La propia Carolina Bescansa reconoce “discrepancias internas tácticas” entre Iglesias y Errejón

La propia Carolina Bescansa reconoce “discrepancias internas tácticas” entre Iglesias y Errejón

0
Compartir
loading...

carolina-bescansa

Después de muchas semanas de echarle la culpa de todo al Ibex 35, Podemos admite ya que existen diferencias entre sus dos hombres fuertes, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, a la hora de diseñar la estrategia de la formación (Hasta Público desmonta a Iglesias: “¿No quedamos en que la crisis de Podemos era una conspiración del PSOE y el Ibex?”).

PD / La cofundadora del partido y miembro de la cúpula, Carolina Bescansa, ha reconocido este 16 de marzo de 2016 y en televisión que los dos dirigentes tienen divergencias, pero se ha esforzado en enfatizar la relación personal que ambos mantienen:

“Una de las ventajas de algunas de las personas que formamos parte de esto es que nos conocemos desde hace muchos años. Somos muy amigos. Mas allá de diferencias y discrepancias sobre cuestiones tácticas, que las hay, como es normal y necesario en cualquier organización, nos queremos entre nosotros”.

Pablo Iglesias, destituyó anoche por sorpresa y de forma fulminante a su secretario de Organización, Sergio Pascual, a quien culpa de “una gestión deficiente cuyas consecuencias han dañado gravemente” al partido.

Pascual es un dirigente afín al número dos, Íñigo Errejón. Tras las dimisiones en la dirección de Madrid, motivadas por diferencias con el líder regional, Luis Alegre, próximo a Iglesias, la crisis ha repercutido en la cúpula nacional.

La destitución lanza una dura advertencia para evitar una rebelión interna.

La decisión, comunicada anoche por la secretaría general de Podemos, no tiene precedentes en la formación, lo que refleja la gravedad de la crisis que vive el partido, nacido hace poco más de dos años (Rafa Mayoral reconoce que las asambleas son historia en Podemos e Iglesias es el que manda).

Loading...

La dimisión de Juan Carlos Monedero, uno de los cofundadores del grupo, antes de las elecciones autonómicas y municipales de mayo, resultó traumática, pero de alguna manera supuso una salida airosa para el exdirigente, que estaba implicado hasta las cachas en un caso de fraude a Hacienda, acuenta de los millones cobrados de la Venezuela chavista.

A partir de ahora, Pablo Iglesias y su equipo asumirán el control de los resortes de Podemos y la supervisión del aparato territorial hasta nombrar a un nuevo secretario de Organización.

Tras la destitución fulminante de Sergio Pascual, por la que el líder de la formación considera una “gestión deficiente” de la crisis de la dirección madrileña, el secretario general ganó poder en la estructura con el objeto de que no haya “corrientes ni facciones que compitan por el control de los aparatos y los recursos”, como advirtió en una carta enviada el martes por la tarde a la militancia.

Emilio Delgado, el ex número tres de la dirección madrileña que inició la cascada de dimisiones, ha criticado sin matices la decisión.

“Bueno, lo que parece evidente a estas alturas es que tenemos una idea de la responsabilidad, de la belleza y de los cuidados bien distinta”, ha escrito en su cuenta de Twitter en referencia a la carta de Iglesias, titulada Defender la belleza.

Esto último es una alusión a Luis Alegre, líder regional en Madrid.

El cese de Pascual se produce en un momento en el que Podemos atraviesa graves crisis territoriales.

No solo en la Comunidad de Madrid, donde la semana pasada dimitieron 10 cargos del consejo ciudadano autonómico, sino también en Cataluña, en Galicia o en Cantabria, donde los órganos se hallan en estado de interinidad.

En Euskadi y en La Rioja se acaban de celebrar primarias y el partido trata de ponerse de nuevo en marcha tras un largo vacío de poder.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta