Inicio Sociedad La violencia doméstica también la sufren los hombres

La violencia doméstica también la sufren los hombres

0

¿Reacciona igual la gente que camina por la calle si ve a un hombre agrediendo a su pareja o si es al revés, y es ella la que intenta agredirlo a él? La respuesta parece evidente pero no lo es tanto, tal y como demuestra un vídeo grabado con cámara oculta y que ha realizado para televisión la fundación inglesa ManKind. En el experimento se centra en una pareja que discute por la calle. En la primera toma, el hombre comienza a gritar a la mujer y a empujarla hasta que media docena de personas se acercan para preguntarle a la chica si necesita ayuda o si quiere que avisen a la policía.

El golpe de efecto llega justo después, cuando la escena es la misma pero la agresora es la mujer. El hombre recibe empujones, insultos e incluso es empujado contra una verja de hierro. ¿La reacción de los transeúntes? Sonrisas y caras de aprobación generalizadas. El vídeo acaba con una demoledora estadística en la que se asegura que el 40% de las víctimas de violencia doméstica son hombres.

Mediante el uso del hashtag #ViolenceisViolence, la fundación pretende concienciar a los ciudadanos que el abuso doméstico hacia el hombre no tiene el mismo impacto que el abuso doméstico hacia las mujeres. Según el estudio realizado por MandKind, el hombre que sufre violencia doméstica además nunca lo denuncia por vergüenza, cosa que convierte esta realidad en algo que parece no existir.

El 40% de víctimas de violencia doméstica son hombres

La campaña hace referencia a un informe de la asociación británica Parity que afirmaba que dos de cada cinco de las víctimas de la violencia doméstica son hombres en el Reino Unido, lo cual contradice la impresión generalizada de que es casi siempre las mujeres las que son maltratadas y golpeadas por sus parejas.

El mismo informe explicaba que los hombres agredidos por sus parejas son a menudo ignorados por la policía, su agresor queda en libertad y tienen muchos menos apoyos para separarse que las mujeres, según afirmaba en un reportaje de 2010 el diario The Guardian.

Ese reportaje mostraba que las estadísticas sobre la violencia doméstica demuestran que el número de hombres atacados por las esposas o novias es mucho mayor de lo pensado. El informe afirma que “La violencia doméstica es a menudo vista desde la perspectiva de una sola víctima, pero la evidencia demuestra que se trata de una imagen falsa”.

Los datos de los boletines estadísticos del Ministerio del Interior y el Servicio Británico del Crimen demuestran en ese reportaje que los hombres constituyen cerca del 40 % de las víctimas de violencia doméstica cada año entre los ejercicios de 2004-05 y 2008-09, el último año del que había cifras disponibles. En 2006-07 los hombres componían el 43,4% de las personas que habían sufrido maltrato por parte de su pareja en el año anterior, lo que se elevó a 45,5% de 2007 a 2008, pero cayó al 37,7 % en 2008-09.

Un número similar o ligeramente mayor de hombres fueron sometidos por fuerza en un incidente con su pareja, de acuerdo con los mismos documentos. La cifra se situó en el 48,6% de 2006 a 2007, el 48,3 % el siguiente año y el 37,5 % entre 2008 y 2009.

Además el boletín del Ministerio de Interior británico afirmaba que “más de una de cada cuatro mujeres (28 %) y alrededor de uno de cada seis hombres (16 %) habían experimentado violencia doméstica desde la edad de los 16 años. Estas cifras equivaldrían a un estimado de 4,5 millones de mujeres víctimas de abuso doméstico y 2,6 millones de víctimas masculinas”.

Algunas organizaciones están llamando la atención sobre esto y afirman que los hombres a menudo son tratados como “víctimas de segunda clase” y que en numerosas ocasiones la policía y las iniciativas de apoyo no los toman en serio. “Los hombres víctimas son casi invisibles a las autoridades, como la policía, que rara vez toma parte por el lado del hombre”, afirmó John Mays, miembro de la organización Parity, autora del estudio.

“Su situación es pasada por alto en gran parte por los medios de comunicación, en los informes oficiales y en la política del gobierno, por ejemplo en la provisión de lugares de refugio: 7500 para las mujeres en Inglaterra y Gales, pero sólo 60 para los hombres”, denunció Mays.

Según Mays, las cifras oficiales subestiman el número real de víctimas masculinas, “culturalmente es difícil para los hombres violentados abordar esta experiencia, ya que son reacios a decir que han sido objeto de abuso ​​por parte de su pareja, lo cual es visto como poco viril y débil”.

Información ofrecida por el Forum Libertas.

Artículo anteriorEL GERMEN DE LAS DICTADURAS
Artículo siguienteBashar al Assad gana las elecciones presidenciales en Siria
El Municipio es un Periódico Digital de Información General que aboga por una sociedad de hombres libres. Para sugerencias, preguntas y noticias puedes ponerte en contacto con nosotros en info@elmunicipio.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí