Inicio Noticias Generales El marido de Teresa Romero al consejero: “Tenga pundonor y dimita”

El marido de Teresa Romero al consejero: “Tenga pundonor y dimita”

0

javier-limon-marido-teresa-romero
Colabora con el periódico digital El Municipio con un donativo para seguir informando con un periodismo combativo en libertad
Pincha en el boton Donar. Muchas gracias por tu ayuda y colaboración.

Javier Limón, pareja de Teresa Romero, está en cuarentena en hospital Carlos III de Madrid, el mismo donde su mujer Teresa -la auxiliar de enfermería contagiada por ébola- permanece desde el pasado lunes 6 de octubre. El pasado martes, Limón grabó un vídeo en el que pedía a la Comunidad de Madrid que no sacrificaran a su perro “Exkalibur”, algo que acabó sucediendo un día después.

Ahora, cuando se cumple una semana desde el ingreso de Teresa Romero, Javier Limón ha enviado una carta abierta a todos los medios de comunicación en la que arremete contra las autoridades por la gestión de la crisis y pide la dimisión del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, quién culpabilizó a su pareja de lo sucedido y la acusó de mentir. Limón ha comunicado que “No estoy, como usted dice, bien comido. Mi mujer se debate entre la vida y la muerte, a mí no me pasa la comida”, asegura Limón en referencia a las palabras de Javier Rodríguez quien aseguró que él llegó “a la política comido” por lo que no tiene “apego” al cargo.

A continuación desde la redacción de elmunicipio.es publicamos la carta abierta de Javier Limón a los medios de comunicación:

Señor consejero de Sanidad, (Javier Rodríguez) me dirijo a usted para mostrarle mi respeto y admiración, y suplicarle desde la ignorancia de un soldador y de su mujer que se debate entre la vida y la muerte, le invito a que me explique cómo se pone un traje, ya que desgraciadamente mi mujer no ha hecho un máster.

Teresa ha tenido media hora o poco más para aprenderlo a través de una compañera, y una vocación y humildad de la que usted carece.

Dice usted que nos fuimos de vacaciones, y que no estaría tan mala (no amigo, no estaba tan mala, solo tenia ébola) y que se fue a la peluquería.

Mire usted, señor consejero de sanidad, nadie dijo que no pudiéramos hacer lo que hicimos, entre otras cosas porque el protocolo no nos dijo que no se pudiera hacer. Cuando ahora sé que en otros países se pone en cuarentena a los sanitarios después de tratar a un paciente de ébola. Pero yo solo soy un soldador, pero entiendo que si se hubiera hecho esto, mi mujer posiblemente no estaría debatiéndose entre la vida y la muerte, Exkalibur estaría vivo, y todas las personas incluido yo que estamos aislados, no estaríamos en un peligro potencial ante la enfermedad.

Y señor… yo a diferencia de usted, no estoy bien comido porque mi mujer se debate entre la vida y la muerte y no me pasa la comida.

También estoy mal bebido, porque ya no me quedan líquidos de tanto llorar.

Lo único que estoy bien, es bien fastidiado, pero a diferencia de usted, señor consejero de sanidad, le tengo un gran respeto, cosa que usted no ha tenido por pereza.

Tenga usted pundonor y DIMITA”.

Colabora con el periódico digital El Municipio con un donativo para seguir informando con un periodismo combativo en libertad
Pincha en el boton Donar. Muchas gracias por tu ayuda y colaboración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí