El Paripé de Podemos

El Paripé de Podemos

0
Compartir
loading...

pablo-iglesias-errejon

Por Eduardo López Pascual para elmunicipio.es

No me tengo por ningún analista de esa pseudo ciencia que es la política, pero tengo ya los suficientes años para entrever algunas de las cosas que se hacen y dicen en ella. Por ejemplo, hace semanas que modestamente, me atreví en contra de los clásicos gurús de la res-pública que el pretendido, aireado y catapultado divorcio en el seno de Podemos, era simplemente un paripé, palabra que expresa muy bien cuando se pretende confundir a la gente mostrando una carta que esconde la verdadera. A mi poco juicio, nunca asumí esa pretendida crisis, incluso osaría decir- aunque no pueda probarlo-, que esto era una especie de Juegos de Tronos entre las dos cabezas visibles del populismo izquierdoso español, Iglesias y Errejón, con el único fin de ocupar el máximo tiempo en Televisión y en las Redes sociales.

Loading...

Me niego a creer que, en esa película de amor a la diversidad, de respeto a las diferencias internas, de abierta democracia repetida en los dos jefes, y utilizo este vocablo a conciencia-, pudieran mantener un litigio, una pelea, que fuera causa de divisiones más graves. Para mí, y los resultados de ese espectáculo asambleario no tenía ningún viso de realidad. Era una sesión de titiriteros sabiendo cada uno el papel que tenían que jugar. Todo ha sido- creo- un artificio de fuegos artificiales en los que se escondía el principal objetivo que era nada más que permanecer en el candelero. Chupar cámara y foto, que en los últimos meses tras la segunda convocatoria de elecciones había quedado muy relegada

Así, siguiendo el plan establecido y contando con el buenísimo de los “analistas “de redacción y tertulia que, desde la ingenuidad o el interés, que de todo había en la viña del Señor, asumían con alegría esta falacia para ser precisos, y cooperaban a la mayor gloria de sus mentiras. Una estrategia que ha dado sus frutos porque como se ha viso, nada ha sucedido en Vistalegre II. La Iglesia, (es una comparación satírica) como siempre, ganaba y el feligrés de Errejón, inteligente, pero con cara de Jaimito, – y no quiero ofender-, quedaba atrás en los bancos, pero nadie se iba, no hubo escenas de huida, se vieron abrazos y hasta besos, porque lo importante no era lo que se discutiera en el Congreso, sino que estuvieran en las pantallas de todas las cadenas, páginas de prensa escrita y digitales.

Nada ha cambiado. Todo sigue igual. Todo previsto. Eso sí, durante dos meses políticamente en blanco, Podemos a permanecido en la retina de millones de españoles. y no por ser los más listos, sino también ya que de lo otro no tiene ni un pelo, sino porque los demás pecaron de ingenuos. Creo que lo advertí hace semanas en estas mismas páginas de elmunicipio.es. Las crisis de ese partido no existen, ellos solo se disfrazan.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta