El rufián político es cada vez más rufián cuando habla de Falange...

El rufián político es cada vez más rufián cuando habla de Falange Española

2
Compartir
loading...

Gabriel Rufián

El rufián político es cada vez más rufián cuando habla de Falange Española

Por Eduardo López Pascual para El Municipio

Hay personas en este mundo que tienen el peso de su propio apellido, como por ejemplo el señor Gabriel Rufián, un catalán charnego -en el peor sentido de la palabra-, que desde su absoluta incultura y desde luego su muy escasa formación académica, a tenor de sus cada vez más patochadas declaraciones. Por supuesto, y lo digo con sinceridad, su padre, venido de Andalucía, no tiene culpa alguna de que su hijo se porte como un auténtico rufián, en la política claro, porque no voy a entrar en otras descalificaciones que quizás se las merece, pero que pertenece a otro campo de análisis.

Loading...

Este Rufíán de la política se despacha con la perversa afirmación hecha en los pasillo del Congreso a unos periodistas (por cierto todos ellos fieles seguidores del discursos correctos pues nadie se atrevió a responderle como se debía), de considerar al afiliado del PP, señor Casado, como un “un buen candidato de la Falange”, desconociendo a sabiendas o no, que es lo más probable, que la ideología nacional sindicalista puede ser lo más alejado que exista del modelo económico del Partido Popular.

Además tienes que ver la siguiente información relacionada —El matón de Gabriel Rufián amenaza: “Quién me critique que no salga a la calle”

La verdad es que no se comprende muy bien como alguien de la catadura intelectual de este Rufían de la política (nunca mejor elegido el apellido), puede ocupar un escaño en el Parlamento Español, teniendo como tiene tanta orfandad de conocimiento y, sobre todo, de formación política, además de presentarse como un furibundo rompedor de la España constitucional. Sin embargo, no solo denota odio y resentimiento a todo lo español, sino que demuestra su tremenda falta de análisis, al confundir maliciosamente Falange Española con un partido de la derecha tradicional. Con todo respeto al candidato Casado, este nunca podría representar la idea transformadora de la Falange al servicio de la patria. Al fin y al cabo es su partido el que ha permitido mantener las clásicas desviaciones en justicia social, en valores del humanismo cristiano y ha contribuido altamente al riesgo de la ruptura territorial de España.

Más información relacionada —El separatista Gabriel Rufián califica de “golpista” a la Guardia Civil

No, el señor Casado nunca podría ser un buen candidato de la Falange Española, entre otras cosas porque no es falangista, igual que el señor Rufián jamás será un político honorable porque es solo un Rufián de la política. Algo auténticamente incompatible con la honestidad que se exige a un representante de la ciudadanía. Con seguridad, la certeza que tienen los Rufianes del Congreso de encontrar en la Falange Española un dique inquebrantable a sus fines separatistas, es lo que le hace confundir deseos con realidad, pero esto es corriente entre los indocumentados en todos los lugares del mundo. ¡Vaya un modelo de político para sus compañeros de partido, allí y aquí¡

Loading...
loading...

2 Comentarios

  1. A mi lo que me hace más gracia de Rufián es que se declare anticapitalista y de izquierdas, y que al mismo tiempo haya trabajado toda su vida en una ETT, en una empresa de trabajo temporal, en Recursos Humanos, subcontratando empleos para sudamérica, áfrica y asia… así son de honestos jaja

  2. No puede estar Eduardo más justo, ecuánime y acertado al juzgar al “impresentable”…pedro también al definir a otro político – más respetuoso, eso sí- como inaceptabgle dentro del nacionalsindicalismo FALANGISTA.

Dejar una respuesta