Cataluña de camino a la guerra civil

Cataluña de camino a la guerra civil

0
Compartir
loading...
Vehículos destrozados Guardia Civil
Vehículos de la Guardia Civil destrozados por los separatistas en Cataluña

Cataluña de camino a la guerra civil

Por Erik Encinas Ortega

El separatismo continúa sin freno con el golpe de Estado Separatista desde Cataluña y sin contar con el respaldo de la mayoría de los catalanes. La situación va del mal en peor hacia el más aberrante enfrentamiento civil, porque la violencia va aumentando de manera progresiva por parte de los separatistas contra la inmensa población catalana no independentista y las consecuencias dramáticas del ‘procés’ se agravan además al mismo tiempo a nivel económico, político y social.

El Parlamento regional se encuentra de nuevo cerrado hasta el 2 de octubre de 2018 por culpa de las dos principales formaciones separatistas, ERC y JxC, estando de está forma más cerrado que abierto este año. Una vergüenza que los ciudadanos paguen con sus impuestos algo así. Sin duda, el desafío secesionista es cada vez mayor y el contexto es ciertamente muy preocupante. Son ya muchos los que no ven una salida pacífica al conflicto, pese a la gran pasividad y colaboración incluso con los golpistas separatistas del Gobierno de España, liderado por Sánchez.

Loading...

El Golpe de Estado Separatista está siendo financiado con fondos del erario público, que se despilfarran como si no hubiera un mañana, y de ahí que cada vez las arcas españolas estén más vacías sin aprovecharse para las grandes prioridades de la nación. Y ojo, Sánchez quiere dar mucho más dinero calentito a los separatistas en el futuro, por esta razón, se está cociendo una mega subida de impuestos que pagarán también todos los españoles. Por ello, extraigo que estamos ante una conspiración contra la unidad de España en mayúsculas del Gobierno de Sánchez, que se reúne en secreto con los golpistas secesionistas para pactar cositas buenas para ellos, mientras los problemas reales de los ciudadanos permanecen sin atenderse como merecen.

Los ataques de los separatistas son muy violentos, no únicamente insultan, sino que agreden a todo aquel que quieren y no piensa como ellos. Además, cortan carreteras, autopistas, pintan lacitos amarillos a favor de unos golpistas encarcelados y rompen el mobiliario urbano hasta llegando a ensuciar el mar Mediterráneo con plásticos y cruces amarillas que recuerdan a un cementerio. Una paranoia ciertamente siniestra y que recuerda al pasado siglo XX.

En cualquier cosa, la locura es total y pocos pasos faltan ya para un episodio bélico generalizado en los que reine el caos, porque cada día que pasa los separatistas se superan con su esperpéntica realidad paralela. Y ya son muchos los catalanes normales y valientes que se oponen a diario abiertamente a la dictadura secesionista y lo seguirán haciendo por la libertad, la igualdad de oportunidades y el fin de la violencia separatista, cueste lo que cueste.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta