El ‘invierno demográfico’ español se replicará a nivel global

El ‘invierno demográfico’ español se replicará a nivel global

0
Compartir
loading...

Consejos para mejorar la calidad de vida de las personas

El ‘invierno demográfico’ español se replicará a nivel global

El invierno demográfico que atraviesa España nos condena a una población cada vez más pequeña y envejecida. Hace escasos días leíamos que el número de nacimientos bajó un 6% durante 2018 y acumuló un descenso del 40% durante la última década. Sin embargo, el patrón observado en nuestro país coincide con el que se da en otras economías de Occidente y, de hecho, sigue una línea parecida a la que empieza a verse en las proyecciones demográficas de alcance global.

LM / En 1700, la población mundial ascendía a 600 millones de habitantes, un volumen cercano al número de personas que viven hoy en Europa. Un siglo después, esta cifra había crecido hasta llegar a 1.000 millones de personas, un fuerte aumento que anticipaba un cambio de ciclo. Al calor de la revolución industrial y del acelerado crecimiento de las economías de mercado occidentales, el tamaño de la población mundial se había duplicado en 1930, alcanzando los 2.000 millones de personas.

Pero el fuerte ritmo de aumento de la población no solo mantuvo la línea ascendente en las décadas que siguieron, sino que vivió un salto exponencial en la segunda mitad del siglo XX, hasta el punto de que en 1968 se produjo un crecimiento histórico en el número de personas residentes en el globo, con un repunte del 2,1% en relación con el año anterior.

Loading...

Por aquel entonces, numerosos autores advirtieron sobre el colapso que podría experimentar el planeta si se mantuviesen dichos niveles de crecimiento demográfico. El pesimismo en esta materia llega hasta nuestros días y ha llegado a justificar políticas radicales como los programas de esterilización o la prohibición de tener más de un único hijo por familia.

El caso es que, desde los años 70, el ritmo de crecimiento de la población se ha desacelerado de manera progresiva. De hecho, la ratio observada en 2019 es muy similar a la tasa de comienzos de los años 50. Por tanto, aunque la población mundial ha llegado a 7.700 millones, su aumento respecto a 2018 es de apenas un 1,08%, la mitad que en el pico del crecimiento demográfico.

La curva global se invierte en 2100

El aumento de la esperanza de vida hará que el descenso del tamaño de población tarde tiempo en traducirse en un descenso del número total de habitantes del planeta. Así, aunque veremos una subida hasta los 10.900 millones esperados a final del siglo XXI, el descenso progresivo en el número de hijos terminará redundando en una caída de la población global.

Esta tendencia ya la estamos experimentando en España, pero también se ve en gigantes demográficos como China o India. En el caso chino, la tasa anual de aumento de la población era del 2,6% en 1970, pero ha bajado al 0,5% en la actualidad. En el caso indio, el pico se da en 1980, con niveles del 2,3% que están lejos del 1,1% observado hoy.

Loading...
loading...

Dejar una respuesta