VOX logra un lleno en Vistalegre y se posiciona favorito en las...

VOX logra un lleno en Vistalegre y se posiciona favorito en las encuestas

1
Compartir
loading...

Acto de VOX en Vistalegre

VOX logra un lleno en Vistalegre y se posiciona favorito en las encuestas

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha arrancado la precampaña electoral para el 10-N con un multitudinario acto en el Palacio de Vistalegre en Madrid y con más órdagos a Pablo Casado y a Albert Rivera. «Nosotros tenemos el poder para proteger a los españoles de los enemigos», ha expresado Abascal, subrayando sus diferencias con el Partido Popular y Ciudadanos. «O el consenso progre o nosotros», ha insistido.

ABC / La escenografía ha mantenido la épica y la mitología que suelen acompañar los actos de Vox. En el escenario, en el centro de la antigua plaza de toros de Vistalegre, llena hasta la bandera, se colocaron unas grandes columnas, como las de Hércules en el escudo de España, las que sostienen el emblema de la España imperial «Plus Ultra» (En latín; «Ir más allá», lema del encuentro), para proteger las espaldas de la dirigencia de Vox.

Abascal ha vuelto a rechazar la coalición de España Suma que ofrece el líder del PP, Pablo Casado, a Vox y Ciudadanos porque, según él, busca apartar a Vox del tablero: «Que se retiren ellos que no sirven para nada», ha defendido desde el escenario. «Se han dejado barba para parecerse a Mariano Rajoy. Esa es la barba que lleva hoy Pablo Casado; la de Rajoy, que se aparten ellos si tienen miedo», ha espetado Abascal, levantando entre aplausos a los asistentes del acto.

Además, ha criticado con dureza la decisión del Gobierno del PSOE de exhumar a Francisco Franco. «Pretenden hacer la campaña electoral más burda y lamentable que se ha hecho en la democracia para enfrentar a los españoles. (…) Los restos del general Franco son solo la excusa. El objetivo es destruir la reconciliación de los españoles, es reescribir la historia, deslegitimar a la monarquía y derrocar a Felipe VI», ha continuado.

Loading...

Después, el presidente de Vox ha seguido defendiendo las medidas más representativas y las líneas maestras de su formación: la derogación de la Ley de Memoria Histórica y de la Ley de Violencia de Género, la ilegalización de los partidos independentistas, la devolución de manera inmediata de los inmigrantes irregulares y su defensa del negacionismo del cambio climático.

En total han sido 13.500 personas las que han asistido esta mañana al acto. El espacio y la fecha del encuentro no son casualidad, sino que ya forman parte de la historia del partido: «Hace un año éramos poco más que un grupo de amigos», ha rememorado el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.

El pasado octubre, cuando Vox aun era una fuerza sin representación parlamentaria, el CIS auguraba su entrada en el Congreso con en torno a seis parlamentarios, sacó músculo político para celebrarlo y llenó Vistalegre: 10.000 asistentes dentro y 3.000 fuera. Público que este domingo han superado con éxito. Luego, el 2-D irrumpieron en el tablero político andaluz con 12 parlamentarios autonómicos siendo llave del Gobierno y el 28-A entraron con 24 diputados en la Cámara baja.

La pretensión del partido de cara al 10-N es reforzar sus siglas y su espacio político para diferenciarse del Partido Popular y Ciudadanos. Los mismos actores a los que tildaron hace un año de ser la «derechita cobarde» y la «veleta naranja». Tesis que hoy mantienen. «Sin complejos, ni miedo a nada ni a nadie y sin pedir perdón; Vox Plus Ultra», ha arrancado Abascal su discurso.

Loading...
loading...

1 Comentario

  1. Vox quiere privilegiar la inmigración procedente de América Latina para atajar el problema de la despoblación en España

    Mi voto no lo tendrán nunca, en un país como España con millones de parados autóctonos, seguir trayendo mano de obra barata desde el tercer mundo es suicida

Dejar una respuesta