FALANGE CIEZA ANTE LA SITUACION POLÍTICA ESPAÑOLA

FALANGE CIEZA ANTE LA SITUACION POLÍTICA ESPAÑOLA

0
Compartir
loading...

Eduardo_López_Pascual_Falange_Autentica

Por Eduardo Lopez Pascual para elmunicipio.es

Los falangistas siempre intentamos analizar lo que ocurre en política en este tiempo tan complejo y delicado, con la distancia y la serenidad de quienes no tienen nada en juego, y sus responsabilidades ante la sociedad española carece de egoísmos personales y de institución. Por eso, nuestro juicio sobre la gravedad de cuanto pasa en el país entero, puede ser más objetivo que la de quienes están implicados en la defensa,-casi siempre sectaria, de parte-, de sus privilegios, de sus sillones, lejos de su única obligación, que es la justa gobernabilidad de toda una nación. La sociedad española viene asistiendo atónita a un descarado ejercicio de partidismo, a la busca empecinada del poder, acusando un día sí y otro también al adversario ( aquí en España, en política no hay adversarios sino enemigos ideológicos, donde la trágica guerra civil – del siglo pasado-, todavía marca con fuego a los que la perdieron, y la prueba está en esa Ley de Memoria “ahistórica”), que impide a los casi ochenta años de su terminación, firmar un acuerdo mínimo, para salir del impás que las últimas elecciones han traído a España. La retirada de algunas placas de calles o monolitos en Madrid, confirman esta mala praxis.

Loading...

Enroscados en sus particulares ambiciones, nadie cede ante el otro a la hora de formar ese gobierno que, al menos, no empeore la situación de incertidumbre, de provisionalidad, de inquietud que supone el permanecer sin norte político, económico y social. Unos atrapados en su demagogia, otros presos de un despropósito de nación, en el que no saben definir su idea de España y por lo tanto dispuestos a desmembrar su unidad forjada en mil años – es un dicho-, hay quien es capaz por tener el poder (que es sillón), de pactar con los diablos más diablos que pululan por los paisajes españoles. Los independentistas. Que no se separan por una necesidad natural, como los hijos de sus padres, sino con el ánimo de romper una historia común de glorias y fracasos, de derrotas y de victorias, de lazos de sangre y cultura, ven un deseo contra la razón. Por desgracia eso se ve cerca en el futuro de España, de manos del líder socialista que, hoy nominado candidato a la ivestidura, tiene acongojados a amigos y no amigos.

El espectáculo que sufrimos, ante la inmovilista acción de los protagonistas políticos, salvamos a Ciudadanos, aunque no coincidamos en todo con ellos, es deprimente. Y el panorama de confianza que prestan no da para creer en milagros, quizá, solo un último reconocimiento de la realidad, forzaría a un compromiso urgente. Unos acosados por la corrupción, PP y PSOE, (y no nos referimos a las personas, sí, a los aparatos)-,y otros, Podemos Iglesias, pues no creemos que los Podemos locales asuman la ruptura de España, prisionero de una visión nacionalista que nada aporta a la modernidad, nos remite a un viejo país de Taifas fuera del sentido común, no dan la talla. Así aparece la fea realidad que padecemos.

Los falangistas, ahora, tenemos un mensaje muy claro de la gravedad por la que pasa España, no solo de pan vive un país, sino también de valores inherentes a cualquier nación con la historia del nuestro: Cultura compartida, vidas paralelas, lazos de sangre y glorias, unidad forjada en cientos de años. Gobierno estable, proyecto común, coherencia en la sociedad….Todo lo que hace posible la creación de un pueblo. España no puede por culpa de unos desaprensivos de la política, perder su nombre y su lugar, y por eso, Falange, Falange Cieza, lanza un mensaje de serenidad pero de contundencia a la hora de defender nuestra patria. Sin caer en el histriónico salvador, queremos trasmitir a nuestra sociedad que seguimos creyendo en la irreversible unidad de España. En la igualdad de los españoles, de la justicia para todos. En este sentido, instaremos a las fuerzas políticas representadas en esta ciudad, un acuerdo municipal de afirmación española. ¿Será posible?

Loading...
loading...

Dejar una respuesta