Maribel quitaba cruces amarillas: Los separatistas quieren una guerra

Maribel quitaba cruces amarillas: Los separatistas quieren una guerra

0
Compartir
loading...

Maribel quitando cruces amarillas de los separatistas catalanes en la playa

Maribel quitaba cruces amarillas: Los separatistas quieren una guerra

La mujer que es insultada por los separatistas en playa por retirar las famosas cruces amarillas que simulan un cementerio ha hablado sobre el problema en Cataluña y la violencia que crean los separatistas en Cataluña.

“…Llevo toda mi vida en esta playa. La considero mi playa. Nunca ha habido ningún problema, ni de convivencia ni de nada. Pero ahora vienen a plantar cruces para que esto parezca un cementerio. Para provocar. Para que no peleemos. Los separatistas no están haciendo política; los separatistas nos provocan porque quieren una guerra”.

Lo lamenta Maribel Llorens, catalana de 62 años de edad, residente en Sabadell pero con su segunda residencia en Llafranc (Girona). Ella es la persona que protagoniza un vídeo que se hizo viral por las principales redes sociales: salió de su casa y ella sola se enfrentó a un grupo de personas que llenaba la playa del pueblo de cruces amarillas. Al final las arrancó y se llevó el aplauso de los bañistas, que no se sentían cómodos cuando vieron que les habían convertido la arena en algo parecido a un cementerio.

Loading...

La playa parece un cementerio por culpa de los separatistas

“…Me chocó mucho ver aquello. Casi 40 años llevo aquí y en mi vida me había encontrado en una situación así. Vinieron unos niños del pueblo a preguntarme quién se había muerto. Les dije que no, que por que decían eso, y ellos me preguntaron que entonces por qué había tantas cruces. Yo les dije que seguro que aquello era un juego, pero se lo dije para tranquilizarlos. Pro en realidad ya me había acabado de indignar del todo…”, ha señalado Maribel ante los medios de comunicación.

Maribel no les tiene miedo

“Se me arremolinaron unos cuantos y me grababan. Yo también les grabé a ellos, para que no sean los únicos. Por si hay que ir al juzgado. Para que vean que, aunque yo estaba sola, no les tengo miedo”.

“Ni siquiera entro en eso de los lazos. Pero es que convertir una playa familiar en una cosa parecida a un cementerio me parece muy fuerte, y una falta de respeto. Para los que no pensamos como ellos, para la gente que no tiene nada que ver con esto, y para los niños que no saben de qué va todo este asunto y van preguntando si ha muerto gente. ¿Qué pasa? ¿Es que nos quieren enterrar vivos a los que no pensamos como ellos?”

Loading...
loading...

Dejar una respuesta