Hogar Social Madrid en defensa del sector del Taxi

Hogar Social Madrid en defensa del sector del Taxi

0
Compartir
loading...

Hogar Social Madrid en defensa de los taxistas y del sector del Taxi

Hogar Social Madrid en defensa del sector del Taxi

El Hogar Social Madrid defiende a los taxistas en su lucha

Publicamos el comunicado de Hogar Social Madrid sobre los trabajadores del Taxi para interés de nuestros lectores:

Cuando hablamos de la defensa del taxi hablamos de soberanía nacional, de la gente trabajadora, de quienes no se rinden ante los gigantes.

Lo que reclaman simplemente es que se cumpla con lo legalmente estipulado, con una proporción de VTC por taxi que no se está cumpliendo. No se habla de libre competencia en igualdad de condiciones, se habla de competencia desleal, ilegal en muchos casos y no regulada. No se habla de si los taxistas son más simpáticos que los chófer de VTC y tampoco el debate se centra en que Uber y Cabify dan agua y caramelos y el Taxi no.

También tienes que ver la siguiente información relacionada —Hogar Social Madrid ocupa un nuevo edificio en respuesta a Manuela Carmena

Hablamos de unas reglas de mercado que en un mismo sector deben ser exactamente igual para todos. Hablamos de unas reglas económicas que deben ser iguales para todos. Hablamos de unas garantías para el cliente que deben ser iguales para todos.

Si un servicio de transporte nuevo entra dentro del mercado laboral de una sociedad, tiene que regirse por las mismas condiciones que el resto de servicios de transporte y acatar la normativa para no hacer competencia desleal y depredar puestos de trabajo. Si la ley estipula que la proporción es 1 VTC por 30 taxis (1/30), recogida en el Reglamento de 2015 de Ordenación del Transporte Terrestre (ROTT) ello debe cumplirse y si el Gobierno no está dispuesto a defender dicha legalidad, no tiene más que cambiarla y defender por decreto la liberalización absoluta del sector.

Loading...

Más información relacionada —Miembros de Podemos agreden a los españoles sin techo que ayuda el Hogar Social Madrid

Si una empresa nueva opera dentro de un Estado, tiene que acatar las responsabilidades económicas que atañen a cualquier trabajador del sector y bajo ningún concepto puede generar riqueza en un territorio y no tributar residiendo los beneficios en paraísos fiscales. Quien crece en patrimonio por los consumidores de un país, debe contribuir económicamente con ese país. La evasión de impuestos y la no contribución con el Estado, que somos todos, no es justificable a través de la afirmación de que “dan caramelos y sonríen”, dado que nadie justificaría una mala acción simplemente por una cara amable. Mientras los taxistas contribuyen al conjunto de la sociedad con su trabajo y con sus respectivos impuestos, los empresarios de Uber y Cabify no pagan a las arcas de todos los españoles.

Hogar Social Madrid defiende a los taxistas

Si una empresa novedosa comienza a prestar un servicio regulado, ha de contar con profesionales igual de formados y con la misma posibilidad de garantía y exposición legal (hojas de reclamaciones) que los trabajadores ya existentes en el sector.

No olvidemos que el taxi es un servicio público, que son las instituciones las que fijan los precios a cobrar mientras que Uber y Cabify establecen precios “flexibles” que pueden subir o bajar según les convenga sin ningún tipo de regulación e intervención gubernamental como sí tienen los taxis.

Además tienes que ver la siguiente información relacionada —Manuela Carmena desaloja el Hogar Social Madrid dejando a mujeres y niños sin comida y sin casa

Cuando alguien justifique el uso de estas empresas pirata, no puede olvidar que tiene a sus trabajadores explotados, que no contribuyen con sus impuestos a la mejora de nuestra sociedad, que no cumplen con la legalidad vigente y que, mientras trabajadores y autónomos han de hacer declaración de sus ingresos y tributar, la empresa que amablemente regala caramelos y botellas de agua se ríe de las personas responsables que pagan sus impuestos y se llevan a paraísos fiscales la fortuna que amasan gracias a los ciudadanos.

Una sociedad justa nunca puede ponerse del lado de las multinacionales que explotan a sus empleados y que devoran al sector local y a sus trabajadores.

Seguro que la violencia no es el camino para conseguir los objetivos legítimos de todo el sector, pero la perseverancia y la tenacidad de quienes se han plantado paralizando sus ciudades para conseguir que el gobierno se pronuncie con respecto al pan de muchas familias, se merecen todo nuestro respeto, agradecimiento y admiración. Porque quien defiende sus derechos y su dignidad frente a la irresponsabilidad de la brutal liberalización del Gobierno en connivencia con las multinacionales, está defendiendo a su vez la dignidad y los derechos de toda nuestra sociedad.

Comunicado de Hogar Social Madrid

Loading...
loading...

Dejar una respuesta