Un principio de entendimiento

Un principio de entendimiento

1
Compartir
loading...

Acuerdo de colaboración. Pacto político. Juntando manos

Un principio de entendimiento

Por Eduardo López Pascual para elmunicpio.es

Desde siempre, cuando he notado o me ha parecido que había una buena disposición, en los lógicos debates sobre una opinión, me gustaba participar con lo que se dice ahora “un diálogo constructivo”, porque claro, evidentemente, hay conversaciones que más se igualan con peleas de barrio, o aun peor, que de un intento de llegar a un acuerdo concreto. Es verdad, repito, que existen momentos en que cualquier intento de acercamiento de posturas contrarias, resulta tan estéril como contraproducentes, en especial cuando alguien se erige en portavoz de las esencias vitales.

Y algo de esto me ocurre con ocasión de visualizar, a título personal, el intento – yo diría que los esfuerzos-, que viene haciendo un movimiento falangista, en procurar una respuesta común -no me atrevo a decir unitaria, pero sería lo deseable, para el inminente futuro que se nos abre irreversiblemente. Se trata de la llamada a una colaboración sincera y respetuosa con los valores de autonomía, esto es independencia responsable-, para todos los que de una forma u otra creemos en el auténtico mensaje nacional sindicalista que pasa, eso defiendo, por una concepción republicana de nuestra sociedad, por un afán en conquistar la economía sindicalista frente a un capitalismo desolador, o a una defensa de la vida y la ética humanista cristiana, tal como corresponde a la mejor ortodoxia falangista. Eso sí, dentro de una España democrática y en plenitud de los derechos humanos.

La oferta de un grupo de hombres y mujeres falangistas bajo el epígrafe de MFE, pero que sería igual de bien recibido si otros caminaran con el mismo sol, daríamos un gran paso hacia esa convergencia necesaria que se merece un texto doctrinal como el de José Antonio Primo de Rivera.

Loading...

Personalmente, desde mi concepción falangista, acepto esa llamada que en principio, como así lo expresan, se intenta una colaboración que no ata a nadie, que no restringe mi acción individual, y sin embargo podría ser el comienzo a una respuesta solidaria y abierta a esa refundación que todos -eso pienso sinceramente-, creemos imprescindible. Por mi parte, ya digo, aplaudo esta iniciativa que me parece sincera y conveniente. Habrá que mirarla con atención, que siempre tendremos oportunidad para mejorarla. Por tanto un abrazo a camaradas de la Auténtica, de La Mesa Nacional, de Camaradas sin Falange, y de quienes se sientan en cierto modo, huérfanos de esperanzas y expectativas. Una llamada se ha realizado, una llamada auténtica, a ver si pudiéramos responder con una primavera falangista.

Además tienes que ver la siguiente información relacionada pinchando en el enlace >>>>>

Falange Española

Jose Antonio Primo de Rivera

Loading...
loading...

1 Comentario

  1. Este es el camino correcto camarada. Solvencia intelectual y proceso refundador. Todo lo demás es chauchau inútil.

Dejar una respuesta