José Antonio Primo de Rivera, 20 de Noviembre de 1936

José Antonio Primo de Rivera, 20 de Noviembre de 1936

3
Compartir
loading...

Jose-Antonio-Hombres-Libres-FE-JONS-Autentica

José Antonio Primo de Rivera, 20 de Noviembre de 1936

Por Jorge Juan Perales para elmunicipio.es

La sinrazón de España quebró la vida de José Antonio en el amanecer del 20 de Noviembre de 1936, en el patio de la cárcel modelo de la ciudad de Alicante, ante un pelotón de fusilamiento envenenado de odio por los generadores de venganza. Solo con leer el testamento de José Antonio, que redactó horas antes de su muerte, seria suficiente para llegar al convencimiento pleno que se estaba descargando contra él, de una forma injusta y equivocada, las balas de la frustración, producto de la rabia inoculada en la sangre de las dos Españas, por las fuerzas de la división, del egoísmo y de las ideologías excluyentes, que como decía el poeta “han de helarte el corazón”.  

El corazón de la España eterna, de la España generosa, noble y valiente, que llevó por el mundo los valores del servicio y la fe, de la libertad y la trascendencia, del mestizaje y el amor; que conformaron su alma como Patria en momentos históricos que marcaron el futuro a toda la humanidad, derramó su sangre, para fundirse con la de todos los españoles de honor, en la arena de la prisión en la que se destruyó su cuerpo por una mitad de España, mientras que la otra mitad comenzaba a destruir el legado de su pensamiento.

Loading...

El cuerpo de José Antonio paso de la fosa común de la tierra alicantina, junto con el pueblo, a la sepultura del Monasterio del Escorial, junto con los Grandes de España, para terminar en el altar Mayor de la Basílica del Valle de los Caídos, junto con los muertos de la Guerra Fratricida española de 1936, en la que él era una víctima más. José Antonio no es responsable de nada de lo que se hizo con su cuerpo después de muerto, ni de lo que se hizo con su pensamiento, ni muchos menos de la política que en su supuesto nombre hicieron otros, aunque utilizasen sus palabras machaconamente hasta dejarlas sin contenido, como sin referencia real se quedaron los símbolos que él había dado sentido en el contexto de la Falange Española que él fundó, de la única que es responsable hasta su muerte. En el Valle de los Caídos están los cuerpos de españoles de las dos España, que nos gritan ¡basta ya!, demasiados muertos en discordias entre hermanos de la misma Patria. No hagamos leña, ni fuego con ella, con los cuerpos de nuestros muertos. Para mi fue un error, un tremendo error, enterrar en el Valle de los Caídos, al general que se impuso a una parte, con razón o sin razón, -está es otra cuestión-. La reconciliación deseada pasa, a mi entender, por dejar que descansen en paz en el Valle de los Caídos, solo a los cuerpos de ambos “bandos” que murieron a consecuencia o durante la Contienda de la Guerra Civil Española. Habrá otro sitio, libre de connotaciones simbólicas tan dolorosas para el pueblo español, en donde puedan reposar dignamente los restos de quién históricamente fue Jefe del Estado español durante cerca de cuarenta años. ¡¡¡ Ojalá no haya mas muertos de españoles en luchas y desavenencias civiles !!! ¡¡¡ Ojalá el pueblo español encuentre Unidad, Pan, Patria y Justicia!!! Cerremos las heridas del pasado para juntos construir la España presente y del futuro.

Ni José Antonio era el señorito que representaba los intereses de los poderosos capitalistas y latifundistas como pretendían verle las izquierdas, ni era el derechista-fachoso como le presentaron y le tergiversaron, cuando no traicionaron, las derechas. Que nadie sin haber entendido la génesis como se fue construyendo su ideología política durante los pocos mas de tres años de vida que tuvo la Falange Española que él fundó y dotó de ideas, en un cuerpo de principios y puntos básicos para un nuevo sistema político-social de Justicia, Libertad y Patria, ose juzgarle por lo que ha oído o han escrito, tanto por los que dicen ser sus amigos o sus enemigos. A José Antonio, hoy, hay que acercarle sin los perjuicios interesados de dudosa buena voluntad y sin los prejuicios que de una manera irracional se nos han colado en nuestra memoria sin discernimiento ni veraz información. Huelga decir que alrededor de la comprensión del pensamiento de José Antonio sobra emoción y falta profunda reflexión objetiva. Pienso que hasta que no se acerquen a las Obras Completas de José Antonio, hombres y mujeres libres de la influencia de los odios y rencores generados entorno a la Guerra Civil Española de 1936 y sus consecuencias inmediatas, así como, a las ideologías enfrentadas en la II Segunda Guerra Mundial, no se descubrirá al verdadero José Antonio que a mi modo de ver sentó las bases de una nueva sociedad, que todavía inédita, tiene todos los ingredientes para conformar una sociedad mas Justa, donde el Hombre sea más Libre, alegre y solidario.

Jorge Juan Perales

Pincha aquí para leer el testamento de José Antonio Primo de Rivera.

Loading...
loading...

3 Comentarios

  1. La reconciliación pasa por dejar a los muertos donde están. A todos los muertos. Incluido el General Franco que tiene todo el derecho de estar sepultado en el Valle de los Caídos, como persona que erigió ese monumento. Basta ya de palabras huecas, basta ya de hablar en nombre de la reconciliacion aquellos que no teneis puñetera idea de lo que es. Basta ya de cainismo falangista. Franco lleva 40 años muerto, y todavia seguira siendo el culpable de que los falangistas no levanten cabeza y que haya cincuenta sectas falangistas ¿no? Sois ridiculos.

    • Una de dos, o sale el cadáver de Franco del Valle de los Caídos o tienen que salir de allí todos los demás cadáveres de los españoles que si cayeron en la guerra o a consecuencia de ella. La presencia del cadáver de Franco en la Basílica del Valle de los Caídos perturba la reconciliación, él era el Jefe del bando vencedor y eso es humillante para el otro bando.
      El autor del articulo trata este asunto con respeto, tiene mas razón que un Santo.

  2. Lopez, ¿Ud cree que Franco erigió el Valle de los Caidos para ser enterrado él allí? ¿Ud. piensa que Franco y los franquistas llevaron al Valle a José Antonio por que Franco era falangista y queria ser enterrado junto a José Antonio? No es cierto que el Valle se erigió para que simbolizara la reconcialicion de los españoles enfrentados en la Guerra Civil y que habian muerto en la lucha civil? ¿Murió Franco en la Guerra Civil? ¿Por qué le entierran allí, si no consta que ese fuera su deseo y no era un caido de la Guerra ?

Dejar una respuesta