Una llamada a la supervivencia

Una llamada a la supervivencia

3
Compartir
loading...

Eduardo-López-Pascual

Por Eduardo López Pascual para elmunicipio.es

Creo que lo largo de de más de treinta cinco años, en que tuve el honor de  vivir la aventura política de Falange Española de las JONS Auténtica, que por entonces estaba comandada por Narciso Perales y Pedro Conde, junto a Miguel Hedilla y Jose Luís Arroyo entre otros, he dado pruebas de mi orientación política, radical falangista ( aunque no me guste nada esta denominación), como para permitirme en estos tiempos de tribulaciones nacionales y sobre todo españolas, por el grave peligro de sedición por una parte esencial del país, de hacer un llamamiento a la serenidad  e inteligencia política de los grupos falangistas más presentes en la vida pública, para abandonando tácticas cortoplacientes, sentarse en una mesa y buscar, por todos los medios posibles, un acuerdo que haga llegar el mensaje nacional sindicalista sin miedo al ridículo.

Loading...

Uno, que se ha explicitado siempre, como un falangista demócrata y progresista, en el mejor uso de la palabra, y que he defendido una posición de falange desde una óptica de izquierda humanista, y acaso haya caído en la crítica fácil o difícil de los demás partidos de las cinco flechas, siento que es el momento de dejar al lado cuestiones de identidad, ante la realidad del peligro que acecha a nuestra patria. Me parece que es hora incluso de olvidar viejas querellas personales o de siglas, para entender que ahora nos jugamos algo mas que cualquier legitimidad doctrinaria.  Hoy una parte de políticos traidores, porque todos juraron las leyes que le capacitaban para dirigir una región o Comunidad,  están presentando las reglas para una secesión que, aun no reuniendo una mayoría cualificada. Y tampoco sería esa una noma a tener en cuenta, quieren superar hasta el intento de 1934, cuando Company declaraba la República catalana dentro del Estado Español, cosa que el señor Más, ni siquiera lo nombra.

Pues bien, es esa deriva lo que, superando diferencias, los falangistas tendríamos que comprender la gravedad del intento del 27 de  septiembre y aparecer ante el pueblo español ante nuestros ciudadanos todos, con un mensaje sólidamente acordado en defensa de la unidad de España. No debemos de perder un tiempo crucial en disputas internas, y personalmente, yo que he defendido siempre no compartir nombres y programas, veo que ahora mismo no hay más urgencia que procurar un texto único, un acuerdo de mínimos, que aúne por fin los esfuerzos para ese desafío separatista y pedir juntos un basta ya.  Eso por un lado, y por otro nada baladí, la propia subsistencia política de lo que llamamos Falange. Como no soy sospechoso de buscar la unidad, me creo en la obligación de revisar todo este asunto, y llamar a las cúpulas de FE-JONS, del MFE, de Falange Auténtica,-que entiendo con espíritu democrático-, analizar La situación por la que atraviesa España, y nosotros, y lleguen a un acuerdo político que considero incuestionable.

Hay que salir a la calle bajo una misma bandera, y un mismo eslogan, porque esta vez la cosa es muy seria.

Loading...
loading...

3 Comentarios

Dejar una respuesta