La perversa ignorancia del senador Mulet, de Comprimis. O su patológico sectarismo

La perversa ignorancia del senador Mulet, de Comprimis. O su patológico sectarismo

0
Compartir
loading...
Eduardo López Pascual
Eduardo López Pascual

La perversa ignorancia del senador Mulet, de Comprimis. O su patológico sectarismo

Por Eduardo López Pascual para elmunicipio.es 

Resulta que hay por ahí un representante del Senado español, un tal Mulet, de apellido, que en nombre del partido izquierdoso y valenciano Compromís, abrió la caja de Pandora, en este caso, llena de malas intenciones, para que el pequeño pueblo Valdeaguas del Cerro, elimine o cambie, una de sus calles dedicada a Primo de Rivera, aduciendo que ningún nombre callejero puede exaltar cualquier hecho, que vaya en contra  del espíritu de la triste Ley de Memoria Histórica, dictada por el Gobierno socialista de Zapatero y aceptada por la política complaciente de los populares de Rajoy.

Loading...

Pero lo que ocurre, y posiblemente es para que su cara se caiga de vergüenza, es que dicho senador, además de ofrecer un sectarismo patológico, (para que sea tratado médicamente) es que según el Alcalde de ese pueblito soriano, y no hace falta decir cómo se llama para no despertar al tigre, manifiesta que esa calle no corresponde a José Antonio Primo de Rivera, sino que desde siempre estuvo dedicada al General y presidente del Gobierno de la Dictablanda, 1923 al 29, Miguel Primo de Rivera, con lo que el inefable senador Mulet, demuestra su supina ignorancia y su mala fe, porque ahí el fundador de Falange Española no tiene nada que ver.

Claro que estamos acostumbrados a esa intolerancia izquierdosa con quienes defienden, democráticamente, otras alternativas que no sean el resentimiento o la venganza, pero no puedo callarme ante su falta de conocimiento de la historia del país y de sus hombres y mujeres más emblemáticas, ante su pobre mochila intelectual. Es una lástima, pero a estas alturas confundir al padre con el hijo, Primo de Rivera, nos lleva a la conclusión de que son analfabetos, o prueba un sectarismo no superado por nadie. No sé si a propósito de esto, Mulet y sus compañeros- que esto no es cosa de uno-, han  reconocido su metedura de pata pero me temo que esta gente no entiende de arrepentimientos ni de mirarse al espejo.

Menos mal, porque si lo hicieran se quedarían de piedra con el rostro de tontos  que se les ha quedado. A ver si aprenden un poco de historia y rectifican, que es cosa de bien

Loading...
loading...

Dejar una respuesta