“Susurrando a José Antonio”

“Susurrando a José Antonio”

0
Compartir
loading...

José_Antonio_Primo_de_Rivera

“Susurrando a José Antonio”

Por Carlos León Roch para elmunicipio.es

Estoy casi seguro de que en nuestro otrora extenso y ahora minúsculo “mundo azul” , casi todos nosotros entramos en él a través del poderoso influjo de la figura de José Antonio, el héroe “sin apellidos”, pese a ostentarlos honestos, dignos y brillantes. Su “poesía que promete”, su afán de síntesis, su vida generosa y sugerente, su testamento trascendente y su muerte ejemplarizante nos ha marcado para siempre, y marcó a miles, que entregaron generosamente- como la suya- la vida, por la Patria, el Pan y la Justicia.

Sus Obras Completas han estado en nuestras mesillas de noche, y sus musicales y luminosas frases han conformado, incluso, nuestro talante y nuestro lenguaje cotidiano.. Nadie puede quitarnos a José Antonio de nuestro bagaje, de nuestro ser. Muerto hace casi 80 años su presencia (sin asteriscos, sin comillas) permanece profundamente adherido a nuestra alma y a nuestro comportamiento.

Muchos de entre los “pocos” pertenecemos a todo lo que nos invoque bajo el nombre de José Antonio, Plataformas, Fundaciones ,revistas y grupos políticos se nutren y mantienen con la participación.

Las penurias que, década tras década, hemos sufrido inciden en algunos para convertir las exigencias doctrinales que él asumió renunciando a su cómodo estatus social en una diletancia intelectualoide de salón, abrigada de lugares comunes, de buenismo, de elegancia dialéctica, de bonhomía.

No es necesario incidir en los tristísimos resultado electorales cosechadas por las distintas Falanges concurrentes, ni de los “muchos de entre los pocos” que permanecen -permanecemos- entre los de “F sin F”, desolados ante la dispersión y atomización de nuestras formaciones electorales.

Comprendemos perfectamente la frustración de los dirigentes actuales, ante el desastre electoral sucesivo. Y su tendencia a “arrojar la toalla”.

Salvado las “insalvables” distancias, Pedro, la base de la Iglesia, también renunció por tres veces a su compromiso de seguimiento a la Obra que el Señor le mostró, porque Él había muerto, humillado, destruido…

Loading...

José Antonio fundó y creó a la Falange, con su estilo inigualable y permanente, con sus luces, sus luceros y sus tinieblas. Que nosotros asumimos A su invocación hemos gritado;, hemos reclamado; hemos sufrido; hemos muerto ( incluso “en vida”). Ahora queremos susurrarle.

Pero la Falange no es un partido político “al uso”. No es la UCD , ni el AP ni el CDS ni los que se adaptan a las consideraciones tácticas del momento. No acepta el pacto con cuestiones absolutamente básicas de la doctrina, que resulta obvio señalar entre nosotros.

La Falange es una creencia creada sugestivamente, por José Antonio, y a lo largo de los decenios posteriores, enriquecida con enormes aportaciones de numerosos camaradas cuyos nombres rebullen ahora, pero que no quiero mencionar, por lo numerosos que son y por los numerosos que se esperan.

Que sigan los “joseantonianos puros” en su pureza. Nosotros -que también somos irrenunciablemente joseantonianos-, los falangistas enfangados en la espera, en la historia y en nuestras propias y humanas limitaciones seguimos cobijando esa hermosa caja que contiene la utopia de una España de la Patria, el Pan y la Justicia.

Y esperamos –y esperarán nuestros descendientes- a la persona o la generación que consiga la llave para que esa aspiración de Patria , Pan y Justicia les llegue a nuestros compatriotas, o a los de ellos.

Y por fuera, la caja, pone: Falange Española.

Carlos León Roch

Leer más artículo del autor en elmunicipio.es:

“Los ribetes de Anguita”

Loading...
loading...

Dejar una respuesta