Las palabras del rey Felipe VI en el Mobile Word Congress para...

Las palabras del rey Felipe VI en el Mobile Word Congress para Quim Torra

0
Compartir
loading...

Felipe VI en el Mobile Word Congress

Las palabras del rey Felipe VI en el Mobile Word Congress para Quim Torra

El Rey utilizó la cena de inauguración de un evento de importancia mundial como el Mobile World Congress para reivindicar ante la élite internacional del sector de las telecomunicaciones la «fortaleza política y económica» de España y la «solidez de sus instituciones».

Felipe VI reaccionó así al desplante del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que -como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau- evitó participar en el saludo oficial al Monarca. 

El jefe del Ejecutivo catalán lució un lazo amarillo en la solapa y recordó en su discurso al fugado Carles Puigdemont y a los miembros de su Govern depuesto. El president lamentó su ausencia sin aludir a su supuesto exilio ni a su encarcelamiento preventivo.

El Mundo / Tras dar la bienvenida a «Barcelona, Cataluña y España», como «jefe de Estado», Felipe VI blandió ante el jefe del Ejecutivo catalán la Constitución, recordó que España acaba de conmemorar el 40 aniversario de la Carta Magna, que su aprobación «por la gran mayoría de los españoles» representó un «éxito político sin precedentes» y que, a lo largo de estos años, «España se ha convertido, por propio derecho, en una de las 20 democracias plenas reconocidas internacionalmente».

Felipe VI -que pronunció la mayor parte de su discurso en inglés- combatió, así, lapropaganda internacional que el independentismo está difundiendo con la colaboración del Govern de la Generalitat para cuestionar las garantías del proceso judicial que desde el pasado 12 de febrero afrontan los dirigentes separatistas encausados por organizar el referéndum ilegal del 1-O.

Loading...

La contundente respuesta del Monarca llegó después del enésimo boicot a la Corona orquestado por el presidente de la Generalitat y Colau. Ambos cumplieron con lo prometido y evitaron participar en el besamanos al Rey a su llegada al Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), lugar en el que tuvo lugar la cena inaugural del congreso mundial de telefonía. Unos diez minutos antes de que Felipe VI llegara al vestíbulo del museo, Torra y Colau abandonaron el espacio para no saludar al Monarca ante las cámaras. Fuentes de la Casa Real puntualizaron que, no obstante, tanto el presidente de la Generalitat como la alcaldesa de la capital catalana estrecharon la mano del Rey en el cóctel previo al inicio de los parlamentos que precedieron al convite, sin que los medios de comunicación pudieran recoger el saludo.

Ya aposentados en la Sala Oval del MNAC, Torra y Felipe VI compartieron mesa y se situaron cara a cara. El presidente de la Generalitat estuvo sentado enfrente del Monarca, a quien flanquearon el director general del GSMA y la ministra de Economía Nadia Calviño, que acudía en delegación del presidente del Gobierno Pedro Sánchez. Por su parte, el jefe del Ejecutivo catalán fue ubicado entre el ministro de Ciencia y Tecnología, Pedro Duque, y la titular de Administraciones Territoriales, Meritxell Batet. Entre los comensales presentes en la mesa presidencial destacó también la presencia de Miquel Roca, uno de los padres de la Constitución.

Todos ellos pudieron escuchar cómo, antes de que el Rey tomara la palabra, Torra advertía de que Cataluña «sabe de dónde viene y dónde debe ir» y cómo Colau reivindicaba ante el Monarca «los valores republicanos».

El Rey aterrizó en Cataluña en un clima sostenido de crispación hacia la Monarquía que no ha remitido desde que Felipe VI tomara la palabra para condenar la celebración del referéndum ilegal de independencia y exigir respeto al orden constitucional. Un clima que ha repuntado en las últimas semanas coincidiendo con el inicio del juicio del 1-O y con las últimas manifestaciones del Monarca, quien el pasado miércoles recordó que «no es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del derecho», después de que los encausados defendieran ante los magistrados del Tribunal Supremo el derecho de autodeterminación de Cataluña.

También el independentismo radical salió a la calle para vilipendiar al Rey, pero el blindaje policial organizado por los Mossos d’Esquadra evitó que el millar de manifestantes congregados en la plaza España pudiera siquiera ver llegar al monarca al Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), donde tuvo lugar la cena de inauguración del Mobile World Congress. La elección de enclave, encaramado en plena montaña de Montjuïc, facilitó la labor de las fuerzas de seguridad, al contrario de lo ocurrido el pasado año, cuando el convite tuvo lugar en el Palau de la Música Catalana, en pleno centro de Barcelona, lo que favoreció las protestas en los alrededores del recinto.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta