Robots sexuales infantiles que dicen frenar a los pederastas

Robots sexuales infantiles que dicen frenar a los pederastas

1
Compartir
loading...

Robots sexuales infantiles que venden empresas para frenar a los pederastas

Robots sexuales infantiles que dicen frenar a los pederastas

Desde hace unas décadas han comenzado el camino para que muchos empresarios, ni cortos ni perezosos, se hayan lanzado a la fabricación de muñecas con la fisonomía y las proporciones reales de niños y bebés; así como de robots cuyo nivel de detalle los hace parecer casi humanos… (Si de genealogía se tratara, diríamos que son nietos de las ya no tan populares muñecas hinchables).

Estas nuevas muñecas sexuales están hechas de elastómero térmico. Generalmente están a la venta en diferentes páginas web, en donde las promocionan como objetos de arte y no de uso sexual; sin embargo, las fotografías de sus catálogos muestran totalmente lo contrario, evidenciando el doble discurso con el que se manejan.

Noticia relacionada pinchando en el enlace —Una mujer deja su trabajo para dar de mamar a su novio de 36 años

A pesar de que han querido hacernos creer que la pederastia se limita a un pequeño número de personas, la cantidad de muñecas que se venden, en un precio que va de los 3.000 y los 7.000 dólares por unidad, va en contra de esta falsa creencia.

El fabricante de estas muñecas sexuales

El empresario japonés Shin Takagi, dueño de una de estas fábricas, dice que está muy “incómodo” con la fabricación de las muñecas; sin embargo, su supuesta incomodidad no es lo suficientemente grande como para hacerlo renunciar a este jugosísimo negocio, cuya producción, dicho por él mismo, no para un solo día del año.

Loading...

Datos entre estas muñecas sexuales y la pornografía infantil

Un dato interesante: al 85% de los hombres propietarios de 128 muñecas de importación, que fueron incautadas en operativos en Reino Unido, también se le confiscó pornografía infantil.

En un plano de mayor complejidad y sofisticación tecnológica, en Japón, China y Hong Kong se están produciendo robots con las características físicas de niños y bebés, que además tienen la inteligencia artificial necesaria para satisfacer los deseos más extremos de sus dueños, así como programaciones que incluyen gritos, llantos y reacciones de terror por parte de los robots para que los encuentros sexuales sean lo más apegados a lo que sucede en la realidad.

Además tienes que ver la siguiente información pinchando en el enlace —Últimas noticias de la Ideología de Género o Dictadura de Género

Ron Arkin, del Tecnológico de Robots Móviles de Georgia, dice que así como la metadona se usa en el tratamiento para la drogadicción, los robots podrían usarse con los pederastas.

Además, Marc Behrendt, de la Universidad de Bélgica, también está de acuerdo con su uso para ese fin.

A ellos se les suma un gran número de personas en todo el mundo que, en nombre de una supuesta empatía con los pederastas, los ponen como prioridad y terminan por olvidarse de los niños, según han señalado diferentes medios de comunicación.

Hay que mencionar que muchos pederastas dicen no soportar el uso de robots y otros, que con el paso del tiempo, se aburren de ellos y vuelven a la práctica de abusar sexualmente de los menores de edad humanos, según han señalado diferentes psiquiatras que se dedican a este tipo de trastornos psicológicos.

Ley en la cámara de representas de los Estados Unidos

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó por unanimidad un proyecto de ley llamado CREEPER, promovido por el Congresista Republicano Dan Donovan, cuyo objetivo es proteger a los niños en contra de esta amenaza. El paso que sigue es que este proyecto sea presentado en el Senado para su consideración.

Es oportuno recordar que la pederastia es un delito, ya que la relación sexual entre un adulto y un menor de edad es un acto de abuso, dada la asimetría física y psicoemocional que hay entre ellos.

Las opiniones sobre este asunto de las muñecas que circulan en las redes sociales de los profesionales de la psiquiatría

Según varios expertos, este experimento social y de pseudo terapia psicológica, pone en alto riesgo a los menores de edad, ya que no solo genera y refuerza ciertas redes neuronales y reflejos condicionados en el pederasta, sino que además refuerza la idea de que los niños y los bebés son objetos sexuales desechables y reemplazables, cuya dignidad humana no merece ser respetada.

Loading...
loading...

1 Comentario

  1. “sino que además refuerza la idea de que los niños y los bebés son objetos sexuales” esto es justamente lo que pensé cuando leía el título de la nota.
    Todo lo demás son excusas para hacer dinero.

Dejar una respuesta