El camino a transitar se llama “frente nacional”

El camino a transitar se llama “frente nacional”

8
Compartir
loading...

Frente-nacional

Por Juantxo García para elmunicipio.es 

“Dormía y soñé que la vida era belleza; desperté y advertí que es deber” [Immanuel Kant]

Josele Sánchez, el más izquierdista de los izquierdistas, en contestación sucinta a unos párrafos míos dice que no quiere saber nada de frentes nacionales ni de extremas derechas.

Lo primero me sorprende, en verdad. Lo segundo lo comparto, créanme.

Paso a explicarme.

El hecho de que Josele Sánchez pusiese sobre el tapete, hace tan sólo unos días, una serie de nombres (y apellidos) en esta tribuna de elmunicipio.es como mimbres para construir porvenir deseable me suena, lo quiera o no Josele Sánchez, a “frente nacional”, “bloque social y nacional” o como puñetas quiera llamarse lo que ha de venir. ¿Cómo interpretar, si no, ese listado con un inequívoco olor si no a convocatoria, si a invitación? Aunque sólo fuera un simple deseo, lo cierto es que Josele Sánchez parece soñar con “algo” que sobrepase la patética y enervante realidad actual y ese “algo” no puede ser, ni por asomo, un grupúsculo más, una capillita más, una agonía más, porque si algo le sobra a la sopa, son precisamente siglas.

Para reafirmar su plácido status de “outsider” Josele Sánchez apela a su odio medular hacia la extrema derecha o, como a mi me gusta llamarla, “extremita derechita”. En mis párrafos que siguen al título “Una travesura del adulto Josele Sánchez” digo, poco más o menos, que son tiempos de convergencia y unidad, y que esa convergencia y unidad urgen. Y, nombre arriba, nombre abajo, mire usted por donde, no sólo no comparto el listado de Josele Sánchez sino que también estoy contra la extrema derecha (o “extremita derechita”), cosa que no constituye novedad alguna: lo he estado siempre y tengo la sospecha de que lo voy a estar hasta el último minuto de mi existencia. ¿O no es así Josele?

Josele Sánchez, en definitiva, ha tirado la piedra y ha escondido la mano. Está en su derecho a hacerlo, pero para mi esta trastada no es aceptable. Resulta que nos ha traído una serie de nombres (y apelidos), y ahora nos dice que no quiere saber nada de “frentes nacionales” apelando a una fantasmal extrema derecha que no está en mi mente, insisto, y estoy convencido en en ninguna cabeza que tenga como referente el nacionalsindicalismo. En “Una travesura del adulto Josele Sánchez” no hay, ni por asomo, una sola referencia a vertebrar una extrema derecha, ni una sola alusión a crear una derecha a la derecha de la derecha, ni menos aún a organizar un “Tate no kai” para salvaguardar vidas y haciendas de seres tan repulsivos como los que dirigen el PP y que están conduciendo España y a los españoles a la ciénaga.

Si Josele Sánchez hubiese perdido unos cuantos minutos de su preciado tiempo en ver (y oír) el vídeo de cierre de campaña de FE de las JONS en Madrid, concretamente la intervención de Jorge Garrido San Román, y con toda probabilidad una de las mentes más lúcidas del momento, a buen seguro se percataría de quién es el enemigo: PP, Cs, PSOE y Podemos.

Loading...

Eso de defender confluencias basadas “en el mensaje más social (el más izquierdoso por decirlo aún más claro) de José Antonio Primo de Rivera” es hacerse trampas en el solitario o, peor aún, tratar de jugar al despiste. Porque, ¿quién ha abandonado a José Antonio Primo de Rivera? ¿Quién ha obviado es mensaje más “izquierdoso” del fundador de la Falange? ¿Acaso está convencido Josele Sánchez que abandera, en exclusiva, el mensaje revolucionario joseantoniano?

Hablemos claro y dejémonos de despistes. ¿Qué “frente nacional”? ¿Por dónde pasa el “frente nacional”? ¿Qué líneas maestras tiene ese “frente nacional”?

Desde mi particular punto de vista el “frente nacional”

1) Deberá, desde el mismo momento de su gestación, cumplir la regla de oro schmittiana: definir al enemigo. Y el enemigo es obvio (e insisto en las palabras de Garrido San Román): TODOS —e insisto en lo de TODOS— los partidos beneficiarios del Sistema y entre los partidos beneficiarios del Sistema incluyo, por razones sobre las que no me voy a extender por obvias, a los “emmerdeurs” de Podemos.

2) Está forzosamente obligado a reencontrar la vía de la unidad (que no uniformidad) nacional y para ello, su primer objetivo no puede ser otro que liquidar el llamado “Estado de las Autonomías” o cualesquiera sucedáneos: federales o confederales, asimétricos o no. Se trata de pararles los pies en seco a los agentes del “finis Hispaniae”. Y bajo esas coordenadas yo no puedo hacer distingos entre los proetarras amigos de Podemos o el PP que quiere un balón de oxígeno del PNV para formar gobierno. Yo no puedo, ni quiero, soportar un Estado fraccionado en cortijos para mayor gloria de cleptómanos y sinvergüenzas de toda condición que, para mayor inri, estimula la desafección del pueblo a la “cosa pública” y amamanta al secesionismo antiespañol.

3) No podrá alcanzar sus objetivos si no comulga y lleva a la práctica políticas inequívocamente anticapitalistas y antineoliberales o, por decir lo de otra manera, comunitaristas. Pensar en un compadreo —por muy somero que este sea— con el capitalismo —“por el bien de España”— supone, simple y llanamente, acabar convirtiéndote en su servidor.

4) Tiene que asimilar que si España tiene enemigos “interiores” encaramados al poder, no lo es por un diabólico y esquizoide capricho de éstos, sino porque han sido llamados a hacer de peones de brega de una ofensiva mundializadora, cuyo letal propósito es la disolución de las naciones y la esclavitud de la humanidad en nombre de un Nuevo Orden Mundial. De esta guisa, un “frente nacional” que no batalle por la liquidación de la Unión Europea, la OTAN y haga frente al criminal-imperialismo norteamericano —valga la redundancia— no será tal sino, en todo caso, un imbécil “potaje antinacional” por mucho que use y abuse de la parafernalia rojigüalda.

Podemos seguir amodorrados en las capillas, podemos seguir nutriéndonos de minúsculas ilusiones “izquierdosas”, podemos seguir pensando en subir una centésima el porcentaje de voto dentro de cuatro años, podemos seguir con el bla-bla-blá durante meses y meses —o hasta que la “policía del pensamiento” decida cerrarnos los chiringuitos porque afean el paisanaje—, pero estas poses paralíticas lo único que harán, al fin y a la postre, es disuadirnos de cumplir con nuestro deber y, por supuesto, extraviarnos en el laberinto de nuestra propia estulticia.

Pincha en el enlace para leer la propuesta de Josele Sánchez:

Ante una situación límite: ¡Hagamos algo grande!

“Hay que decir adiós a la Falange si queremos que perduren las ideas de José Antonio”. Entrevista a Josele Sánchez

Loading...
loading...

8 Comentarios

  1. Lo que se haga tiene que realizarse de abajo arriba con democracia directa sindical característica del Nacional-Sindicalismo Revolucionario. FE y sus derivados actuales nunca la han practicado desde 1935. Por lo tanto podrán ser Falangistas de Primo pero no nacional-sindicalistas.

  2. Llevo varios días leyendo la controversia y “marejadilla” organizada porlos escritos de Josele Sánchez. Y llevo así mismo varios días dándole vueltas al asunto, y cuando todo esté digerido, intentaré aportar mi grano de arena.

    Sólo dos anticipos: El primer mal, fundamentalísimo, de los falangistas de toda la vida ha sido la horrible aversión a la lectura. Y en primer lugar de los propios textos falangistas. De “España es una unidad de destino en lo universal” y del Discurso de José Antonio en D. Benito cuando se pregunta a un falangista sobre la mujer no hay quien nos saque.

    Por tanto como primera providencia lo lógico para montar un tinglado renovador será saber qué hay vigente y qué hay que renovar.

    En segundo lugar… asunto camisas, himnos, simbolos en general… tengo que reconocer que cuando me defino como falangista ante un lego en el asunto me toca pasarme varias horas aclarando lo que no es la Falange y contar como nos mangaron todos nuestros simbolos, léxico, etc. etc. Si paso directamente a opinar como falangista, sin definirme como tal, ahorro bastante tiempo… que pierdo cuando me identifico. Pero por otra parte si mi memoria no me falla… aquellos que en su dia optaron por aparcar los simbolos…. tampoco es que les haya ido mucho mejor, y en el mejor de los casos fueron fagocitados por otros (hablo de FSR, FNAL, etc.).

    Por otra parte, sólo decir al, creo, camarada Ubalde que lo que repite de forma machacona en cada hilo está más visto que el TBO. Para empezar eso de llamar “Primo” a José Antonio Primo de Rivera ya lo inventó Ramiro en 1.935, obviando, como hace Ubalde, que el apellido completo es Primo de Rivera (primer apellido), y Saenz de Heredia el segundo. Luego, informarle, que me da la leve impresión de que es como la mayoría de los estupendos camaradas, que no se ha leído a José Antonio ni por el forro. Porque si vuelve a leer con detenimiento el discurso fundacional de la Comedia, ya se plasma en él el esqueleto fundamental de lo que debe ser la Falange, de cómodebe ser la Falange y de cómo deben ser los falangistas.

    Y si en 1933 o 1935 lo procedente como teoría económica y política era el Nacional Sindicalismo, a lo mejor, yo no lo creo, o por lo menos lo desconozco, igual hay una teoría socio-económica que supere el Nacional Sindicalismo. Para ello habrá economistas, filósofos, politólogos, etc, azules que nos lo cuenten, porque igual estamos desfasados. Y gustosamente abandonaremos el Nacional Sindicalismo para ser lo que se les haya ocurrido a los sabios, pero sin dejar, por ello, de ser falangistas. Vamos, en plata. El Nacional Sindicalismo es pura y simplemente un instrumento, el mejor que encontró José Antonio, y compartido por Ramiro y Onésimo, pero de ello a decir que la Revolución la inventó Ramiro… ni en pintura.

    Y lamento la controversia, pero es la misma que surgiría si hablamos de “falangistas franquistas”, que saltarían chispas.

    Un saludo

  3. He leido a Primo tanto o mas que tu. Por tanto puedo opinar y decir que todo en el y FE son un plagio del Nacional-Sindicalismo hasta los simbolos.

    • Tú no sabes lo que yo he leido. Y a estas alturas, en 2019, que has desaparecido del mapa, me trae al pairo…

  4. Querida redacción el elmunicipio.es

    Quiero pediros perdón por haber largado la perorata que antecede y ocupar un espacio que, a lo mejor, pudiera interesar inifitamente más con otra propuesta o información.

    Está visto que ni el punto 1), ni el 2), ni el 3), ni el 4) que propongo interesan. Parece que la “movida falangista” es, un decir, consiste en dos puntos básicamente:

    A) Poner a caer de un burro a los que trabajan; esto es, a la actual cúpula dirigente de FE/JONS.

    B) Dedicarnos al jueguito trostskista de a ver quién narices emplea un lenguaje más hipermegarrevolucionario y archiantifascista (of course).

    Así nos va.

    Un abrazo.

  5. Juantxo Garcia, gracias a ti, por tus artículos y comentarios. Nosotros estamos trabajando para defender a los que trabajan, para respetar la libertad de las ideas expuestas con educación y respeto. Para difundir ideas de justicia que dignifiquen al Hombre. Para contribuir a construir Patria España. Lamentamos las criticas destructivas y las descalificaciones sin estilo que leemos, tanto las que se nos cuelan en este sitio como las que leemos en otros medios y en las redes sociales. Vergonzoso, desde aquí pedimos colaboración activa para erradicar de nuestro mundillo la mediocridad y la mala educación. Pedimos perdón si aparecen en elmunicipio.es, dispuestos siempre a la rectificación. Otra cosa son las ideas, que no tienen porque ser del agrado de todos. En la diversidad debe encontrarse el enriquecimiento, los acuerdos y las soluciones mejores para los temas de debate. Libertad ante la imposición totalitaria del pensamiento. Pensamiento abierto a la búsqueda de excelencia. Escucha atenta para poder aportar mejoras al pensamiento. Pensamiento y acción por este orden. Un abrazo y de nuevo gracias por aportar y construir junto a nosotros, intentándolo con precisión y rigor. Nos lo pide la memoria y la sangre de muchos falangistas que creyeron en el Pan, la Patria y la Justicia para todos los Hombres. Dialogo desde la camaradería, que se note, por favor, que se note.

    Editorial: Ante el tsunami Josele Sánchez

    http://elmunicipio.es/2016/07/editorial-ante-el-tsunami-josele-sanchez/

  6. Bueno, a ver si se pasa el calor del estío, llega octubre y empezamos a pensar todos. Y vamos a tener que pensar por una sencilla razón: ESTO (me refiero a España) SE VA A PONER MUCHÍSIMO MÁS FEO DE LO QUE ESTÁ. Y si el “frente nacional” (empresa urgente y necesaria) no lo abanderan los falangistas, lo harán otros. Y si lo hacen otros… luego iremos moqueando por las esquinas.
    Excelente trabajo el del municipio.es
    Un abrazo

Dejar una respuesta