¿Por qué es importante la seguridad en una empresa?

¿Por qué es importante la seguridad en una empresa?

0
Compartir
loading...

¿Por qué es importante la seguridad en una empresa?

Cualquier empresa, con independencia de a qué se dedique o el tamaño con el que cuente, deberá pensar en un momento determinado (y a poder ser, casi desde el principio) en la seguridad de la misma para evitar posibles problemas futuros. La seguridad en una empresa es vital porque va desde la protección física de las personas y cosas que en ella se encuentran hasta los mismos datos que se manejan (de los clientes, proveedores, flujo de trabajo, etc) Para tratar de ver esto con algo más de detalle nos hemos centrado en 3 grandes bloques sobre la seguridad empresarial, a saber:

Loading...
Loading...
  • Medidas de seguridad en el ámbito físico. Nos referimos a todos esos componentes y personal que hacen que la empresa esté más reforzada.
    • Barreras automáticas. El mero hecho de que un automóvil tenga que pararse ante ellas antes de acceder a un lugar de estacionamiento ya evitará muchos problemas y el que accedan a las instalaciones personas que no deberían hacerlo. Hay diferentes tipos de barreras automáticas y siempre se puede dar con aquella que más se adapte a las necesidades de la empresa en cuestión. Lo que sí que es importante es el contar con una compañía que se encargue, a su vez, de proveer dichas barreras y que ya cuente con experiencia en este sector como seña de garantía y calidad.
    • Cámaras de vigilancia. Es una herramienta muy útil, incluso cuando no hay que recurrir a ella porque el mero hecho de tenerla ya hará que sirva a modo de prevención ya que los intrusos suelen tener muy en cuenta este tipo de sistemas que, sin duda, hacen que sea mucho más complicado el llevar a cabo cualquier tipo de delito. Las ventajas de las cámaras de seguridad actuales es que resultan ser de lo más económicas y fáciles de instalar. Además, se puede contar con una conexión desde un equipo remoto para poder ver todo lo que ocurre en tiempo real, además de poder hacer grabaciones por si se pudieran necesitar.
    • Alarmas. Éstas, unidas al punto anterior, suelen ser de las mejores alternativas posibles porque así, en el momento en el que los detectores se activan, las alarmas se disparan y se puede llamar a los servicios oportunos para que revisen las grabaciones de esos instantes, lo que hará que resulte mucho más sencillo atrapar al culpable o culpables. De lo que no hay duda, es de que con estas medidas de seguridad, se puede evitar que se comentan delitos por la rapidez con la que actúan.
    • Personal cualificado. Siempre que sea necesario y que el presupuesto lo permita, no está de más el contar con un equipo de vigilantes que se cercioren de que todo sucede como estaba previsto y que, en caso contrario, den la voz de alarma para actuar en consecuencia sin perder tiempo.

En cualquier caso, siempre que la empresa se vaya a quedar durante un tiempo cerrada (bien sea por un hecho puntual o por vacaciones) conviene tener en cuenta una serie de consejos:

Loading...
  1. Sistemas de seguridad. Es decir, revisar que están activos, que funcionan correctamente y activarlos.
  2. Objetos de valor. Mejor emplear cajas fuertes para éstos y no dejar cosas importantes a la vista.
  3. Las llaves. Las copias de seguridad siempre han de estar en manos de personas de confianza y no en lugares donde otras personas también puedan acceder.
  • Medidas en el ámbito informático. Sí porque lo queramos o no la mayoría de las empresas de hoy en día también cuentan con su versión online y un ataque en su sistema puede ser igual de peligroso o más que si entraran en sus instalaciones. De acuerdo al Informe Anual de Ciberseguridad 2018 de Cisco los ataques en línea se han acrecentado y, además, han conseguido ser mucho más sofisticados. Ante esto lo que se puede hacer es:
    • Equipo. Profesionales que se encarguen de verificar que no hay peligros y que implementen los sistemas de seguridad más apropiados. Lo ideal es no contar con muchos de ellos, sino que más bien sean pocos y eficaces porque de lo contrario también supondrá bastante caos.
    • Formación. El personal con el que se trabaje ha de conocer los protocolos de seguridad y solicitar back-ups cada poco tiempo.
    • Hacer pruebas. Aunque uno crea que está todo seguro, no está de más el tratar de llevar a cabo un ciberataque y ver la capacidad de respuesta y lo que sucede.
    • Análisis. Siempre habrá cosas a mejorar y, sobretodo, se requerirán actualizaciones a llevar a cabo.
  • Aseguradoras. Por desgracia hay situaciones que no se pueden evitar por mucho que se haga y por muchas medidas que se tomen con antelación y para esto nada mejor que tener un buen seguro. Así se podrá estar mucho más tranquilo, se reducen las pérdidas económicas y se pueden proteger todos los ámbitos de la empresa (también en temas legales) Aspectos fundamentales a tener en cuenta si pensamos en ataques como los del segundo punto en el que la información empresarial puede salir al descubierto.
loading...

Dejar una respuesta