Ana Pastor –la que iba a meter en su casa a los...

Ana Pastor –la que iba a meter en su casa a los refugiados-: “La policía asesina a los terroristas”

0
Compartir
loading...

Ana Pastor La Sexta

La periodista de La Sexta rectifica y niega que los tres islamistas de Londres fueran abatidos. Además critica que no fueran detenidos para cerrar la investigación con mayor celeridad.

La Gaceta / La RAE define asesinar como el acto de matar a alguien con alevosía, ensañamiento o por una recompensa, pero parece que Ana Pastor no conoce el significado de esta acepción. O tal vez sí y sus palabras cobran más sentido. La periodista de La Sexta se ha convertido en protagonista en las redes sociales tras un comentario delirante acerca de los atentados de Londres. Al hablar sobre los tres terroristas que asesinaron a siete personas y dejaron más de 50 heridos, Pastor aseguró que habían sido “abatidos”, término correcto y preciso para estos casos, pero segundos después decidió rectificar y explicó que realmente “habían sido asesinados por los policías”.

En un tiempo en el que los atentados en suelo europeo se repiten constantemente hay que ser cuidadosos en el empleo del lenguaje, pero es evidente que las palabras utilizadas por Pastor no son mera casualidad. Al contrario, responden a un objetivo claro. Resulta paradójico que sea La Sexta, la cadena que rechaza relacionar el islam con los atentados en nombre de Alá reivindicados por grupos islamistas, desde donde se censure la labor policial utilizando un término -asesinato- tan injusto como incorrecto.

Loading...

Censura durante la crisis de refugiados

La misma cadena informó en 2016 acerca de una violación en Austria. Los hechos tuvieron lugar en el mes de diciembre, cuando un refugiado iraquí agredió sexualmente a un niño de 10 años en una piscina de Viena. El joven alegó que se trataba de una “emergencia sexual” porque no había tenido relaciones desde hacía mucho tiempo.

El violador, identificado como Amir A., atacó al menor cuando se encontraba dando clases de natación en un centro deportivo. Amir comenzó a hablar con el pequeño y a continuación lo forzó alegando que “no entendía sus reiteradas negativas”. En junio de este año, un tribunal lo declaró culpable de ataque sexual grave y violación de un menor. La sentencia condenaba al refugiado a seis años de prisión y le obligaba a indemnizar a la familia con 4.730 euros. Tras meses de incertidumbre, un tribunal de apelación aceptó finalmente el recurso de la defensa y revocó la condena.

En su noticia, de apenas tres párrafos, La Sexta obvió la nacionalidad y la condición de refugiado del violador y en ningún caso informó de que este tipo de prácticas se han convertido en tónica habitual desde el comienzo de la crisis de refugiados.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta