Mejorar la letra de los más pequeños sin caer en el intento

Mejorar la letra de los más pequeños sin caer en el intento

0
Compartir
loading...

Alumno Cuaderno

Mejorar la letra de los más pequeños sin caer en el intento

La escritura es una de las herramientas más poderosas de la comunicación, porque es la que permite transmitir cualquier tipo de mensaje. Cuando la escritura es manual, la letra puede expresar parte de su identidad. Aunque la letra es algo único y personal, es muy importante que sea legible para que no pierda sentido.

La escritura debe empezar a practicarse desde pequeño. Así como se les enseña a los niños cómo coger la cuchara, también se les debe enseñar a coger el lápiz correctamente. Si los niños ya tienen una mala letra, se les puede ayudar a mejorar para que puedan expresarse por medio de la escritura.

¿Cuáles son las causas de la mala letra en los niños?

Una serie de procesos un poco complejos acompañan de manera combinada el aprendizaje de la escritura. Entre esos procesos está el tener que traducir los sonidos a letras, dominar ciertas destrezas de motricidad fina para poder realizar trazos precisos, aparte de coordinar la mano con el ojo y ordenar lo escrito en un espacio determinado.

De la manera en cómo se organizan estos procesos va a depender la mala o buena escritura. Las causas de una caligrafía pobre pueden deberse a un mal agarre del lápiz, a escribir demasiado rápido o tener poca destreza en la motricidad fina.

Loading...

También puede ser por tener alguna dificultad en el aprendizaje. Cuando el niño no es capaz de escribir lo que piensa es porque presenta una dificultad conocida como disgrafía, que es cuando se interrumpe la comunicación entre la mano y el cerebro.

Otra de las causas que genera una mala letra, es que el pequeño padezca algún malestar emocional que afecte a su estado de ánimo y esto se vea reflejado en la letra. Es por eso que se tiene que observar e indagar sobre las verdaderas causas, ya que si persiste la mala letra, esto puede ser un indicador de que algo no esté bien.

¿Qué se necesita para mejorar la escritura?

Para poder tener la habilidad de una buena letra y una escritura ordenada, ésta se debe desarrollar desde una temprana edad. Algunos consejos para mejorar la letra de los más pequeños se describen a continuación.

Uno de los principales factores que favorecen la mejora de la escritura es tener una postura corporal adecuada y también un correcto agarre del lápiz.  Esta posición debe ser con la espalda recta y la cabeza no debe acercarse demasiado al papel, lo más importante es que el niño se sienta cómodo, sin tensión y relajado.

La forma de sujetar correctamente el lápiz es colocando los dedos en una posición determinada sin apretar mucho, para que este agarre sea cómodo. Esta sujeción ayudará a tener una caligrafía excelente. Los niños deben tener contacto con lápices y libros desde pequeños para que se vayan familiarizando.

Antes de empezar con el aprendizaje de la escritura se deben tener en cuenta las destrezas motrices. Para ello hay diversas actividades y herramientas que ayudan a desarrollarlas, como cuadernos educativos y fichas diseñados para ese fin. Es hacer de la enseñanza algo divertido a la vez que aprenden, aportando un recurso eficaz y dinámico.

Loading...

Trucos para que el niño mejore la letra

  • Escribir en hojas divididas por renglones: esto es de gran ayuda para que los niños al escribir no vayan torciendo el texto y también para que puedan hacer las letras de un tamaño adecuado. Con el tiempo y la práctica el niño se hará más limpio y ordenado, a la vez que aprenderá a respetar los márgenes y conseguirá una mejor caligrafía.
  • Cuadernos y juegos para mejorar la letra: es un hecho demostrado que la actividad lúdica es una excelente estrategia para estimular la escritura en los pequeños. Hoy en día, hay infinidad de fichas, actividades y herramientas para orientar a los alumnos en sus producciones escritas, y de esta manera, dotarlos de destrezas narrativas.
  • Actividades para desarrollar destrezas manuales: para poder ir estimulando las capacidades manuales, es necesario realizar actividades y juegos con los dedos, como jugar con plastilina, dar palmadas siguiendo ritmos sencillos, así como recortar imágenes de periódicos y revistas para adquirir precisión con las manos.
  • Manualidades para mejorar la coordinación óculo-manual: se puede entrenar al niño para que tenga la capacidad de coordinar el ojo con la mano, por medio de actividades como insertar bolitas en un collar o enroscar y desenroscar objetos.
loading...

Dejar una respuesta