Qué son los probióticos, y el efecto positivo que ejercen en nuestro...

Qué son los probióticos, y el efecto positivo que ejercen en nuestro organismo

0
Compartir
loading...

Los probioticos y el efecto positivo que ejercen dentro del organismo. El beneficio de los probioticos en el cuerpo humano

Conoce a fondo tu cuerpo, y qué es lo que lo mantiene saludable. Hoy, te aportamos información acerca de estos microorganismos.

Es importante que nuestro cuerpo se nutra con este tipo de microorganismos, ya que estos traen una enorme cantidad de beneficios (en los que a continuación profundizaremos) para nuestro organismo. Las formas más habituales de conseguir ingerir las cantidades de probióticos necesarias es a través de los alimentos (la leche es una de las fuentes principales de los mismos) o la compra de cápsulas, sobres y comprimidos a través de las farmacias y las tiendas de salud. Este último método está especialmente pensado para todas aquellas personas que son alérgicas a la lactosa y que no pueden ingerir leche normal y corriente. Irónicamente, se trata de uno de los compuestos que mayor beneficio les aporta a las personas que padecen de este mal gracias a los beneficios que aporta al aparato digestivo y los problemas generales que pueden llegar a surgir en este.

¿Sólo hay beneficios a nivel digestivo? ¿Por qué es tan importante que consumamos probióticos de alguna forma?

Propiedades beneficiosas que los probióticos aportan a nuestra salud

Estos microorganismos ayudan a regular y normalizar diversas funciones fundamentales del cuerpo humano, tales como la flora intestinal (reponiéndola en caso de ser necesario), y potencia otras tantas, como por ejemplo mejorando las defensas a través del potenciamiento del sistema inmunológico. Esto, evidentemente, se traduce en una mayor protección ante todo tipo de enfermedades comunes tales como los resfriados y las gripes, la fiebre, etc.

En cuanto al sistema digestivo, los beneficios no se reducen única y exclusivamente a la flora intestinal, sino que también podremos ver mejoras claras con respecto al malestar estomacal general habitual, el estreñimiento, las diarreas y/o gastroenteritis, úlceras en la zona e infecciones de todo tipo, como por ejemplo la candidiasis vaginal en el caso de las mujeres.

Loading...

Otra de las formas que tienen los probioticos de ayudar a nuestro organismo es facilitando la sintetización de las vitaminas, minerales y nutrientes que adquirimos mediante la ingesta de los alimentos.

Tipos que existen, y qué aporta cada uno de ellos.

Ya tenemos claro que los probióticos ayudan a mejorar la salud pero, ¿Cuántos hay? ¿Cuáles son los más efectivos?

Probióticos Lactobacillus: Esta es la bacteria encargada del efecto que comentábamos anteriormente. Aquel que ayuda a la asimilación de los minerales y vitaminas que proporcionan los alimentos. Además, incide también en la digestión, mejorándola a través de un efecto positivo en los ácidos implicados en dicho proceso.

Probióticos Bifidobacterias: Esta bacteria es la que actúa sobre los intestinos, y normalmente podemos encontrarla en mayor porcentaje en todos aquellos alimentos que no sean lácteos o derivados, al contrario que ocurre con la Lactobacillus, que es la predominante en ellos. ¿Qué beneficios aporta? pues básicamente eliminando el resto de bacterias dañinas que puedan crear problemas en dicho área, como las típicas diarreas.

La combinación de ambos elementos es la que produce un beneficio mucho más completo, y lo que aporta tantas cualidades saludables a estos microorganismos, siendo mucho más importante para nosotros de lo que a priori pudiéramos pensar en un inicio.

Cómo crear una dieta rica en alimentos que contengan los tan necesarios probióticos.

Para conseguir este objetivo, el procedimiento es muy simple: tan solo tendremos que evaluar los alimentos que mayor cantidad de probióticos contengan, y seleccionar aquellos que más se ajusten a nuestros gustos e incluirlos a nuestra dieta habitual. Tampoco tienes por qué volverte loco y comer dichos productos alimenticios en grandes cantidades o a todas horas, ya que la ingesta de estos microorganismos es algo que ayuda a mantenernos más saludables, pero siempre en su justa medida. Un consumo excesivo de los mismos puede acarrear efectos contraproducentes en nosotros, y esto es totalmente lo contrario a lo que estamos buscando.

Sin más dilación, os ofrecemos una lista con los alimentos ricos en probióticos: yogures, miso, pepinillos, leche, queso (en realidad cualquier derivado de los lácteos) y por último… ¡Vino y cerveza!

Loading...
loading...

Dejar una respuesta