Muere Ricardo de la Cierva, el historiador más destacado del post franquismo

Muere Ricardo de la Cierva, el historiador más destacado del post franquismo

0
Compartir
loading...

ricardo-de-la-cierva

Ricardo de la Cierva, historiador y personaje destacado del post-franquismo ha muerto en Madrid con 89 años, cuando su nombre ya queda lejos incluso entre las dos españas con las que peleó. Hay antiguos alumnos que aún lo recuerdan en la facultad. De la Cierva era el prototipo de señor del régimen: saleroso, pícaro, siempre ufano por contar con información privilegiada, no muy formal en su profesión. Un puñado de colegas también tienen en la cabeza sus peleas legendarias: De la Cierva se había entregado a una misión, a construir un relato del franquismo alternativo, casi democrático. Cualquiera que contradijera esa lectura corría el riesgo de encontrarse con Ricardo de la Cierva con ganas de duelo.

Loading...

El Mundo / Y, sin embargo, De la Cierva era también un autor amable dentro de la familia de escritores que salieron del Régimen para defender su historia. Entró en la UCD de Suárez y llegó a ser ministro de Cultura durante ocho meses y medio de 1980. En algún momento, pudo colar como demócrata conservador y seguramente así quería presentarse a sí mismo. De la Cierva fue uno de los pioneros en la interpretación de que el franquismo y la Guerra Civil fueron los pasos necesarios para la restauración de la democracia en España, en los años 70, después de su secuestro por parte de la izquierda en la época de la República. Se puede estar de acuerdo o no, pero está claro que la teoría gustó y ha persistido hasta nuestro tiempo.

Esa es la forma más ortodoxa de contar la figura de De la Cierva. Hay otra forma más novelesca que se centra en un personaje excesivo, zalamero, a veces desafiante. Para empezar, un dato: De la Cierva publicó, entre 1978 y 1990 17 libros, lo que, como mínimo, demuestra que existía una demada de nostalgia historicista en aquellos años 80. Algunos de sus títulos son casi graciosos por tajantes: Nueva y definitiva historia de la Guerra Civil, Hendaya: punto final , La derecha sin remedio… Otros títulos hablan de una tendencia a colocarse en el límite entre la Historia y el reportaje: Alumna de la libertad: adolescencia y perversidad de Isabel II: los cuatro primeros amantes , El diario secreto de Juan Pablo I… Y otros hablan de las obsesiones personales de Ricardo de la Cierva: La Hoz y la Cruz. Auge y caída del marxismo y la teología de la liberación, Carrillo miente: 156 documentos contra 103 falsedades, La masonería invisible…

Eso de Carillo miente dirige hacia la vida de De la Cierva. Su padre, Ricardo de la Cierva y Codorniú, miembro de Falange y antiguo diputado en Cortes durante la dictablanda, había muerto en Paracuellos en 1936. Su hijo tenía sólo 10 años cuando empezó la Guerra y murió asesinado el padre, pero tomó nota de cuál debía ser su destino: la res pública.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta