Ceferino Maestú Barrio decía hace 6 años

Ceferino Maestú Barrio decía hace 6 años

11
Compartir
loading...

ceferino-maestu

Interesante narración histórica de D. Ceferino Maestú Barrio, histórico sindicalista revolucionario quien tras producirse el Alzamiento del 18 de julio de 1936 su padre (que por aquel entonces era gobernador de la República en Huelva) es asesinado por las tropas de Franco.Tras aquello, este joven inquieto de 16 años decide afiliarse al SEU (Sindicato estudiantil Universitario) y encuentra su rumbo personal en los postulados revolucionarios del falangismo joseantoniano.

Cuenta Ceferino Maestú:

«Cierto día, supe de un acto público de los falangistas, en el cine Tamberlik, y fui hasta allí, por curiosidad. Busqué un sitio desde el que pudiera ver y oir, sin ser visto.

Aquello me sorprendió porque los oradores hablaban de Revolución, de Justicia Social. Y, al reaccionar el público con aplausos, Jesús Suevos gritó: “En la Falange no queremos aplausos. Camaradas: ¡Arriba España!”

Sinceramente, aquello fue un revulsivo emocional para mis quince años y, después de pensarlo mucho, me metí en el S.E.U. de Falange Española de las JONS, pensando, ingenuamente, que con aquello evitaría cuantas barbaridades estaban ocurriendo.

Cuando Paco Bravo llegó, pidiendo más voluntarios para la guerra y la Revolución, creí que era el momento de alistarme y me llevaron a la Bandera Legionaria de Lugo, en el frente entre Asturias y León.

No tuve oportunidad alguna de matar y de ello me alegro. Hasta que, en Teverga, un grupo de guardias civiles llegados de Oviedo, si no recuerdo mal al mando del tristemente famoso Doval, organizaron el genocidio de cientos de prisioneros con el fin de que los falangistas de nuestra Bandera los acribillaran a balazos y luego los enterrasen en las trincheras de Trubia.

Recibida la orden de fusilar a los prisioneros, en la centuria en la que estaba mi jefe de escuadra, Francisco Moyan Rodríguez, maestro de Pontevedra, que llevaba en su camisa las flechas yugadas y el escudo de la Juventud de Acción Católica, nos reunió a todos y nos dijo las siguientes palabras que aún recuerdo, como si las estuviera oyendo ahora: “Yo no he venido para asesinar y me voy”. Los demás, desaparecimos con las mismas y, al día siguiente, nos presentamos al jefe falangista de la Bandera (había otro, el verdadero, un capitán del Ejercito) y le reconocimos nuestra deserción.

Aquel hombre, Alejandro Arias-Salgado y Jaudenes, palma de plata de José Antonio Primo de Rivera, nos dijo, sencillamente: “Si me hubiera ocurrido a mi, habría hecho lo mismo”.

Francisco Mayan se fue a la Academia de alféreces provisionales y lo mataron en Gandesa, durante la batalla del Ebro. Yo pedí a mi madre que me reclamase, por ser menor de edad, y volví a Vigo, desilusionado de aquella experiencia.

Años más tarde conocí a falangistas extraordinarios como Narciso Perales, palma de plata de José Antonio; Carlos Juan Ruz de la Fuente, Secretario Nacional de la Vieja Guardia, y Patricio Gonzalez de Canales, que había salido de todo y bien, hasta del complot para matar a Franco, y a muchos más que no desmerecan de ellos.

Loading...

Ahora, a mis 88 años, sigo pensando que el sistema capitalista y su régimen de relaciones laborales es injusto y creo que hay mucho por hacer. Habrá que ver lo que hacen ahora los políticos y los capitalistas, mientras que los mal llamados sindicatos obreros no tienen nada que decir, olvidando la historia de las luchas sociales que pretendan provocar y aprovechar las crisis del sistema, para llevar a cabo un cambio radical.

Creo que es interesante releer lo que dije en 1962 y una selección de cuanto unos y otros me contaron.

Mi vida importa poco ya pero tengo necesidad de contar, brevemente, como prembulo, mi evolución de rojo a falangista rojo para, al fin, terminar fracasado.

A otros muchos falangistas también les ocurrió algo parecido. Así tenemos los casos de:

– Manuel Mateo, ex-secretario de Organización del Partido Comunista.

– Matorras, ex-secretario de las Juventudes Comunistas.

– Matias Montero, militante de las Juventudes Socialistas de Madrid.

– Garcia Vara, dirigente de la U.G.T. de Madrid

– Juanito Orellana, sindicalista comunista de Sevilla.

– Alvarez de Sotomayor, secretario de la C.N.T. de Madrid.

Todos ellos y otros muchos, por igual, fueron rojos, rojos y luego falangistas rojos, con el abrazo de José Antonio Primo de Rivera. Los mataron a todos pero, al menos, no vieron lo que vino después».

Ceferino Maestú Barrio

Loading...
loading...

11 Comentarios

  1. ACLARANDO CONCEPTOS
    Ceferino como siempre manipula los hechos adaptándolos a su conveniencia.
    Ignoro si la historia que explica de vivencia personal es autentica o no, pero si difiero totalmente, cuando él dice:
    “como preámbulo, mi evolución de rojo a falangista rojo para, al fin, terminar fracasado.
    A otros muchos falangistas también les ocurrió algo parecido. Así tenemos los casos de:

    Manuel Mateo, ex-secretario de Organización del Partido Comunista.
    – Matorras, ex-secretario de las Juventudes Comunistas.
    – Matias Montero, militante de las Juventudes Socialistas de Madrid.
    – Garcia Vara, dirigente de la U.G.T. de Madrid
    – Juanito Orellana, sindicalista comunista de Sevilla.
    – Alvarez de Sotomayor, secretario de la C.N.T. de Madrid.

    La evolución de ellos, de todos con excepción de Álvarez de Soto mayor fue: DE ROJO A NACIONALSINDICALISTA y así vemos un pequeñísimo resumen de su militancia en Falange

    Y así tenemos a

    MANUEL MATEO MATEO

    Procedía del comunismo se paso a Falange, fue el Jefe del C.O.N.S. y perteneció a la Junta Política fusilado en agosto de 1936

    ENRIQUE MATORRAS PAEZ

    Procedía del comunismos se paso a la Falange, escribió el libro “El comunismo en España”, se le detuvo por vez primera el 13 de abril de 1936, fue puesto en libertad y estuvo en el Cuartel de la Montaña, detenido de nuevo fue fusilado el 23 de agosto de 1936

    MATIAS MONTERO Y RODRIGUEZ DE TRUJILLO

    NO procedía de las Juventudes Socialistas, pues su primera militancia fue la FUE, cuando aún no existían las JONS y la FUE no se había declarado antifascista y de izquierdas todavía, se afilio a J.O.N.S. por carta el 9 de febrero de 1931 y desgraciadamente tres años más tarde en esa misma fecha del año 1934, era asesinado
    JOSÉ GARCÍA VARA

    Procedía igualmente del socialismo, fue Secretario del Sindicato de la Industria del Pan y similares de CONS, asesinado en Madrid el 2 de abril de 1935

    JUAN ORELLANA

    Procedente del comunismo, Presidente del Sindicato de Oficios Varios de la CONS. Asesinado en la Cárcel Modelo de Madrid

    ====

    Ninguno de los nombrados fue de ROJO A FALANGISTAS ROJO, todos murieron siendo NACIONALSINDICALISTAS con la excepción de:

    NICASIO ÁLVAREZ DE SOTOMAYOR
    Procedía de la CNT, se afilio a las JONS, y fue uno de los precursores de la separación de Falange de Ramiro y José Antonio, (no se ha estudiado con detenimiento la intervención que tuvo en esa separación). Ramiro poco tiempo después en su libro ¿Fascismo en España? cuando habla de la “Escisión de los jonsistas” nos dice “Mateo hizo bien en apartarse de la labor sindical de Sotomayor, individuo, al parecer, un tanto averiado” Y no acaba aquí las andanzas de Álvarez de Sotomayor, en las elecciones de febrero de 1936, hizo propaganda del partido socialista y una vez ganaron las elecciones el Frente Popular lo hicieron alcalde de su pueblo. Fue fusilado por los nacionales.
    Ricardo Fernández Coll “Richi”

  2. Decir de una persona que lleva muchos años hablando y escribiendo de Falange y de José Antonio que manipula los hechos adaptándolos a su conveniencia, me parece, además de una falta de respeto hacia una persona que pasa con bastante de los 90 años, una exageración. Yo no he visto ninguna manipulación en las palabras de mi admirado y querido amigo Ceferino Maestú. Por otro lado, Vd. me perdonará, Sr. Fernández Coll, no sé a dónde quiere llegar con su escrito que no he entendido para nada. posiblemente porque está muy mal redactado. En fin, son sus opiniones, pero no olvide las palabras de Campoamor: “En este mundo traidor / nada es verdad ni mentira / todo es según el color / del cristal con que se mira”. Y a mí me da la impresión que según sus conveniencia unas veces los miras con cristales verdes,otras amarillos o también rojos.

  3. No existe exageración cuando se demuestra la verdad y la edad no es aval de garantía, “aunque sepa el demonio más, por viejo que por diablo”
    De usted señor García de Tuñon, no me extraña que SÍ mire de distinta manera que yo, pues su opinión siempre tiene una tendencia izquierdista, por otra parte reconocida también por usted, y la mía tiende siempre a ser únicamente con la tendencia nacional-sindicalista o sea ni de izquierdas ni de derechas, siempre intentando armonizar entre esos adjetivos la unidad que tanto izquierdas como derechas destrozan de mi doctrina.
    “No hay más ignorante que el que no quiere aprender” Mi nota no estará bien redactada, quizás sí, lo siento, pero hay otro refrán que dice “Que con pocas palabras bastan” pues bien claro está:
    Cuando el Sr. Maestú dice: “…como preámbulo, mi evolución de rojo a falangista rojo para, al fin, terminar fracasado. A otros muchos falangistas también les ocurrió algo parecido. Así tenemos los casos de: (los nombres ya mencionados en el escrito)
    Y verá usted, en mi nota reflejo que TODOS LOS QUE EXPLICA, EXCEPTO UNO CONTINUARON SIENDO NACIONAL-SINDICALISTA, POR TANTO, NO INCLINADOS A LA IZQUIERDA O A LA DERECHA y murieron sin ninguna derivación, salvo Nicasio Álvarez de Soto Mayor. Ya ve usted qué fácil es.
    Por otra parte le ruego sea tan diligente siempre contestando a mis notas como en esta ocasión, pues no es la primera vez que le nombro directamente a usted y ha hecho la callada por respuesta desde el año 2009 en MEMORIA AZUL.
    Gracias pues por darme ocasión de contestarle esta vez.
    Saludos.
    Ricardo Fernández Coll “Richi”

  4. Richi, ¡qué lástima que ya no exista Fuerza Nueva!, ¡qué a gusto estarías allí! Atreverse a matizar a Ceferino puede hacerlo alguien cuya categoría intelectual y su coherencia política sean incuestionables y ese no es tu caso. Y llamar izquierdista al presidente de la Fundación José Antonio habla por sí sólo y te define. Individuos como tú son los que imposibilitan que el mensaje de José Antonio se consolide como una alternativa actual. Un consejo. Lee ubn poco. Aunque sea empezando por la caligrafía de Rubio del número uno, esa que sólo has de seguir las líneas de puntos con un lapicero.

  5. Cada vez que el señor Richi hace aquí un comentario es para afianzar su convicción derechista y reaccionsaria. <y resulta que como diría un buen amigo, es mas de derechas que don Pelayo, y esto claro, choca frontalmente con quienes mantienen un espíritu abierto, y verdadero sobre la realidad falangista que, gracias a Dios, no reside en juiciuos como este señor- que con todos los respetos- parece más franquistas que otra cosa. Intentar tachar de manipulador nada menos que a Ceferino Maestú, una de los últimos testimonios y testigos de las verdad falangista me parece muy aventurado, y falso, por no decir otra cosa. Nacional de FE de las JONS nonbrado por el mismo José Antonio, es ya una increibles barbaridad histórica. Pienso, que “camaradas así, impiden la recuperación auténtica de Falange.

  6. Perdonen las faltas en mi anterior escrito, pero es letra muy pequeña, y me cuesta trabajo el escribir. <Pero se entiende mi total desacuerdo con el señor Richi.

  7. Fernando, la ignorancia parece ser tú meta y me refiero sencillamente en este caso a la Historia de la Falange. Sí el señor Ceferino MANIPULA la historia es una cosa comprobable, solamente bastas con leer el objeto de estos escritos, que parece ser tú no has leído, pues la falsedad y la doble intención es evidente, pero sí lo has leído, tendré que decirte que tú has logrado llegar a la meta, TAMBIEN IGNORAS LA HISTORIA DE LA FALANGE.

    Saludos.

    “Richi”

    PD. El declarase Falangista de Izquierdas el Sr, Ceferino no es un invento mío, son sus propias palabras y en el escrito costa con el nombre de Falangista rojo.

  8. Señor Pascual, el Señor Ceferino Maestu, no es la primera vez que MANIPULA un trozo de la historia de la Falange y usted lo sabe bien, pues ya alguna otra vez nos hemos encontrado. Para eso hay una solución un debate histórico sobre el hecho concreto y en este caso de que los señores que se mencionan en el escrito cambiaran su opinión cómo el Sr. Ceferino y estas son sus palabras, no las mías:

    “…mi evolución de rojo a falangista rojo para, al fin, terminar fracasado. A otros muchos falangistas también les ocurrió algo parecido.” Y nos da una lista que si se molesta en leer mi contestación sin apasionamiento, se dará usted cuenta de que sólo uno hizo lo que dice el escrito del Sr. Ceferino.
    Por otro lado le emplazo a que me aclare “LA VERDAD FALANGISTA” que usted cita en boca del Sr. Ceferino y le recordare una vez más que todos nuestros fundadores marcaron distancia entre la derecha y la izquierda. Y sólo ustedes de F.A. que se denominan de izquierdas quieren ignorar ese dictamen de nuestros fundadores.

    Quedo a su disposición para cuanto guste.

    Saludos. Ricardo Fernández Coll “Richi”

  9. La verdad es que me importa un pito, con perdón, si Ceferino Maeztú es de izquierdas de derechas o del centro. Lo conocí personalmente, le tengo un gran aprecio y le daría un fuerte abrazo ahora mismo y tratar de desprestigiarle me parecería un grave error y por supuesto una falta de respeto hacia alguien que lo único que transmitía era honestidad y honradez por todos sus poros. Dejó una buena parte de su vida sindical en defensa de los Trabajadores y no le importaba quien estaba delante si se trataba de la defensa de estos. Lo demás a mi ni me importa ni me incumbe ni siquiera lo conozco, pero es alguien a quien habría que mencionar con un cuidado exquisito porque desgraciadamente no ha habido muchas personas tan desinteresadas y entregadas como él a la causa obrera. En CTI lo conocíamos bien

  10. Paco 10, Lo cortes no quita lo valiente. Jamás he criticado la honestidad del Sr. Marcelino como sindicalista y defensor de los trabajadores (solo conozco sus concomitancias con CCOO), critico y criticare su faceta de comentarista de historiador, que ahí si puedo señalar y señalo una manipulación interesada de los personajes y hechos históricos ajenos a su realidad, con el objeto de mancillar y deshonrar a otros personajes con reputaciones falsas.

    Ricardo Fernández Coll “Richi”

Dejar una respuesta