Una llamada a la responsabilidad

Una llamada a la responsabilidad

3
Compartir
loading...

eduardo-lopez-pascualPor Eduardo López Pascual para elmunicipio.es

No son estos, tiempos ordinarios sino extraordinarios. Pero además con un tono, no a lo maravilloso, al contrario, por desgracia viene con un clima de perverso negror. Esa es la razón de que mi artículo de hoy parezca que está escrito por otra persona, porque es un comentario muy distinto a la filosofía que, en materia de unidad falangista, he mantenido durante toda mi vida política. Como me considero un falangista demócrata, y un opositor a las tesis franco falangistas desde los años de Falange Española de las JONS AUTÉNTICA, he descartado siempre esa idea de unión, porque era grande la distancia que me separaba con otras formaciones azules que tenían, creo, muy diluido esa comprensión de libertad y democracia.

Leer más: – Última novela de Eduardo López Pascual “La tristeza del falangista” ya a la venta

Pero hoy, además de que esas otras formaciones o partidos de ideología falangista han variado en sus posiciones, hacia una admisión del Estado de Derecho actual, aun con sus imperfecciones que todos observamos, la realidad que se nos ofrece es la de un país al borde de la ruptura constitucional y, más aún, territorial. Con lo que cualquier análisis en este sentido desde los partidos falangistas, ha cambiado sustancialmente y nos obliga a una revisión profunda y completa de nuestras relaciones políticas, que deben de estar supeditadas a la meta común de defender a España, nuestra patria, del chantaje separatista y a los denodados intentos de romper seis siglos de historia común.

Loading...

Leer más: – La primacía revolucionaria de José Antonio Primo de Rivera

Ahora prima la posible tragedia de la secesión, por encima de las también posibles desavenencias, diferencias -todas de matiz-, que los distintos partidos que se llaman falangistas podamos tener en esta época de futuro tan incierto para el devenir de la historia española. Y si las fuerzas disgregadoras que en Cataluña, por ejemplo, han sabido componer una candidatura unida- como lo han hecho gentes tan opuestas como Convergencia, ERC y elementos de la izquierda radical para presentar Junt pel sí, o como se diga, no menos razones tenemos los falangistas para que con respeto a las leyes vigentes, y un deseo democrático, podamos ofrecer al pueblo español una respuesta unitaria de la propuesta nacional sindicalista. No tengamos tampoco reservas para prometer nuestras ideas socio económicas pues, si en estos meses, los de Podemos muestran su ambición de imponer un anti capitalismo, o una nacionalización de servicios, nosotros los Falangistas que ya tenemos eso incorporado desde 1933, ¿por qué hemos de esconder la propuesta más progresista de la Falange?

Leer más: – TRES BREVES ARGUMENTOS ANTIFASCISTAS EN JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA

Y más, si los enemigos de la Patria, pueden presentar una lista única, y hay que ver cuán diferentes son, los falangistas debemos de hacer un esfuerzo y convocar a las fuerzas afines- que acepten las reglas del juego democrático, para formalizar una candidatura sin protagonistas para hacer efectivo una alternativa azul a los empecinados sedicentes. Hay que hacer un llamamiento inteligente y sobre todo responsables a los dirigentes de esas formaciones azules, FE-JONS, MFE, Falange Auténtica, Falange Antifascista (si actúa honorablemente), como otros movimientos de nuestra onda: Avance Social, Gallos de Marzo, Hermandad del Frente de Juventudes, Defensa social, etc. para de una vez, aparquemos las diferencias, el falagistómetro, el protagonismo, y luchemos todos juntos en esta guerra que pretenden paralizar el suelo de una España sugestiva, de paz y convivencia.

Yo, que he caminado por sendas muy distintas de una falange oficial, pienso y creo, que ha llegado el momento de evocar la esencia de la Falange, de olvidar insultos e incomprensiones, de abandonar axiomas partidarias, y gritar unidos de la mano, unidos por el amor a España, ¡Arriba España Unida¡

Loading...
loading...

3 Comentarios

  1. Eduardo, ¡TE HAS SALIDO! A mí tampoco me parece que estas palabras sean mías pero HAY QUE PRESENTAR UNA CANDIDATURA FALANGISTA ÚNICA Y FUERTE y también incorporar a todos los joseantonianos que se han desenmarcado del falangismo y que son muchos. Buscar entre todas las organizaciones un cabeza de cartel fuerte, que suene y que pegue. Y ADELANTE CON LOS FAROLES. Yo ahora también grito después de mucho tiempo ¡ARRIBA ESPAÑA!

  2. FEJONS, Falange Auténtica, FE-LA FALANGE. MOVIMIENTO FALANGISTA DE ESPAÑA y IZQUIERDA FALANGISTA, juntos, en una candidatura presentada a bombo y platillo para salvar a España, no tenemos dinero para grandes campañas pero somos muchos en toda España los que nos convertiríamos en una marea azul, y buscar ese candidato que dice Blas y que acepten todos. Yo propongo, Pedro Conde, sería un hombre rspetado por todos y su pasado es impoluto, el único inconveniente que le veo es que es mayor. Gustavo Morales, periodista y muy buen comunicador aunque el inconveniente que le veo es que ya lideó FEJONS y sería discutido por los grupos más que por las bases que estarian encantados. Jorge Garrido, un tío con mucho tirón y más identificado con el sindicalismo que con el aparato político. O alguien de fuera, como dice Blas, joseantoniano anque no sea falangista, con mucho prestigio. ¿Sänchez Dragó?, ¿Josele Sánchez?…

  3. Estoy completamente de acuerdo con Eduardo y todos vosotros. Es necesario un frente patriota que nos agrupe a todos los falangitas. Es necesario un frente español, o un frente nacional. Debemos unirnos, debemos mirar menos las diferencias y mas lo que nos une, basta ya de criticarnos unos a otros, los falangistas podemos tener mas fuerza si nos unimos. España no lo esta demandando y hay que reaccionar antes de que los separatistas acaben de romperla.
    Esperemos que las conversaciones que se estan inciciando por la unidad FE-La Falange y FE-JONS fructifique y tambien empiecen a unirse otros grupos, como los que formaron el frente en la plaza de Sol en Madrid el día de las elecciones, como por ejemplo el Movimiento Católico Español.

Dejar una respuesta