Un grito a favor de Josele Sánchez, desde la discrepancia

Un grito a favor de Josele Sánchez, desde la discrepancia

1
Compartir
loading...
Josele-sanchez-eduardo-lopez-pascual
Josele Sánchez (izquierda) – Eduardo López Pascual (derecha)

Por Eduardo López Pascual para elmunicipio.es 

Los falangistas o quienes se proclaman así con más o menos fortuna, somos muy débiles defendiendo con hechos nuestra proclama política, el compromiso real y efectivo. ahí está nuestra realidad, y, por desgracia, perversamente destructores con todos aquellos que procuran dar un mensaje del credo José antoniano fuera de la ortodoxia que da el clima inmovilista, anclado y viejo de una parte de su militancia o, peor, aún, de sus seudo seguidores. Esta mala costumbre, que va desde una crítica desproporcionada hasta descalificaciones rayanas en el insulto, es lo que, lamentablemente -repito-, viene sufriendo una de las personas más exigentes intelectualmente y más comprometidas con el ideal que nos dejó el fundador, como es el profesor, periodista y escritor valenciano José Sánchez Juan, sin duda alguna un ejemplo en una interpretación moderna y actual de lo que significa el alma de la Falange.

Loading...

Su análisis de la situación falangista en nuestro país, claramente basada en experiencias y riguroso estudio de nuestra realidad política, le ha llevado, de la mano de su alta preocupación por preservar lo sustancial de la doctrina, -quizá en contra de su voluntad-, a proponer una salida a esta catarsis y ofrecer una alternativa nueva y otro nombre, cosa siempre accidental, (algo que me apresuro a confesar que no participo), pero que reconozco implica el deseo de salvar lo mejor de nuestros postulados. Y sin embargo eso ha sido suficiente para abrir la caja de Pandora en su versión de juicios denigrantes, en comentarios soeces, en escritos inaceptables que en ocasiones, a través de las redes, llegan incluso al insulto más deplorable.

Es una vuelta al cainismo “azul”, tristemente, anidado todavía en el comportamiento de gentes que, en aras de una fidelidad falsa, de una proclama espúrea, atacan sin piedad el buen nombre, de un hombre que independientemente de su adscripción política, ha conseguido que se hable de José Antonio y de sus propuestas más que cien de esos super críticos. Pero nuestro mundo es así y quizá no haya remedio. Por mi parte, ya he dicho., y lo sabe, mi gran amigo y camarada Josele Sánchez, a quien considero como un hermano, que no creo en su idea, pero que entiendo su compromiso y le deseo suerte, aunque vaya en contra de mi sueño, irreversible, de recuperar desde dentro, la auténtica esencia de Falange Española. La intención de Josele es noble, es positiva y merece cuando menos un respeto que, desde aquí, demando a todos.

Loading...
loading...

1 Comentario

Dejar una respuesta