“Carrillo asesinó a su primera mujer”

“Carrillo asesinó a su primera mujer”

0
Compartir
loading...

carrillo-parlamento

Ordenó el holocausto de Paracuellos, decretó el asesinato ‘legal’ de José Antonio Primo de Rivera, planificó el asesinato de Trotski y, con la complicidad de la Pasionaria, asesino a su primera mujer. Se llamaba Santiago Carrillo.

Josele Sánchez, periodista y escritor valenciano, acaba de publicar un libro escalofriante, “Con la Piel de Cordero”, en el que cuenta, con absoluto rigor documental, todo lo que el general del Ejército Rojo Enrique Lister quiso narrar sobre su camarada del PCE, Santiago Carrillo, y la brutal presión ejercida por la Corona y por el Rey Juan Carlos sobre José Manuel Lara, presidente de la Editorial Planeta, impidió que lo hiciera porque, por el bien de la Transición, había que cubrir con una piel de cordero a Santiago Carrillo que, entre los miles de crímenes que cometió, asesinó estrangulándola a su primera mujer con la complicidad y colaboración de Dolores Ibárruri, La Pasionaria.

Loading...

La técnica y la estructura narrativas que Josele Sánchez utiliza en “Con la Piel de Cordero” son las mismas que emplea Galdós en los “Episodios Nacionales”: un personaje imaginario, Gabriel Araceli, que es el hilo narrativo de los acontecimientos históricos del siglo XIX español. En “Con la Piel de Cordero”, el narrador de la auténtica historia de Santiago Carrillo es un periodista, Marcos Larrazábal, que se inspira en el escritor Rafael García Serrano, al que admira profesional y literariamente, para contar los crímenes que Carrillo cometió y que los intereses de la Transición impidieron que el general Lister relatara por escrito. Josele Sánchez cuenta en “Con la Piel de Cordero” cómo toda la historia que, desde 1978, se ha contado de Santiago Carrillo es pura invención, maquillaje políticamente conveniente para ocultar el auténtico rostro de un criminal, de un genocida que llegó a asesinar a su primera mujer, Asunción Sánchez Tudela a la que con la complicidad de la Pasionaria, enterró en el jardín de la casa madrileña en la que vivía la líder comunista asturiana. Con Asunción Sánchez Tudela, Santiago Carrillo tuvo una hija que, posteriormente, murió en La Habana.

Pero hay más. Mucho más. Josele Sánchez relata en “Con la Piel de Cordero” cómo Carrillo trae en mano, desde Moscú, la orden de Stalin para que José Antonio Primo de Rivera sea irremediablemente condenado a muerte en el juicio/farsa que se le hizo. El 17 de noviembre de 1936 se reúnen en Madrid Indalecio Prieto, el Fiscal que acusa a José Antonio, el presidente del Tribunal que lo juzga y Santiago Carrillo, que les muestra a todos ellos la orden de asesinato dictada por Stalin. Ante la negativa de Prieto a que José Antonio fuese legalmente asesinado, apoyada por destacados líderes de la todopoderosa CNT, Carrillo advierte de que si Primo de Rivera sale absuelto y libre, él hará que los comunistas lo asesinen. Además del  holocausto de Paracuellos del Jarama, Carrillo ordena, y participa personalmente, en el asesinato de 202 comunistas incómodos para Moscú. Muertos que han pasado a la historia como víctimas de la represión franquista. Santiago Carrillo también forma parte, junto a Diego Rivera, Frida Caro y Pablo Neruda, de la trama que, con Stalin, planifica y ejecuta el asesinato en Méjico de León Trotski a manos del comunista español Ramón Mercader.

Todo esto lo quiso contar por escrito el general del Ejército Rojo Enrique Lister. No pudo ser porque Carrillo pactó con el Rey Juan Carlos, a cambio de una Transición pacífica, que le dieran carpetazo a su pasado, que le liberaran de responsabilidades jurídicas y que se procediera a una gigantesca operación propagandística de limpieza de su historia política y personal. El Rey accedió y presionó a José Manuel Lara, presidente de la Editorial Planeta, para que no publicara los papeles de Lister. Así se hizo. Hoy, gracias a la pluma y a la investigación de Josele Sánchez, nos podemos enterar todos de lo que Lister sabía, porque los conocía muy bien: quién fue y cómo era Santiago Carrillo. Según el autor de “Con la Piel de Cordero”, un asesino, un traidor a  sus camaradas comunistas y un genocida que, con sus propias manos, dio muerte a su primera mujer.

Información ofrecida por Eduardo García Serrano en el diario La Gaceta.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta