparecido en la vida política un 16 de marzo de 1931, con un artículo publicado en el “ABC” de Madrid, bajo el título: “La hora de los enanos”, llevó a cabo en su obra una constante evolución, demostrándonos sus Obras Completas el progresismo constante de José Antonio, iniciaba aquel primer artículo con las siguientes palabras: “Fue misericordia de Dios” el llevárselo a las regiones de la paz eterna”, refiriéndose a su padre, y continuaba con un ataque furibundo hacia los detractores del dictador. Su segundo texto tiene un significativo nombre. “Por una sagrada memoria, hay que oír a los acusados”. De estos primeros escritos, hechos en su etapa anterior a la Falange, a los últimos, elaborados en la prisión de Alicante, hay todo un abismo. Fue el discurso de la Comedia su primera pieza falangista y no es ni más ni menos que un paso, un camino constructivo, una búsqueda.

Contaba José Antonio 30 años el día de la Comedia; inició su carrera política defendiendo a su padre y, como todo hombre consciente de su época, no estaba aL margen de la problemática de su Patria, siendo conocedor de la tremenda crisis que en todos los terrenos abrumaba a la sociedad española.

Estudioso de las ideologías marxistas en todas sus variaciones y conocedor por su propio “status” social, buena posición económica, familia conocida, aficionado a gustos caros y fiestas nobles, que luego tan noblemente abandonó a raíz del asesinato de Matías Montero, del derechismo político e influido como toda persona por los fenómenos políticos del mundo, basa su discurso de la Comedia en la búsqueda de una salida diferente a las usuales y conocidas: capitalismo y marxismo, sobre todo a las clases de marxismo y capitalismo que se conocían y actuaban en los años 30.

Hay un dato, también significativo, acerca del famoso “sambenito” que se ha colgado a su pensamiento. Se han empeñado muchos en calificar al NacionalSindicalismo como compendio entre lo bueno de la derecha y lo bueno de la izquierda. Pues bien, leyendo a José Antonio los calificativos que hacia “lo bueno de la derecha”, siempre poniéndolo en duda, hace, usando símbolos sagrados bajo los que esconden ocultas pasiones y bastardos intereses, mediante los que engañan a los patriotas y revolucionarios; cito como ejemplo sus siguientes palabras: “Basta de nombrar el sagrado nombre de España para defender los intereses bastardos de la banca…”.

Para José Antonio “lo bueno de la izquierda” parte de presupuestos falsos, odio y represalias y sin ir acompañados de hechos históricos, formados tácitamente y al margen de todo auxiliar, del carácter espiritual y tradicional, tan genuinamente español. Como dijera José Antonio. “como español, como occidentales nos repugna…”. Mucha gente, después de leer el discurso de la Comedia llega a la falsa conclusión anteriormente expuesta, cuando a José Antonio sólo se le puede analizar con rigor analizando la totalidad de su obra.

Antes de pasar al discurso del 29 de octubre, acudo una vez más al propio José Antonio, para que sea él mismo el que opine de la citada fecha y lo vertido en ella: “El acto de la Comedia, del que se ha hablado aquí esta mañana varias veces, fue un preludio. Tenía el calor y todavía, si queréis, la irresponsabilidad de la infancia…” (Obras Completas, pag. 557, Discurso pronunciado en el cine Madrid acerca de la Revolución Nacional, 19-5-35.).

Es la primera parte del discurso una crítica feroz al liberalismo: político y económico. En el fondo es la enunciación de una crítica ya elaborada, pero de forma clara y contundente, con la verdad por delante y sin subterfugios de maniobreros. Tacha al liberalismo político de lucha para tomar el poder entre diferentes facciones, más preocupados en ello que en la noble tarea de gobernar y negadores de la participación en el poder de las clases menos favorecidas económicamente; las cuales en la economía liberal de mercado, son libres para negarse a trabajar, “puesto que tienen libertad”, pero como no tienen en su poder los medios económicos, también la tienen para morirse. Son, sus frases primeras, pilares básicos para la construcción de un cuerpo total de doctrina y luego, profundizando, viene a decir que no hay libertad sin igualdad, que sin los medios de producción económica en manos de los trabajadores no hay democracia y que las tareas de gobernar no pueden caer en manos de los potentados que gobiernan en defensa de sus intereses, bajo una nueva fórmula que con declaraciones rimbombante de libertad, “palabrería liberal”, pretenden engañar nuevamente a los que luchan por su emancipación.

Loading...

A continuación dice José Antonio: “por eso tuvo que nacer y fue justo su nacimiento, nosotros no recatamos ninguna verdad, el socialismo. Los obreros tuvieron que defenderse contra aquel sistema (liberalismo) que sólo les daba promesas de derechos pero no se cuidaba de proporcionarles una vida justa…”. Es esta parte una aceptación del nacimiento del socialismo con una explicación de su descarriamiento “porque dio primero en la interpretación materialista de la vida y de la historia, segundo en un sentido de represalia y tercero en la proclamación del dogma de la lucha de clases…” sin plantear una solución superadora. La crítica al socialismo, que es en principio hecha de forma pasional por José Antonio, tiene su parte racional como ajeno a lo espiritual y lo religioso, como partidario del revanchismo de la nueva clase que accede al poder, hacia la antigua dominante y como negación de todo vínculo de hermandad y solidaridad entre los hombres.

Teatro-de-la-comedia-Madrid-Jose-Antonio-Primo-de-Rivera
Considero importante señalar el hecho de la futura critica que hace José Antonio a las bases y principios del marxismo y tampoco se puede olvidar qué era el marxismo y su actuación durante la etapa en que José Antonio empieza su actividad política. Los ejemplos prácticos de países socialistas de su época tampoco daba para más. También era diferente el socialismo español de entonces al de ahora.

Es la parte final del discurso en la que se plantean las bases de lo que quiere como fin revolucionario el nuevo movimiento que nacía: la Falange. Sus bases de creación, participación, desarrollo, etc.

Hay tres aspectos concretos, de gran importancia que se sacan de esta parte final:

1.- Las palabras pronunciadas acerca de que el movimiento que nace no es de izquierdas ni de derechas. Dichas como fin revolucionario al que se aspira, al no estar situada la Falange en ninguno de los dos extremos, al pretender como fin la superación de las luchas de clases y partidos que defienden intereses parciales y no de la sociedad en su conjunto.

2.- Que la Falange participará, “sin fe ni respeto” en las elecciones pero que utiliza ese camino como uno de los medios posibles para la consecución de los fines que se propone, sin despreciar otros existentes. Es un dato real que José Antonio participó en todas las elecciones que se hicieron durante la República, sin despreciar jamás, de forma inteligente, las ocasiones que para la actividad política brindó el sistema a la Falange.

3.- José Antonio expone su célebre frase de “… la dialéctica de los puños y las pistolas”. Luego, junto con otras pronunciadas en posteriores discursos, utilizadas de forma sibilina y cortada por los detractores de la Falange, que desmemoriados no han dudado jamás en utilizar de forma irracional y reaccionaria. Sin duda los irreconciliables y rencorosos de siempre la seguirán manipulando. Decía la frase lo siguiente: “Bien está, sí, la dialéctica como primer instrumento de comunicación. Pero no hay más dialéctica admisible que la dialéctica de los puños y las pistolas cuando se ofende a la justicia o a la Patria.” Indudablemente, también existen los que de forma loable y desde diferentes posiciones ideológicas hacen estudios objetivos acerca del tema general, a Dios gracias.

No falta la poesía en el discurso, como tampoco falta en la obra total de José Antonio.

Indudablemente y como final, lo más destacable del discurso de la Comedia es el esfuerzo que José Antonio hace, como todo ser humano, por la búsqueda de la verdad.

Patria Sindicalista. Órgano de difusión de FE DE LAS JONS (Auténtica). Octubre de 1979

Loading...
loading...

Dejar una respuesta