Inicio Deportes El fútbol español debe abandonar la UEFA

El fútbol español debe abandonar la UEFA

0

UEFA-champions-League

Por José Javier Esparza

Si la UEFA no rectifica y mantiene a Gibraltar como miembro de pleno derecho. 

Gracias a la incomparable hispanofobia de Michel Platini, presidente de la UEFA, la colonia británica de Gibraltar no sólo va a poseer selección propia en el fútbol europeo, sino que además acaba de verse honrada con la presencia del propio Platini en la final de la liga local. Dicho de otro modo: un territorio ocupado por los británicos contra el derecho internacional vigente, un Peñón que es la última colonia del mundo contra la doctrina de la ONU, un espacio que es sede bien conocida de una extensa trama delincuencial, pasa a convertirse en agente futbolero en plano de igualdad con España, Alemania, Francia, etc. La única diferencia entre esto y un insulto es que los insultos no suelen ser tan elocuentes.

El bandarra de Platini ya se apresuró a señalar que la UEFA pondrá el máximo cuidado en que España y Gibraltar no se enfrenten en fases de clasificación. Ah, qué atento, ¿no? Ha vuelto a decir todo eso, por supuesto, en Gibraltar, donde siempre se acoge bien a Platini, y ellos (y él) sabrán por qué.

La cosa es muy simple: la Federación Española de Fútbol es la vigente campeona del mundo, es asimismo la vigente campeona de Europa desde hace dos convocatorias, tiene el mejor coeficiente de la Liga de Campeones de la UEFA (por encima de Inglaterra y Alemania) y sus equipos –nuestros equipos- han ganado cuatro de las nueve últimas copas. Lo lógico sería pensar que una potencia futbolera europea de semejante fuste debería estar en condiciones de hacer valer su opinión ante una decisión que no es deportiva, sino política, y que se dirige expresamente contra el país mejor cualificado de la competición. Y si nuestra opinión se desprecia, entonces lo razonable sería devolver el insulto con una respuesta a la misma altura. Por ejemplo, abandonando las competiciones de la UEFA en tanto Platini no rectifique semejante atraco a mano armada.

La pregunta es: ¿Ha dicho algo la Federación Española de Fútbol? Más aún: ¿Ha dicho algo el Ministerio de Asuntos Exteriores? Que sepamos, nada. En un país normal, un mínimo sentido del pundonor nacional llevaría a levantar la voz. Bien es cierto que España no es un país normal. Y, por desgracia, es perfectamente verosímil que nuestros mandamases, siempre tan incómodos con eso del patriotismo, razonen más bien a la inversa: “dejémonos de efusiones nacionales, no vaya a ser que nos quedemos sin fútbol”. Que ya se sabe que el fútbol es el auténtico reducto de la dignidad nacional, ¿verdad?

Si este último fuera el caso, España se habría convertido en un país en el que no vale la pena vivir. Pero aún: en un país que no merece sobrevivir. 

Artículo de José Javier Esparza publicado en el diario La Gaceta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí