¿Quiénes son los yazidíes?

¿Quiénes son los yazidíes?

0
Compartir
loading...

yazidíes

La persecución a minorías religiosas en Irak no sólo ha tenido por víctimas a los cristianos, como recordaba el Papa en su vuelo de vuelta de Corea. También los Yazidíes son blanco de las atrocidades del Estado Islámico.

La actual persecución de los cristianos en Irak ha despertado muchas preguntas por parte de aquellos que seguimos los acontecimientos con el interés y consternación que merecen. Una de las cosas que ha despertado interrogantes en mucha gente es acerca de los yazidíes, otra de las minorías religiosas de Irak que ha sido fuertemente perseguida por el califato islámico en los últimos meses. Para los islamistas, todos aquellos que no acepten a Mahoma son igualmente infieles a Dios, con lo que los yazidíes han estado en el punto de mira de los musulmanes desde hace muchos años.

Los yazidíes son una minoría religiosa, no étnica, aunque la mayoría de ellos son kurdos. Su mayor centro de peregrinación, llamado Lalish, se encuentra en Mosul, por lo que la zona está poblada por muchos de ellos. Se dice que el yazidismo existe desde el año 2000 a.C., aunque eso imposible de asegurar. Lo cierto es que la religión es anterior al islam, y que llegó a ser la religión mayoritaria para los kurdos, hasta que aparecieron los musulmanes e impusieron la conversión forzosa. Actualmente, es imposible determinar la cantidad de yazidíes existentes, ya que los distintos estudios varían en sus cálculos, algunos concediéndoles 70 mil seguidores, y otros 500 mil. Lo cierto es que se encuentran fuertemente concentrados en el norte de Irak, Siria, Turquía e Irán, y a través de la historia, han sufrido constantes persecuciones por parte de los musulmanes, especialmente en el último siglo.

Una cosa curiosa de los yazidíes, es que, como otras religiones de la zona, es imposible convertirse. Para ser yazidí hay que nacer yazidí.

Loading...

La religión yazidí no es más que un sincretismo entre muchas otras religiones. Los yazidíes incorporan elementos del cristianismo, el islam, el zoroastrismo, dualismo, adoración del sol, mitología persa, entre muchos otros. Tienen el bautizo y la visita a templos cristianos como tradición. Las abluciones, circuncisiones y sacrificios animales, también son parte de sus costumbres.

Los yazidíes son monoteístas. Para ellos, el “Ser Supremo” creó el mundo, pero luego se volvió inactivo, y no influye sobre los designios de la tierra. Como el Creador es perfecto e inalcanzable, no se le puede adorar directamente, sino a través de siete espíritus, o seres santos, que emanan de él. El espíritu principal es el ángel del pavo real, conocido como Malak Taus, al que le rezan cinco veces al día. Otro nombre para Malak Talaus es el de Shaytan, que en árabe significa “Diablo”. Ésto ha llevado a que muchos crean que los yazidíes son “adoradores del Diablo”, aunque éstos aseguran que simplemente es una confusión lingüística, ya que el nombre suena parecido.

Los yazidíes creen en la salvación, pero lograda a través de un proceso constante de perfeccionamiento personal, conseguido solo a través de la reencarnación. Si un yazidí es expulsado de su comunidad, cae en desgracia, por lo que no puede progresar en el siguiente estado de reencarnación. En la comunidad, la estructura es absolutamente jerárquica, divida en un sistema de castas, a la cabeza del cual está el emir, o príncipe. Los matrimonios solamente se pueden realizar entre miembros de la misma casta.

Esta curiosa minoría ha estado en medio oriente desde hace miles de años, aunque su religión y visión del mundo ha ido cambiando considerablemente a través de los siglos, recibiendo influencia de todas las religiones que han pasado por la zona. Con el surgimiento del cristianismo, muchos yazidíes se convirtieron a la Verdadera Fe, pero no fue hasta el surgimiento del islam, con que el abandono del yazidismo se convirtió en forzoso para muchos de ellos, siendo perseguidos de manera violenta y sistemática.

Con la aparición del Estado Islámico de Irak y Levante, los yazidíes se han convertido en otro de los objetivos de los islamistas, quienes persiguen a la gente en función de su adhesión o no al Corán. Al igual que los cristianos, los yazidíes han sido cruelmente perseguidos, forzados a abandonar sus casas, torturados y ejecutados. La comunidad cristiana ha ayudado a miles de yazidíes a encontrar refugio en zonas controladas.

Información publicada en Infovaticana.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta