“José Antonio & Adolfo”

“José Antonio & Adolfo”

3
Compartir
loading...

fuente-alamo-colegio-jose-antonio

Por Carlos León Roch para elmunicipio.es

En el ayuntamiento de Fuente Álamo (Comarca natural Campo de Cartagena) se está produciendo un polémico debate con objeto de cambiar el nombre del Colegio Público “José Antonio” en aplicación de la llamada ley para la memoria histórica.

Loading...

El colegio se identifica como “José Antonio” desde hace más de ¾ de siglo, sin que nunca, nadie, se haya molestado por dicha denominación, probablemente porque, de una u otra tendencia política, de derechas o de izquierdas, durante estos largos decenios, todos han coincidido en admirar la vida y la muerte de un español cabal, que renunció a sus privilegios de casta para involucrarse, hasta la inmolación. Y es que José Antonio “no forma parte del franquismo, a quien apenas conocía y con quien apenas coincidia”; no participó en la Guerra Civil; estaba preso desde el mes de marzo   (cuatro meses antes de la sublevación) e intentó, desde la cárcel “parar aquello”, en sus propias palabras. Fue injusta y patéticamente fusilado, con el pesar de muchos republicanos, que se encontraban desbordados por los desmanes del Frente Popular. Su testamento, memorable documento de generosidad y entrega, es leído aún con unción, en muchos amaneceres del 20 de noviembre, su aniversario. Durante decenios, millones de españoles e hispanoamericanos han tenido a José Antonio como guía de su comportamiento político y social. Muchos -o pocos- aún lo tenemos. 

Adolfo, cuyo nombre pretenden sustituir al de José Antonio, es otra cosa. Naturalmente, por su edad, no conoció a José Antonio, pero si a Franco, a quien sirvió durante toda su vida (la de Franco, claro), como gobernador civil y Jefe Provincial del Movimiento; como Director General de TVE y, finalmente, con el máximo cargo “político” franquista: Ministro Secretario General del Movimiento. Y, en honor a la verdad, muerto Franco, continuó con “lealtad incondicional” al nuevo Jefe del Estado puesto por Franco en la Ley de Sucesión, a su amigo el Rey Juan Carlos de Borbón.

Que ambos, José Antonio y Adolfo descansen en paz.

Pero a cada cual, lo suyo.

Loading...
loading...

3 Comentarios

  1. De acuerdo, Carlos León Roch, con el contenido de tu artículo. A cada uno lo suyo. Pero, sobre todo, darle todo, sin quitarle nada, a quien dio su vida y renunció a dignidades y comodidades humanas por supremos ideales, cuales son Justicia, Paz, Cultura, Pan, Orgullo, Soberanía…, para el pueblo español y fue fusilado ante un paredón por unos insensatos, torpes y canallas que hubieran sido los primeros en beneficiarse si las ideas del fusilado hubieran triunfado en España. Pudo más la torpeza, el odio y el sectarismo.
    En cuanto al tal Adolfo, intentó, no sé si como simulacro, parecerse a él; pero no le llegaba ni a la suela del zapato.
    José Antonio Primo de Rivera es un personaje excepcional de la Historia de España. El tiempo se lo reconocerá definitivamente.

  2. El texto de nuestro camarada Carlos León, está como siempre que escribe en tono de conciliación nacional, pero la historia es como es y en esto estoy de acuerdo con mi antiguo Presidente de la Auténtica Pedro Conde Soladana, ( yo nunca le llamé jefe sino presidente desde el III Congreso Nacional, en mi intento de modernizar a Falange y desalojar viejas palabras ), Y Creo que el nombre de José Antonio para el colegio que cita Carlos, tendrá que seguir llamándose igual porque lo quiere el pueblo. Y no hay controversia.

    • No, no, queridos camaradas Pedro y Eduardo… Lejos de mi ánimo el más mínimo elogio Adolfo.
      Porque no unosus nombres con “&” sino que los enfrento…aunque no insulto.
      Es como escribir “luz & tinieblas..!

Dejar una respuesta