Una realidad difícil de aceptar

Una realidad difícil de aceptar

3
Compartir
loading...

Los líderes falangistas. Los falangistas necesitan líderes. ¿Quienes son los líderes falangistas?

Una realidad difícil de aceptar

Por Eduardo López Pascual para El Municipio

Estoy viendo con enorme tristeza, no por envidia a otros, sino por nuestra propia deficiencia, cómo políticos de partidos sin historia, recién  venidos o casi, a la aventura electoral, hombres o mujeres de escasa experiencia en estas cosas de la política, han logrado no solo una visibilidad y acción considerable, sino que han llegado, como se dice ahora, para quedarse y en algunos como los casos de Arrimadas, de Rivera o- ejemplo paradigmático-, el del presidente de la novísima formación de VOX. Y esto, produce una sensación de incomprensión ante el espectáculo que estamos sufriendo los falangistas.

Loading...

¿Cómo es posible que de la mano de personas no especialmente relevantes, hayan sabido aglutinar a un conjunto de simpatizantes y afiliados capaz de formalizar un partido político, como  sucede en VOX, o Ciudadanos, por no decir a Podemos? ¿Como ellos, los Abascal, Rivera, incluso el francohispano Valls, presiden partidos o Plataformas con presencia en las instituciones, ayuntamientos, parlamentos regionales o Congresistas Diputados, y los Falangistas, con casi cien años de vida completa y compleja, ni siquiera ha podido presentar un líder con fuerza, formación e inteligencia para aunar las expectativas que los miembros de los distintos grupos nacional sindicalistas esperaban y esperan como agua de mayo?

Lo cierto es que desde que desaparecieron líderes de la categoría de Narciso Perales, Hedilla,  Pedro Conde, – sin citar por lejanía a personas como Cadenas o Maestú, todos con muchos años a las espaldas, Falange en su conjunto no ha dispuesto de verdaderos líderes, y si hay gente –que los habrá-, con capacidades y condiciones para serlos, nadie da la cara y ninguno adquiere el compromiso de dirigir esta diáspora azul, huérfana y muy debilitada (cada vez más), porque se carece de un líder que supere rivalidades, tactismos, protagonismos irreverentes, y faltos de verdadero liderazgo. Triste, pero cierto. En estos cuarenta años de democracia, no hemos tenido ni un solo hombre o mujer, con la valía suficiente para llevar a buen puerto el menaje falangista.

Esa es, a mi parecer, la triste realidad de nuestra situación. Uno, que ha vivido toda esta malversación política, tiene ya demasiados años y poco peso político y profesional para intentar nada, pero a la altura de mis años, tengo la autoridad moral para quejarme públicamente y condenar la pobre conciencia política de quienes se llaman falangistas. Resulta increíble que, Falange, toda, no haya alumbrado un líder, mientras otros grupos políticos nos han arrebatado imagen, situación y lugar en la España del siglo XXI. Alguien pagará esta anomalía, esta traición -perdonad- pero es lo que siento. Naturalmente valoro los esfuerzos de los que con la mejor voluntad, pero faltos de recursos personales, sociales, o profesionales no dan respuesta a nuestra degradación organizativa e institucional. No descalifico a nadie, pero en política hay que tener además de voluntad, un buen equipaje político. Desde luego algo hemos hecho mal. Muy mal, para que no tengamos quién levante esta bandera.

Loading...
loading...

3 Comentarios

  1. La versión falangista del Nacional-Sindicalismo se basa en el “jefe” único y todopoderoso, cuando este se endiosa y prevarica los estatutos para mantenerse indefinidamente en su “Jefatura”, como ha pasado siempre en todas las falanges de la historia, se llega a esta realidad “difícil de aceptar”.

  2. De acuerdo con Juana, por eso cuando llegué a la Secretaria nacional de FESONS A, propuse eliminar de nuestro diccionario la palabras Jefe y eliminar la idea de primera Linea, así cono renovar un lenguaje y unas actitudes acordes con el tiempo que vivimos. Lamentablemente todavía en algunas organizaciones azules, priar ese viejo concepto. Y así nos va, entre otras razones de estrategia política. Eduardo

  3. La intervención constante del Ministerio del Interior en el funcionamiento de los partidos identitarios tampoco ayuda. Sus tácticas de emponzoñamiento y cizañeo son más eficaces y más desapercibidas de lo que creemos. Me decía un amigo que vive en Darmstadt, Alemania, que hace pocos años intentaron ilegalizar al Partido Nacional Demócrata, y que los jueces del TS federal tuvieron que anular la ilegalización porque salió a la luz que como el 30% de la cúpula del partido eran policías y miembros del servicio secreto inflitrados. Jajajaja. Es surrealista, como de comedia de los hermanos Marx, pero por lo visto así fue, el NPD debe su actual estado de partido legal precisamente a los intentos desaforados del Estado alemán por conseguir excusas para ilegarlizarlo.
    Yo cada vez que oigo o leo a alguien ponerse a decir que si la masonería actual y las ordas satánicas del NOM, y que si la conspiración judaica internacional y el plan Kalergi…, me digo “Tate, este es un “madero” diciendo locuras para que el que entre en este foro movido por cierta simpatía hacia la causa identitaria salga espantado pensando que esto es un nido de tarados”. Y debe funcionarles bien porque cada dos por tres aparece algún comentario en esa línea en los foros. El que se lleva la palma creo que es el de los comentarios de Alerta Digital, ahí raro es el día en que alguien no salga hablando de los adoradores de Satán confabulados para destruir la civilización occidental! Jajaja
    Me río pero la verdad es que es lamentable que si alguien descontento con la dserecha y con la izquierda porque siente que en realidad ser “socialista” (“con cabeza”, como me decía mi madre, joseantoniana hasta la médula) no debería ser incompatible con amar a tu patria y sus tradiciones y las buenas costumbres y ser católico (o no, que eso también está cambiando en nuestro entorno), y se acerca a alguno de los foros donde se habla abiertamente, pues salga huyendo como de la peste al sentir que se ha acercado a una especie de secta de película de terror. Eso creo que nos hace perder más seguidores de los que creemos.

    De todas formas es verdad que no sé si será porque mucha gente no quiere verse mezclada con partidos “ultra” o qué (también en eso España es una nación atrasada. Miremos Grecia o Hungría, donde los seguidores de Amanecer Dorado o de Jobbik lo dicen con orgullo), pero es cierto que a la “utraderecha” la mata no tener unos líderes que no parezcan labriegos (con todo el respeto a tan digno oficio) con americana o en el peor de los casos, unos exdelincuentes sacados de la puerta de una discoteca.
    ¿No hay nadie en la Universidad, en la Empresa, en el “proletariado”, que tenga buena imagen, sepa hablar y escribir (que a veces oír o leer a nuestros “representantes” da vergüenza ajena) y sea ágil de mente y con recursos para responder con ingenio y conocimiento a las preguntas pr lo general capciosas de los pocos periodistas que alguna vez se atreven a entrevistarles en algún medio que no sea afín?
    Es verdad que Rivera tiene ese “discreto encanto de la burguesía” que le hace caer “majete”. Casado es algo parecido pero menos “natural” en mi opinión, se le nota más “tutelado” que le llevan de la manita sus asesores mientras que Rivera parece más suelto, que si te lo encontrases en un bar y le acribillases a preguntas sería capaz de respondértelas todas, mientras que Casado da la impresión de que empezaría a mirar a su alrededor esperando que algún ayudante le salve la papeleta. Y el “Coletas” qué decir, ese tipo tiene una labia que si te lo encontrases en el bar te respondería todas las preguntas, te respondería las que has pensado pero no le has formulado, te plantearía a ti otras 20 preguntas y encima te vendería una enciclopedia del marxismo por fascículos. Como buen neocomunista es un vendemotos impresionante, eso no se le puede negar. Y el okupa Sánchez pues como parece un modelo publicitario con su 1,90, atlético y guapetón, y habla en un todo como muy conciliador, nunca crispado, pues aunque no diga más que tonterías “seduce” a mucha gente, incluidos hombres no necesariamente homsexuales sino de los que no seguirían a un tipo bajito con chepa y coleta pero sí a un “macho alfa”.

    Y sí, se echa en falta algo así en sector sindicalista nacional/socialpatriota/socialista nacional, la verdad. Uno mira a Mme. le Pen y piensa que aunque ideológicamente se haya alejado bastante de su padre, ya nos daríamos con un canto en los dientes por tener a una Señora así en el entorno patriota español.

    La chavalita de Hogar Social tiene muy buena reputación, aunque su imagen es la de una choni de las que van a fiestas ilegales en los polígonos. Pero una cosa es llevar una ONG pequeñita y otra meterse en política. La organización tiene muy buena imagen incluso entre gente que no es de ideología socialpatriota, pero la organización no es solo ella.
    No sé, parece que fuese un mal endémico que desde los años 30 no haya habido un hombre, o mujer, con verdadera madera de líder, carisma, inteligencia, capacidad comunicativa y empatía con el pueblo en el entorno falangista y “aledaños” en España. Yyo no soy exactamente falangista, pero también creo que es una pena porque sería necesaria mucha más presencia del falangismo en el ambiente, que hay demasiado anarcocapitalista ultimamente disfrazado de patriota, y no miro a nadie, VOX…

Dejar una respuesta