Hace 75 años que murió el primer ciezano caído de la División...

Hace 75 años que murió el primer ciezano caído de la División Azul en lucha contra el dictador Stalin

0
Compartir
loading...

voluntarios-falangistas-contra-rusia

Hace 75 años que murió el primer ciezano caído de la División Azul en lucha contra el dictador Stalin

Por Eduardo López Pascual para elmunicipio.es

Hace 75 años, murió en combate (Possad, Rusia) Federico de Arce, el primer ciezano caído de la División Azul en lucha contra el dictador Stalin.

Loading...

Cuando todas las fuerzas políticas de este país, España, están siempre atentos a conmemorar a sus referentes humanos, a sus caídos tanto en la vida como ciudadanos, como cultural o como antiguo combatientes con uniforme y armas, y no seré yo quien critique esta memoria personal y afectiva, sobre todo por parte de lo que generalmente se denomina “izquierdas”, los falangistas dormimos nuestros recuerdos a camaradas que dieron su vida en defensa de unos principios al menos, tan honrosos como los otros. Y pasan las fechas de su muerte con la emoción contenida, pero casi siempre con un silencio vergonzante, como procurando pasar desapercibidos no se vaya a molestar al guardián de todas las exequias.

Así nos ocurre con un ciezano que murió en la batalla de Possad, en la Rusia comunista que dirigía el tirano Stalin, y que como responsable máximo de la Falange local, fue el primero en alistarse en la histórica División Azul en lucha generosa y heroica frente al Gobierno soviético responsable de uno de los mayores genocidios que se recuerdan. Se llamaba Federico de Arce Buitrago y murió, precisamente un cinco de diciembre de 1941, herido un día antes, tras la ofensiva comunista desencadenada en la zona del rio Volchov, donde los falangistas resistieron con extraordinario valor ( común en todos los españoles fueran de lo que fueran), causando la admiración del mundo entero. Federico de Arce Buitrago, muere, según los historiadores especialistas en la División Azul, en Sitmo y enterradp en La Casa del Señor, un enclave conocido así por ser, seguramente, la finca de algún paisano ruso de alto nivel. Su cuerpo a pesar de todos los esfuerzos hechos por familiares y camaradas, no pudo ser repatriado por desconocer el emplazamiento exacto donde reposarían sus restos.

Federico de Arce, con ese nombre ha pasado ya a la historia, no descansa en Cieza, en España, su patria. Y durante mucho tiempo, su nombre ha permanecido preso en el silencio, incluso se ha borrado del callejero ciezano; aunque miren por dónde la ciudad de Sta. Eugenia (Baleares), lo nombró Hijo Adoptivo en 1962. Aquí y por decirlo de alguna manera, nadie se ha preocupado -desde la venida de la democracia-, en restituir su vida y su gesto. Sin embargo, su memoria vive en la mente y el corazón de sus camaradas en Cieza, porque hacen de él, protagonista de una aventura generosa, comprometida y llena de un heroísmo que cualquier hombre o mujer de nuestro entorno, debería de reconocer como ejemplo de lealtad en defensa de los valores que la sociedad occidental lleva en su frontispicio: la verdad, la integridad y la libertad. Pueden que algunos- pocos o muchos-, hayan olvidado que en un tiempo de compromisos, un ciezano, Federico de Arce, formó parte, luchó y murió en una gesta inolvidable para la historia como voluntario en la División Azul, el mayor testimonio de lucha contra un enemigo cruel y fanático como fue el estalinismo soviético.

Nunca olvidaremos su ejemplo de dignidad y valor vistiendo la camisa azul de la Falange, la verdadera, la rebelde, la auténtica, aunque sea, eso sí, desde el sencillo recuerdo a quien como todos los que dieron su vida en aras de una sociedad mejor, merecen los mayores respetos Porque no hay nada que ocultar, porque como falangistas podemos ir con la cabeza muy alta, porque respetamos la historia de un héroe ciezano, Falangistas de Cieza rinde su tributo de admiración.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta